perro colombiano

Sabueso fino colombiano, la única raza originaria de Colombia

Los sabuesos finos colombianos estándar miden entre 45 a 50 cm y pesan entre 15 y 25 kilogramos.


Colombia tiene su propia raza de perro y se llama el sabueso fino colombiano (SFC). Este animal fue reconocido por el Club Canino Colombiano a partir de 2015, aunque desde el 2013 la Universidad Nacional de Colombia comenzó un trabajo de investigación con el que se definió el censo, la caracterización y los primeros registros de dicho canino.

El origen de este perro se remonta a razas de cacería como el sabueso español, el bloodhound y el coonhounds. Estas razas llegaron a América en la época de la conquista y gracias a su buena adaptación al nuevo continente se mezclaron con perros criollos para, finalmente, evolucionar en el sabueso fino colombiano.

El SFC está “presente en la memoria de los campesinos y personas del común que tengan lazos con el campo. Se puede rastrear (...) por fotografías y relatos hasta de hace unos 200 años”, destacó la Asociación Club del Sabueso Fino Colombiano (CSFC).

Esta asociación es la única entidad avalada por la Fédération Cynologique Internationale (FCI) para llevar los libros de registro canino de esta raza en Colombia. Entre sus objetivos está agrupar, fomentar y orientar a las personas interesadas en el sabueso fino colombiano; también busca la conservación, propagación, mejora y fomento de la raza por registro de pedigrí.

Por más de dos siglos, estos perros cazadores han sido utilizados en el país con el fin de rastrear diferentes presas de pelo y, debido a sus características, están adaptados a la geografía y a todos los pisos térmicos de Colombia.

El SFC se caracteriza por ser un sabueso “aullador con orejas y cola larga, de gran rusticidad, tamaño mediano a grande, proporción rectangular, su pelo es corto y de diversos colores”, añadió la Asociación Club Canino Colombiano (ACCC).

Además, la ACCC apuntó que este perro suele ser terco y obstinado en la cacería, pero en el hogar es afectuoso con los niños y se desempeña bien como animal de compañía. Por cuenta de su naturaleza cazadora puede convivir en grupo con otros canes y es amistoso con los extraños.

Los sabuesos finos colombianos estándar miden entre 45 a 50 cm y pesan entre 15 y 25 kilogramos (Kg). Mientras que los sabuesos finos colombiano grandes miden de 51 a 58 cm y pesan entre 25 y 35 Kg.

La raza sabueso fino colombiano está oficialmente reconocida para participar en competencias nacionales avaladas por la Asociación Club Canino Colombiano.

Esta es una “raza fácil de mantener. Su capa corta, lisa y brillante no requiere de atenciones especiales, bastará con un cepillado regular para retirar el pelo muerto y un baño ocasional para mantenerlos limpios”, concluyó la Asociación Club del Sabueso Fino Colombiano.