política

María Fernanda Cabal se le fue encima a la ministra de trabajo de Petro y la llamó “militante roja”

Este nombramiento ha generado fuertes reacciones en el país.


La designación de Gloria Inés Ramírez como la ministra de Trabajo una vez comience el gobierno de Gustavo Petro, ha generado diversas reacciones, no solo en las redes sociales, sino en todo el panorama político, donde incluso le han recordado su cercanía con las Farc y las opiniones a favor de mandatarios como Rafael Correa, Hugo Chávez y Evo Morales.

Ramírez fue anunciada en el cargo este sábado 6 de agosto por el mismo Petro, quien la calificó como “una defensora de los derechos humanos y la reivindicación de los trabajadores” y recordó que “ha sido una mujer que ha luchado por los derechos de las mujeres y la equidad de género”.

Sin embargo, no hay que olvidar que todo nombramiento llega con su cascada de reacciones, unas a favor y otras en contra, siempre ajustadas a los intereses y creencias de quienes las emiten, y esta ocasión no ha sido la excepción, ya que incluso muchos han aprovechado para decir que Colombia está entrando en el “socialismo del siglo XXI”.

Una de las reacciones más airadas por ahora es la de la senadora María Fernanda Cabal, una de las lideresas de la oposición en el país, quien dijo que Ramírez es una “izquierdopata”, recordó que ella hace parte del Partido Comunista y por tanto es una “militante roja”.

“Tan incoherente la militante roja: Chávez mató de hambre a su propio pueblo. Estamos rodeados de izquierdópatas y alucinados”, dijo Cabal en uno de sus trinos.

Cabe recordar que tan solo dos horas antes, Cabal también se había despachado contra la condecoración que recibió Gustavo Petro de manos del presidente Iván Duque, la cual no cayó para nada bien entre los uribistas, quienes aseguraron que se sintieron humillados, ante lo que calificaron como una traición.

El viernes 5 de agosto, el presidente saliente Iván Duque le otorgó tres condecoraciones al presidente electo Gustavo Petro. En el acto protocolario, el futuro mandatario recibió la Orden de Boyacá Gran Collar, la Orden de San Carlos Collar y la Orden Nacional al Mérito Gran Cruz Extraordinaria.

Gloria Inés Ramírez y sus arengas a favor de Chávez, Corre y Evo Morales

Por medio de su cuenta de Twitter, el representante a la Cámara por Bogotá y miembro del Centro Democrático, Andrés Forero, publicó un video en el que Ramírez da un discurso sobre los tres personajes ya mencionados y se consulta si el país está entrando en la senda del “Socialismo del Siglo XXI”.

“Ya quisiéramos nosotros que aquí estuvieran las ideas de Chávez, de Evo, de Rafael Correa y de todos los que están construyendo patrias soberanas e independientes”, se le escucha decir a la ministra de Trabajo designada para el gobierno de Gustavo Petro, sobre los expresidentes de izquierda, que llegaron a estar más de 10 años en el poder.

¿Quién es la nueva ministra de Trabajo?

Gloria Inés Ramírez es licenciada en Física y Matemáticas de la Universidad Tecnológica de Pereira, es magíster en Desarrollo Social y Educación de la Universidad Pedagógica Nacional, especialista en Garantía de Derechos Laborales de la Universidad de Toledo (España), así como tiene un diplomado en Economía, política social y género de la Pontificia Universidad Javeriana.

Fue presidenta de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), integrante del comité ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), asesora temática de la Casa de la Mujer Stella Brand de Pereira, activista de la Red Nacional de Mujeres e integrante de la bancada bicameral de mujeres del Congreso de la República.

Además, fue representante por el Senado de la República ante el Parlamento Andino de Mujeres, presidenta de la Comisión de Paz y Acuerdo Humanitario del Senado de la República, vicepresidenta de la Comisión Séptima Constitucional Permanente del Senado de la República e integrante del Consejo Nacional de Paz.

Ramírez es la autora de la ley del feminicidio, que en su momento tipificó ese delito, estableciendo que el agresor tendría cárcel y no pena domiciliaria, perdería la patria potestad, sería inhabilitado laboralmente por más de 20 años y debería presentar un certificado de género y derechos humanos para desempeñar sus labores.

Noticias relacionadas