Home

Política

Artículo

reforma política
Ahora la rendición de cuentas no estaría a cargo de los candidatos sino de los partidos políticos. - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

política

Lanzan alerta por posible eliminación de rendición de cuentas de campañas políticas; ¿qué pasó?

Transparencia por Colombia envió una comunicación al Consejo Nacional Electoral en la que puso de manifiesto su preocupación.

La organización Transparencia por Colombia lanzó este lunes una voz de alerta por cuenta de la eliminación de la obligación que tienen actualmente los candidatos a cargos de elección popular de entregar sus informes de ingresos y gastos ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), cuyo cumplimiento se realiza desde hace varios años mediante el aplicativo Cuentas Claras.

La alerta se generó luego de un artículo publicado por SEMANA, en el que se revela que la sala plena del Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó una nueva línea doctrinal en la que se establece que los aspirantes a cargos de elección popular solo tendrían que entregar esta rendición de cuentas a sus respectivos partidos políticos, que serán los responsables de enviar estos reportes a la autoridad electoral a través de Cuentas Claras.

Esta decisión se tomó debido a que actualmente la ley 1475 de 2011, que es la que regula los procesos electorales, no establece esta obligatoriedad para los candidatos de reportar sus cuentas ante las autoridades electorales. Es decir, se venía aplicando el procedimiento de manera errónea.

Además, con esta nueva disposición, se busca que los partidos adquieran más responsabilidad frente a los candidatos que avalan, pues actualmente las colectividades “se lavan las manos sobre el actuar de sus aspirantes”.

Sin embargo, Transparencia por Colombia, si bien reconoce que es importante que los partidos políticos asuman una mayor responsabilidad frente a sus candidatos, asegura que, esta decisión del CNE significaría “una contradicción del marco constitucional y normativo vigente en materia de rendición de cuentas de campañas, y generaría varios riesgos para la transparencia de la financiación política en el país”.

“Al eliminar la obligación de reporte de ingresos y gastos de cada campaña y su registro a través de Cuentas Claras, debilitaría las capacidades del Estado para hacer seguimiento a presuntas irregularidades y delitos electorales asociados a la financiación electoral de manera oportuna, pues, sin esta información individualizada, será aún más difícil ejercer control sobre las campañas”, indicó la organización en un comunicado.

Esta medida, según Transparencia por Colombia, podría también poner en riesgo derechos ciudadanos asociados al acceso a la información sobre el financiamiento de la política como mecanismo para ejercer un voto informado, desconociendo, además, recomendaciones de observaciones electorales internacionales recientes orientadas a fortalecer Cuentas Claras y el reporte de gastos de campañas mediante esta plataforma.

“Enviamos una carta al pleno de magistrados del Consejo Nacional Electoral expresando nuestra profunda preocupación por este aparente cambio que, de ser cierto, sería un grave retroceso en la rendición de cuentas de los candidatos y un riesgo para nuestra democracia, en particular con miras a las elecciones locales de 2023″, indicó Andrés Hernández, director ejecutivo de Transparencia por Colombia.

Esta nueva doctrina, que se socializó durante tres semanas entre todos los magistrados y sus asesores, generó un agudo debate jurídico, pues este cambio podría llevar a que haya más opacidad en la información que se reporta.

Actualmente, los ciudadanos, a través de Cuentas Claras, pueden conocer en detalle quién le donó a cada candidato, quién le prestó dinero, cuánto gastó y en qué lo gastó, esto con el fin de hacer veeduría ciudadana más rigurosa, mientras que el reporte que hacen los partidos políticos ante este mismo portal es más general e indica únicamente ingresos y gastos de los aspirantes.

Sin embargo, en la discusión que se dio en las últimas semanas, los magistrados coincidieron en que, como el reporte de cuentas es un requisito para que los partidos puedan acceder a reposición de votos, esta nueva disposición, por el contrario, obligará a que sean más rigurosos con los candidatos y hagan pedagogía a la hora de pedirles cuentas o, de lo contrario, se estaría afectando el bolsillo de las agrupaciones políticas.