Redes Sociales_ Whatsapp, Instagram, Telegram, Twitter
Twitter es una aplicación que cuenta con más de 350 millones de usuarios. (Foto de Nikolas Kokovlis / NurPhoto a través de Getty Images) - Foto: Getty Images

tecnología

Estafas en Twitter: tips para no caer en la nueva modalidad de robo

Ciberdelincuentes están suplantando marcas reconocidas para robar información de los usuarios.

Con el paso de los años, Twitter se ha logrado posicionar como una plataforma de gran popularidad para quienes buscan un espacio en donde poder informar, debatir o expresar una opinión de manera interactiva.

De hecho, actualmente la app cuenta con cerca de 345 millones de usuarios y justamente por ello este servicio también es un objetivo de interés para los ciberdelincuentes.

Según Twitter, recientemente se ha registrado un incremento de los usuarios que han sido víctimas de mensajes directos fraudulentos en la plataforma.

La marca explicó que los estafadores están usando la modalidad de phishing (suplantación), para enviar mensajes directos, haciéndose pasar por funcionaros de Twitter para solicitar datos de inicio de sesión y contraseñas.

Estos mensajes fraudulentos suelen estar acompañados por enlaces y archivos maliciosos que son creados para infectar el dispositivo del usuario o robar la cuenta de la víctima.

Ante esta situación, Twitter ha emitido una serie de recomendaciones para que sus usuarios puedan elevar la seguridad de sus cuentas y así blindar sus perfiles ante las acciones de estafadores o ciberdelincuentes.

Tips para mantener una cuenta de Twitter segura

Es importante tener presente que Twitter nunca solicitará contraseñas u otros datos a sus usuarios, en caso de que se presente un problema con una cuenta.

Por lo tanto, es clave sospechar de toda comunicación, que llegue por mensaje directo, email, u otro canal, en la cual se soliciten claves de acceso.

La marca tampoco enviará correos electrónicos o mensajes que estén acompañados con archivos adjuntos, en consecuencia, no es recomendable abrir estos documentos.

¿Qué hacer ante un mensaje directo sospechoso?

  • Se recomienda reportar toda comunicación que sea sospechosa, pues esto va en contra de las reglas de uso de Twitter.
  • Nunca descargar un archivo adjunto, tampoco se debe hacer clic en los enlaces que acompañen el mensaje.
  • Se aconseja no compartir información sobre contraseñas u otros datos.
  • Twitter cuenta con una herramienta para configurar quienes pueden enviar mensajes privados al usuario, esto puede ayudar a elevar la seguridad del perfil.

¿Qué hacer si una cuenta de Twitter pudo ser afectada por un cibercriminal?

En primer lugar, se debe cambiar de inmediato la contraseña. Lo más recomendable es crear una clave de al menos al menos 10 caracteres que incluya números, caracteres especiales y mayúsculas.

Actualmente, Google cuenta con un servicio que ayuda a generar contraseñas seguras, de igual manera, existen sitios web diseñados para crear contraseñas altamente seguras.

Active la opción de autenticación de dos factores a su cuenta, esto brindará una capa de protección extra a su cuenta.

Buenas prácticas sugeridas por Twitter para mantener una cuenta segura

  • Usar una contraseña segura y no la replique en otras plataformas.
  • Mantener la app y su teléfono actualizados, esto eleva la seguridad de la plataforma.
  • No confiar en los mensajes que exigen actuar rápidamente ante la posibilidad de un bloqueo de la cuenta.
  • Procurar tener interacciones con cuentas verificadas y de personas conocidas.

Cabe destacar que recientemente Eset, marca especializada en ciberseguridad, detectó un incremento perfiles falsos de Twitter que suplantan reconocidas entidades bancarias.

Mediante esta estrategia, los estafadores buscan robar datos de acceso a las cuentas bancarias de sus víctimas, para luego robar los fondos e incluso solicitar préstamos a su nombre.

La modalidad de engaño consiste en revisar cada vez que un usuario lanza un comentario etiquetando a una entidad financiera, posteriormente los estafadores usan la cuenta falsa, envían un mensaje directo simulando que es una comunicación con un funcionario del área de atención al cliente del banco.

Posteriormente, los estafadores piden el número telefónico de la víctima para contactarse con ella y luego usan todo tipo de engaños para robar los datos bancarios.