tecnología

Twitter lanzó ‘Superseguidores’: ¿cómo funciona?

La herramienta funcionaría similar a la opción de Mejores amigos en Instagram.


Twitter ha realizado varios cambios en su aplicación para que los usuarios disfruten de una mejor interfaz, por ello, anunció una nueva herramienta llamada Espacios exclusivos, en que los usuarios podrán tener espacios especiales a los que solo se pueden unirse seguidores pagos o Superseguidores.

Esto significa que un usuario de Twitter podrá tener una lista especial a la que solo podrían acceder personas que paguen por su contenido. De acuerdo con el blog oficial de la app, esta función es independiente de Espacios Ticket, que permite a los creadores de contenido cobrar precios de boletos a los usuarios que quieran ver algún contenido específico.

En ese sentido, será una herramienta que se diferencia porque está dirigida a los superseguidores, quienes tendrán espacios diseñados especialmente para ellos. Esto le permitirá a los creadores de contenido tener un círculo más íntimo con el que pueden compartir.

Esta herramienta tiene similitud con el espacio Mejores amigos de Instagram. En ese sentido, los creadores de contenido podrán promocionarse aún más y obtener mayor número de seguidores o super follows, lo que se traduce en un mayor número de suscriptores de paga.

Nuevas medidas contra la desinformación

Anunciado una nueva política para combatir la desinformación en tiempos de crisis, concretamente, en conflictos armados como el de Rusia y Ucrania, para lo cual limitará la visibilidad de tuits que infrinjan la normativa y potenciará la del resto, entre otras medidas.

La desinformación tiene la capacidad de dañar a las poblaciones vulnerables, especialmente en situaciones de crisis, como una emergencia sanitaria, un desastre natural o un conflicto armado, según explica la red social en un comunicado. Por ello, Twitter ha lanzado su nueva política que, por el momento, solo se aplicará en casos de conflictos armados internacionales, empezando por el de Ucrania.

Esta nueva política determinará si un contenido es o no engañoso al recurrir a múltiples fuentes “creíbles y públicas” disponibles, como grupos de monitorización, organizaciones humanitarias, investigadores de fuentes de información abiertas al público y periodistas, entre otros.

Twitter establece tres medidas que llevará a cabo ante usuarios de la plataforma que violen esta política. Una de ellas es limitar la visibilidad de este tipo de contenidos. Para ello, dejarán de recomendarlos en ciertas partes de la red social (como en los primeros resultados del buscador) y mostrarán las respuestas de la cuenta infractora en una posición más baja dentro de una conversación.

Al mismo tiempo, la red social potenciará las publicaciones que sí cumplan la normativa o pertenezcan a cuentas de “perfil alto”, como las verificadas, las de medios afiliados a un Estado o las gubernamentales y oficiales.

Otra de estas medidas pasa por incluir en los tuits un aviso que alerte del incumplimiento de la política implantada por la red social. El usuario podrá acceder a su contenido pinchando sobre la alerta. Además, se deshabilitará la función de retuitear, dar Me gusta e interactuar de cualquier otra forma con dicha publicación.

Publicaciones que infringen la nueva política de Twitter

Twitter afirma que, por un lado, emprenderá acciones contra los tuits que contribuyan a la falsa cobertura de un evento proporcionando información que deforme las condiciones sobre el terreno conforme avanza el conflicto.

Por otro, la red social también actuará en contra de las falsas alegaciones en lo referente al uso de la fuerza, las incursiones en un territorio que se encuentre bajo la soberanía de otro Estado, y la utilización de armas.

La plataforma también tomará acciones contra tuits que contengan alegaciones falsas o engañosas sobre crímenes de guerra contra poblaciones específicas. Por último, actuará ante publicaciones que difundan información falsa referente a la comunidad internacional y sus respuestas, sanciones, acciones defensivas y operaciones humanitarias.