Tendencias

Home

Política

Artículo

Alexander López pidió que los funcionarios del Gobierno respondan por esa polémica. - Foto: SEMANA

política

“Que el Gobierno del presidente Petro dé claridad sobre los sobrecostos absurdos”: Alexander López frente a electrodomésticos de lujo y fina lencería

El congresista del Pacto Histórico pidió que los responsables respondan ante la justicia y salgan del “gobierno del cambio”.

El senador del Pacto Histórico Alexander López Maya pidió que se esclarezca de parte del Gobierno la polémica de los millonarios contratos con los que se compraron televisores, licuadoras, plumones de ganso, entre otros elementos de lujo.

“Urgente que el Gobierno del presidente Gustavo Petro dé claridad sobre los sobrecostos absurdos de sabanas, duvets y TV y sobre la idoneidad de los contratistas. Quienes hayan cometido irregularidades deben responder ante la justicia y deben salir del Gobierno del cambio”, aseguró López.

El pedido de López al Gobierno del que es cercano recibió el reconocimiento de políticos de otros sectores. “Esa es y debe ser siempre la actitud”, le reconoció el excongresista Jaime Felipe Lozada.

Por su parte, otros miembros del Pacto se han pronunciado. Bolívar también pidió que los funcionarios respondan, pero defendió al presidente Petro, diciendo que él no tiene tiempo para hacer esas compras.

“Austeridad es la orden de Petro a sus funcionarios. No creo que él tenga tiempo de hacer compras. Sus reuniones van hasta media noche. Apenas tiene tiempo de dormir y lo comprado no se ajusta a su nivel de exigencia. Creo que algún funcionario se quiso lucir. No están cuidando al presidente”, dijo Bolívar.

La compra de los elementos para Francia Márquez y Gustavo Petro ha generado reacciones desde todos los sectores. El senador David Luna, de Cambio Radical, cuestionó que se les está devolviendo la estrategia que el Pacto Histórico criticó a los gobiernos anteriores.

“La indignación que tanto se empeñó en despertar el presidente Gustavo Petro, se le está devolviendo con creces hoy, por la compra descarada de un televisor de 27 millones de pesos. La estrategia de la indignación para hacer política no es el camino. Es como un boomerang que siempre se devuelve”, aseguró el senador Cambio Radical.

Los contratos que han generado polémica son dos que fueron firmados por el Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre). Uno de ellos fue suscrito por 93.084.400 pesos. Allí se incluyeron, entre otras, un televisor Samsung de 85 pulgadas, por un valor de 27.499.900 pesos; otro televisor Samsung de 70 pulgadas, por 10.867.000 pesos; una licuadora digital de diez velocidades, por 1.846.000 pesos; una cubiertas de vitrocerámica eléctrica Le Cuisine, por 7.338.400 pesos; y dos cubiertas de vitrocerámica inducción Le Cuisine, por 34.815.000 pesos.

El otro contrato fue firmado por 79.999.800 pesos que incluye dos plumones de ganso por 8.159.800 pesos, cuatro Duvet de 500 hilos por 11.560.000 pesos, ocho duvet king tela 300 hilos por 15.200.000 pesos, y cuatro juegos de cama de tela de 500 hilos, por 8.440.000 pesos, entre otros.

El proveedor de ambos contratos fue la firma Polyflex por un total de 173.084.200 pesos. En el caso de la compra de los electrodomésticos se detalla que fue suscrita el pasado 26 de septiembre. El propósito era “contratar la adquisición para reposición y dotación de electrodomésticos de hogar para las Casas Privadas del Señor Presidente y Señora Vicepresidente de la República del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República”.

El director del Dapre, Mauricio Lizcano, ya le salió al paso a las críticas. “Amoblar las casas privadas es un deber del Dapre luego de previas solicitudes de los jefes administrativos de cada casa y todas las compras como en este caso, se hacen a través de la tienda virtual de Colombia Compra Eficiente, un mecanismo transparente”, aseguró Lizcano.

Hasta el momento, ni el presidente Gustavo Petro ni la vicepresidenta Francia Márquez se han referido al polémico contrato, sin embargo, desde distintos sectores han criticado que se hayan suscrito cuando el mensaje del Gobierno ha sido la austeridad y “el cambio” en las políticas.