política

Hospital temporal adecuado por Claudia López en Corferias habría generado detrimento por casi 4.000 millones de pesos

La Contraloría Distrital encontró que habría existido estudios previos inadecuados e imprecisos.


La Contraloría de Bogotá, en una auditoría de regularidad que se hizo en diciembre del año pasado y de la que ahora se conocieron los resultados, determinó que el hospital temporal adaptado por la administración de la alcaldesa Claudia López en Bogotá para atender el covid-19 habría generado un detrimento patrimonial cercano a los 3.900 millones de pesos.

El ente fiscal encontró que habría existido estudios previos inadecuados e imprecisos en los contratos y administración del Hospital Transitorio de Corferias.

“Observación administrativa con incidencia fiscal y presunta disciplinaria en cuantía de $3.941 millones por estudios previos inadecuados e imprecisos y falta de medidas contractuales que contra restan la baja ocupación de pacientes en el Centro Hospitalario Transitorio Corferias al no utilizar 1.726 cubículos/cama en ejecución del contrato BS-057-2020″, cita en un documento el ente de control fiscal.

A mediados de 2020, cuando ya la pandemia del covid-19 estaba golpeando en Colombia, el Distrito adecuó Corferias como un hospital temporal como una opción para ampliar el número de camas que se requerían para atender a los bogotanos en medio de la crisis anitaria. Sin embargo, del total proyectado de 2.000 camas, finalmente solo estuvieron en funcionamiento 274, según el documento de la Contraloría.

“Igualmente la supervisión del contrato no promovió requerimientos conducentes a ejecutar acciones para evitar continuar incurriendo en costos que no se justificaban frente a la demanda de pacientes en el CHT Corferias y salvaguardar los recursos públicos del contrato, así mismo, la debilidad en la elaboración y argumentación de los estudios previos, causaron detrimento patrimonial en cuantía de $3.941.691.894, por parte de la Subred Integrada de Servicios de Salud Centro Oriente”, señala el documento de la Contraloría.

Esta auditoria se dio tras una petición elevada por la concejal de Bogotá de la Unión Patriótica Heidy Sánchez, quien había alertado sobre el tema.

“La Contraloría nos dio la razón, el Centro Hospitalario Transitorio de Corferias: el despilfarro de Claudia López. La auditoria generó una observación administrativa con incidencia fiscal y presunta disciplinaria por $3.941.691.894, entre otros hallazgos”, indicó Sánchez.

Sobre el tema se pronunció también el concejal de Colombia Justa Libres Emel Rojas, quien también venía lanzando alertas sobre este tema y calificó la obra como un “elefante blanco”.

“Recibí muchos ataques cuando me atreví a criticar el Hospital Transitorio de Corferias adaptado por la alcaldesa. Hoy la Contraloría de Bogotá denuncia que allí se generó un detrimento patrimonial de 4.000 millones de pesos. Teníamos razón, fue un elefante blanco”, manifestó Rojas.

Cuando se dio la contingencia del covid-19 y se requirió aumentar el número de camas, Corferias era el espacio ideal para este tipo de adecuaciones. A su gran área se suma la ubicación estratégica en la capital, así como un gran conocimiento y trayectoria en el manejo de alto flujo de personas. Sin embargo, un hospital o algo similar, es algo que no se había hecho.

El acuerdo al que se llegó en su momento preveía que los gobiernos nacional, distrital y departamental harían las inversiones e instalaciones de equipos médicos en 4 pabellones del recinto ferial, incluyendo el gran salón que cuenta con un área de 15 mil metros cuadrados.

El gran reto era lograr en 3 o 4 semanas el montaje de unas 2 mil camas para pacientes de medicina interna, postoperatorio y gineco obstetricia.

Sin embargo, a medida que se fue desarrollando la pandemia, aparecieron imágenes de la mayoría de las camas de Corferias desocupadas.