política

Presidente Petro alertó que Colombia vivirá una emergencia invernal peor a la de 2010

El jefe de Estado indicó que las alcaldías deben estar preparadas para atender las emergencias por inundaciones o deslizamientos de tierra.


El presidente Gustavo Petro alertó que es inminente que el segundo semestre de 2022 Colombia registre una fuerte ola invernal, la cual, de acuerdo con los expertos, podría ser peor que la registrada en el país en 2010 en el gobierno del exmandatario Juan Manuel Santos.

Petro, al término de un consejo de seguridad que lideró en Chocó en compañía de la cúpula de las Fuerzas Militares y de Policía, reveló que expedirá un decreto en el que definirá unos lineamientos claros para que sean atendidos por todos los alcaldes de país.

El mandatario del Pacto Histórico señaló que el la misión que tiene el Gobierno nacional es el de mitigar a los más mínimo las alertas, con la reubicación de población que puede estar bajo amenaza de deslizamiento de tierra o de inundaciones por las fuertes precipitaciones y aumentos de los caudales de los ríos.

“Hay una amenaza real de orden climático. Todos los indicadores tratan de mostrarnos que este semestre vamos a tener una ola invernal muy, pero muy fuerte, similar o superior a la que se vivió en el año 2010, ojalá no sea así”, sentenció Petro.

También dijo: “Pero hay que prepararse, hay que mitigar el riesgo, disminuir el riesgo, antes que la emergencia nos coja por sorpresa. Vamos a ordenarles a los alcaldes por medio de un decreto en el que todos los alcaldes tengan un mapa de riesgo”.

“Para que los alcaldes actúen en escenarios sobre eventuales inundaciones, remociones en masa y reubicación, cuyo costo tiene que hacerse por medio del Gobierno nacional con una acción permanente del Ministerio de Vivienda y Ministerio de Agricultura”, subrayó Petro.

Otros anuncios del consejo de seguridad de Chocó

Por otro lado, en ese mismo consejo de seguridad, Petro anunció un revolcón en ese tipo de sesiones regionales, las cuales se transformarán en una “seguridad humana” acabando con la participación exclusiva de las Fuerzas Militares y de Policía.

El jefe de Estado detalló que de ahora en adelante en las regiones del país se vinculará en las sesiones de “seguridad humana” a diferentes instituciones “no armadas” para que se adhieran y aporten a la resolución de la violencia de manera definitiva y que se prolongue en el tiempo la mitigación de fenómenos de alteración del orden público.

“La composición del consejo de seguridad netamente de la Fuerza Pública tiene unas competencias, pero no logra en sí misma solucionar de manera definitiva problemas del violencia en una región como Chocó, por poner un ejemplo”, indicó Petro.

Y insistió el mandatario colombiano: “Para ello se necesita un concepto que venimos defendiendo y que ahora vamos a practicar, que es el concepto de seguridad humana, que implica que estos consejos de seguridad no solo sean de la Fuerza Pública, sino también de una serie de instituciones que pueden ser claves sin estar armadas”.

“Por ejemplo, la Universidad del Chocó, la institución pública de educación, la institución de salud del departamento, porque parte de la violencia que tiene como protagonista al joven, sea como víctima o victimario, puede disminuir sustancialmente si hay formas mucho más atractivas para la vida del joven”, anotó el jefe de Estado en las declaraciones que dio al finalizar el consejo de seguridad en el Chocó.