Tendencias

Home

Política

Artículo

El senador Jota Pe Hernández, uno de los congresistas más votados
El senador Jota Pe Hernández habla sobre los alternativos que no quieren reducirse el salario. - Foto: Congreso de la República

política

“Los alternativos se me están haciendo los locos”: senador Jota Pe Hernández sobre su proyecto para reducir salarios de congresistas

En entrevista con SEMANA, el senador denunció que el progresismo en el Congreso aún no se manifiesta a favor de su proyecto de ley.

SEMANA: ¿En qué consiste su propuesta para bajar los salarios de los congresistas en menos de un año?

Jota Pe Hernández (J.P.): Es el proyecto número 19 que estamos presentando. Se ha presentado este proyecto 18 veces durante 22 años y 18 veces lo han hundido. Ni siquiera ha pasado de primer debate. Parece que es una meta imposible, pero no lo es porque llegó alguien del pueblo a demostrar que aquí lo que están es mintiéndole a Colombia.

Es un proyecto de ley que hemos radicado, el 097 de 2022, con el que pretendemos reducir los ingresos de los congresistas. El titular de hoy es que aumentó el salario de los congresistas, cuando debería ser lo contrario. Se aumenta la brecha entre el Congreso y el pueblo.

Lo que buscamos con este proyecto es modificar la Ley Cuarta. Para los colombianos que no lo saben, los ingresos de los congresistas se componen de tres partes: salario, gastos de representación y una prima especial de servicios que puso el expresidente Juan Manuel Santos en 2013, vía decreto.

Esa prima especial de servicios es la que queremos quitar, esa es la que nosotros podemos tocar teniendo la buena voluntad de los congresistas. Quitando las excusas pendejas que siempre han estado poniendo para no hacer realidad esto, para no bajarse sus privilegios. Es posible lograrlo en cuatro debates, es posible lograrlo en un año y en este periodo, de 2022 a 2026.

SEMANA: Si el salario de los congresistas está en un poco más de 35 millones de pesos, ¿de cuánto sería la reducción si se aprueba su proyecto de ley?

J.P.: La idea es que se reduzca el salario de los congresistas en unos 10 millones de pesos. Queda un salario de 25 millones de pesos. Muchos van a decir que sigue siendo alto, pero, ¿qué hacemos?

Es una forma de reducirlo para que esta gente acepte, para que los congresistas se motiven a bajarse un poco sus ingresos. Si quitamos más, pasan dos cosas. Primero, nos complicamos el proyecto, porque lo que podemos tocar por ahora es esa prima especial de servicios, que es de 11 millones. Por ese lado, si quisiéramos más, nos complicamos porque tendríamos que tocar otras cosas que constitucionalmente se nos hacen difíciles. Segundo, no van a querer porque van a decir que ellos también tienen sus gastos. Entonces, eso es lo que nosotros pensamos bajar, unos 10 millones de pesos, tocar esa prima especial de servicios y que quede el salario de los congresistas en 25 millones de pesos mensuales.

SEMANA: ¿Qué opina del proyecto de reforma al Congreso del Pacto Histórico? Esta promete esa misma reducción, pero para 2026.

J.P.: Llevaba trabajando semanas, ellos presentaron el proyecto primero. Lo presentaron por la vía que es más complicada. De los 18 proyectos, 15 veces lo han presentado así. 15 proyectos se presentaron como reforma constitucional.

Nosotros llevábamos semanas buscando otra vía. Yo ponía un ejemplo: no es lo mismo que subas a Monserrate por el teleférico, a que subas por las escaleras.

Nosotros estábamos buscando una vía más fácil, que fuera posible y que fuera inmediata. Encontramos la modificación a la Ley Cuarta, que es lo que nosotros estamos proponiendo y ha sido revisado por más de 40 congresistas. Ya fue revisado, incluso, por Humberto de la Calle y Antonio Navarro Wolff, que es un hombre de experiencia, y el proyecto es viable. Se puede dar y les digo a los colombianos que lo único que se necesita es voluntad por parte de los congresistas. La misma voluntad que tengo yo como senador y ya lo dije semanas atrás. Hasta el momento que se cumpla este proyecto, voy a donar el 30 % de mi salario a personas que tengan necesidad. El 30 % de mi salario lo voy a compartir hasta que se cumpla este proyecto porque el ejemplo empieza por casa.

SEMANA: ¿Ya sabe a quién donará su salario?

J.P.: Ya, y Colombia lo va a conocer. El 31 de agosto, apenas recibamos el primer salario total, nosotros le vamos a mostrar a los colombianos para dónde se va ese 30 %.

SEMANA: Son familias, fundaciones...

J.P.: Son personas que han tenido que pasar hambre, como mi familia y yo tuvimos que pasar hambre durante muchos años. Durante mucho tiempo tuvimos que acostarnos sin comer. Vengo de una familia de vendedores ambulantes, en la calle completamente. Hemos vivido una cantidad de cosas y personas que estén viviendo lo que nosotros vivimos años atrás, a ellos les quiero ayudar. Porque de allá vengo y por ahí pasé.

