Home

Política

Artículo

Sergio Fajardo presentará queja ante el Consejo Nacional Electoral contra Gustavo Petro.
Sergio Fajardo se mostró en contra del anuncio de Gustavo Petro de acabar con los frigoríficos. - Foto: SEMANA

política

Sergio Fajardo se fue en contra del presidente Gustavo Petro por la idea de revivir mataderos municipales: “es una decisión improvisada, populista”

El exgobernador de Antioquia cuestionó la medida que anunció el mandatario en los últimos días de acabar con los frigorífocos del país.

El excandidato presidencial Sergio Fajardo se mostró en contra de la idea que lanzó en los últimos días el presidente Gustavo Petro de volver a los mataderos municipales.

“Revivir mataderos municipales es una decisión improvisada, sin el rigor de la información y con un gran desconocimiento de lo que ha ocurrido en los últimos 15 años. Una típica acción populista: solución simple para un problema complejo”, aseguró Fajardo.

Según anunció Petro, su idea surgió porque quiere combatir los “monopolios de frigoríficos de carne de res”. “Se ha llegado a ese punto porque el Invima acabó con la figura del matadero municipal. Hay que dar vuelta atrás”, afirmó el mandatario.

Petro pidió que el Invima tenga un rol fundamental en ese propósito. “El Invima tiene que jugar el papel de democratizador de la economía y no de concentrador de la economía colombiana”, aseguró cuando se cumplieron sus primeros 100 días de mandato.

Según Petro, el precio de la carne de res en el país estaría elevado porque se iguala al que se le paga a los que exportan en pie. Por eso considera que acabando ese “monopolio” y retornando a la figura de los mataderos municipales, el precio disminuiría.

“Hoy se ha elevado el precio interno de la carne, no porque cueste más, sino porque han equiparado el precio internacional de la carne que le pagan al exportador de ganado en pie y el producto de eso es hambre en Colombia”, aseguró el mandatario.

Asimismo, dijo que se trata de una especulación de ese “monopolio”. “Más exactamente un oligopolio en la transformación del ganado en carne para la venta al público y esto se elimina si se democratiza”, afirmó el mandatario.

Los frigoríficos se pronunciaron en contra de ese anuncio del mandatario. Aseguran que realmente no varía mucho el precio de la carne por el sacrificio del ganado en frigorífico al matadero y que el impacto es mínimo. “Estamos hablando de costos por aumentar la distancia de transporte, o el tiempo de transporte de los animales, un recorrido adicional que realmente, en un animal que pesa 500 kilos, no alcanza a tener un impacto de 2,3 %”, le dijo a SEMANA Álvaro Urrea, presidente de ese gremio.

Urrea agregó que volver a ese modelo no determinaría que el precio de la carne disminuya y sí podría traer otras consecuencias de salubridad. “No hay correspondencia con la explicación de que se debe a que no hay mataderos públicos en los pueblos”, afirmó el líder gremial.

Y agregó: “Los mataderos fueron administrados por el Estado (...) no había garantía de ningún tipo. No existía una estructura, ni sanitaria ni ambiental: los desechos los enterraban o los botaban a los ríos; la sangre, el estiércol, la grasa, todo lo que hoy tiene una disposición final controlada por las autoridades, en esa época se enviaban al río o se enterraba”. El dirigente gremial alertó que eso podría llevar al país 15 años atrás en el sector.

Aunque reconoció que el frigorífico puede costar más que un matadero en un inicio, se debe mirar el costo-beneficio, especialmente para los consumidores. Además que esos espacios se deterioraron porque los recursos que obtenían los alcaldes iban para otras necesidades.

“En consecuencia, el Estado venía perdiendo dinero con sus mataderos, había que pagar servicios públicos, nómina, impuestos, contratistas. En todos los casos daban pérdida”, afirmó Urrea.

El líder del gremio aseguró que tampoco se trata de un oligopolio como dijo Petro. Sino que, a pesar de que está en manos de privados, hay más de 300 dueños de diferentes plantas en el país y que son los públicos que se le han medido al negocio y hoy están en pérdidas.

“Invito a la Contraloría y a la Procuraduría a que revisen esos municipios en donde hay mataderos y no están dando utilidad”, aseguró Urrea.