Home

Bogotá

Artículo

Lluvia
Autoridades tratan de controlar la situación que se presenta en Bogotá. - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

bogotá

No cesan las lluvias en Bogotá: diferentes localidades se han visto seriamente afectadas este martes 29 de noviembre

Usaquén, Chapinero, Fontibón, Tunjuelito, entre otras localidades, se ven azotadas por las lluvias.

En horas de la tarde de este martes 29 de noviembre se presentaron fuertes lluvias en diferentes localidades de Bogotá, las cuales han llevado a cerrar ciertas vías de la capital colombiana, incluida la que conduce a La Calera.

Se confirmó que desde la 1:00 de la tarde iniciaron intensas lluvias, algunas de las cuales no habían parado hasta horas de la noche, especialmente en Teusaquillo, Barrios Unidos, La Candelaria y Usaquén. De igual manera, en la localidad de Chapinero se presentó una fuerte tormenta eléctrica.

Por su parte, el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger) informó que en toda Bogotá no paraba de llover. Además, se espera que las lluvias continúen a lo largo de la noche.

Del mismo modo, Movilidad de Bogotá les manifestó a todos los conductores que conduzcan con cuidado y mantengan las precauciones necesarias: “Recuerda que la lluvia puede restar visibilidad y el piso húmedo afectar la capacidad de frenado. Conduce con precaución”, indicaron.

Por otra parte, TransMilenio informó a través de sus redes sociales que el sistema de TransMiCable reanudó sus operaciones luego de ser alertados por una tormenta eléctrica en la zona.

Sin embargo, lo que más llamó la atención fue que la concesión Perimetral Oriental de Bogotá anunció el cierre total de la vía a La Calera en el sector de Patios hasta Tilatá.

“Con el objetivo de proteger la vida de nuestros usuarios, informamos que tenemos cierre total en el sector Arrayanes. El permanente monitoreo climático efectuado por la Concesión está encaminado a tomar medidas preventivas”, manifestaron a través de Twitter.

Asimismo, se informó que los residentes del lugar pueden transitar con normalidad desde el sector de Belisario hasta el peaje Los Patios. Además, las autoridades confirmaron que las vías El Codito y Autonorte o Choachí estaban a disposición para cualquier desvío.

Del mismo modo, en la Avenida Circunvalar con calle 18 en sentido norte-sur se presentó un fenómeno de remoción de masas en la vía pública, motivo por el cual los Bomberos y la Policía de Bogotá llegaron a la zona para atender la situación. Asimismo, se informó que no hubo ningún lesionado o fallecido.

De igual manera, en la Avenida Caracas con calle 80 se presenta un encharcamiento de agua por lluvias, afectando seriamente la vía, razón por la cual se presenta cogestión de vehículos.

Un total de 22 puntos, en siete localidades de Bogotá, están en grave riesgo de deslizamiento

La Personería de Bogotá le solicitó a la Administración Distrital tomar medidas inmediatas para proteger la vida de centenares de familias de siete localidades que habitan en zonas de alto riesgo de remoción en masa, situación agravada por las intensas lluvias de los últimos meses.

El Ministerio Público Distrital, luego de realizar visitas y recibir las quejas de la ciudadanía en las localidades de Chapinero, Santa Fe, San Cristóbal, Usaquén, Usme, Rafael Uribe Uribe y Ciudad Bolívar, evidenció movimientos de tierra, grietas y filtraciones de agua que ponen en riesgo la vida de sus habitantes.

Ante la problemática, durante el presente año, la Personería promovió visitas a las zonas críticas con el Instituto Distrital de Gestión de Riesgo y Cambio Climático (Idiger) y las autoridades locales para la identificación de los puntos y ejecución de las medidas necesarias.

“Hemos realizado monitoreo permanente y en cada una de estas localidades se dispuso de un equipo para realizar recorridos por los puntos críticos que presentan alto riesgo de remoción en masa,” aseguró Julián Pinilla Malagón, personero de Bogotá.

El personero Malagón indicó que es importante que en los lugares en los que se hacen obras de mitigación se hagan periódicamente seguimientos para verificar las condiciones de las mismas, ya que las lluvias pueden generar desgaste o afectaciones importantes.

“Desde la Personería hacemos un llamado para que las entidades tomen acciones de cara a la salvaguarda de la vida e integridad de las personas de los predios ya declarados como suelos en riesgo no mitigable, se realice la caracterización de los núcleos familiares que allí residen y las rutas de acceso a la oferta institucional, además de la garantía de la seguridad humana y la superación de sus condiciones de vulnerabilidad”, indicó el funcionario.

Según los pronósticos entregados por el Ideam, las lluvias en Colombia se mantendrán incluso hasta el mes de febrero de 2023 debido al fenómeno de La Niña, que sigue presente en buena parte del país.