SEMANA: Cuénteme sobre esos congresistas alternativos “hipócritas” que no quieren apoyar su iniciativa.

J.P.: Llegó la hora de que Colombia empiece a conocer a esos que se ponen una máscara en campaña y se la quitan. Actúan de una manera diferente una vez son elegidos. Llegó la hora de que los colombianos los conozcan y claro que los nombres se van a saber. No voy a tener necesidad de mencionarlos porque se van a saber cuando ustedes revisen las listas de quiénes firmaron y quiénes no firmaron. Sacarán excusas tontas, pero no sé cómo van a lograr que sus argumentos tengan validez cuando vean que 60 senadores y 100 representantes a la Cámara firmaron el proyecto. Cómo es que la mayoría está de acuerdo, es un proyecto revisado y es viable, y ellos van a sacar una excusa tonta para no apoyar algo que los colombianos han estado pidiendo durante 22 años.

SEMANA: ¿Cómo fue este episodio de la senadora alternativa que le dijo que no quiere apoyar la reducción?

J.P.: Ayer me encontré a una senadora, perteneciente a un partido alternativo que prometió reducción de ingresos para congresistas, que hicieron campaña con eso y se hicieron elegir con esa bandera. A esa senadora le digo yo, muy amablemente: “senadora, quiero por favor que me permita enviarle mi proyecto para que lo estudie y se adhiera. Es un proyecto con el que le vamos a enviar un buen mensaje a Colombia. Reduzcámonos los ingresos”. La respuesta fue grosera, así la catalogo. Me dijo: “Yo con eso no voy, eso es demagogia, yo no me voy a bajar mi sueldo por nada del mundo porque yo lo que necesito es plata”.

A mí me dejó sorprendido porque yo soy nuevo, yo ganaba más como creador de contenido digital, llego a ganar menos en el Congreso, prometo que voy a donar el 30 % de mi salario y esta señora, que ya lleva varios periodos en el Congreso, me viene a decir que lo que necesita es plata y que no se baja el salario. Me dejó impactado, es gente que le importa cinco cumplirle al pueblo. Es gente que ya está acostumbrada a traicionar y a mentirle a quienes los eligen.

SEMANA: ¿Quién es la senadora?

J.P.: Tengo una estrategia y ya lo he mencionado. Necesito 60 firmas en Senado y 100 en Cámara. Si menciono el nombre de ella, fácilmente su partido no me va a firmar porque van a decir que los estoy atacando. Se van a amangualar, van a encontrar la excusa perfecta y no quiero darles motivos para que no firmen. Necesito la gran mayoría. Ojalá no fueran 60, ojalá fueran 80 o 100.

El santandereano se posesionó como congresista el 20 de julio.
El santandereano se posesionó como congresista el 20 de julio. - Foto: Facebook Jota Pe Hernández.

SEMANA: Al menos denos el partido...

J.P.: Precisamente, ese es el punto al que voy. Necesito las firmas de ese partido. Si yo menciono a esa senadora, el partido va a encontrar la excusa perfecta para que, como bancada, no apoyen el proyecto.

SEMANA: ¿Cómo le va con apoyos de partidos tradicionales?

J.P.: Durante 10 años duré haciendo crítica política en medios, haciendo un noticiero que le daba muy duro a los partidos tradicionales. Ahora me sorprendo cuando radico mi proyecto y me doy cuenta de que son precisamente esos partidos los que más están firmando. Tengo un total de casi 8 senadores del Centro Democrático, eso es impresionante porque ellos tienen solo 13 senadores. Entre esos, el más votado, que es el senador Miguel Uribe. También el más votado de Cambio Radical, el senador David Luna. También del Partido Liberal, el senador Fabio Amín. Entonces los partidos tradicionales están ahí, apoyando y preparados para hacer esa reducción de ingresos. Los partidos alternativos se me están haciendo los locos y con ayuda de Colombia, los medios y creadores de contenido, vamos a sacarlo adelante.

SEMANA: ¿Cómo le ha ido con la bancada de la Verde Centro Esperanza?

J.P.: Todos mis compañeros han sido muy amables conmigo, tenemos una muy buena relación. Cada uno está enfocado en hacer sus proyectos y responderle a su gente en cada área. Han sido muy amables, pero yo espero que se unan a este proyecto y le demos un buen mensaje a Colombia. Los sigo esperando, sigo esperando a los alternativos. Sigue la lista abierta y espero que se una la mayoría. De todas maneras, dejo una claridad. Acá llegué sin amigos. Cuando me lancé a esto, que lo pensé mucho, no conocía políticos, senadores o representantes. Llegué solito, tal y como hice la campaña, así llegué. No tengo amigos y si me tengo que ir sin amigos, me voy sin amigos. De que le respondo al pueblo, le respondo.

SEMANA: Será un veedor del Congreso...

J.P.: Así es. Como ustedes saben, las redes y los medios son muy fuertes. Serán los colombianos quienes conozcan quiénes cumplen y quiénes no a través de esos medios. Ellos deciden qué mensaje le quieren dar a sus electores y a Colombia. Nosotros, por ahora, seguimos trabajando y cumpliendo.