Home

Deportes

Artículo

Ecuador v Senegal
Kalidou Koulibaly rindió homenaje a Papa Bouba Diop con un brazalete en el que llevaba pintado el número 19. REUTERS/Stephane Mahe - Foto: REUTERS

qatar 2022

El emotivo brazalete que utilizó Senegal en el partido ante Ecuador

El equipo africano se clasificó a octavos de final, en donde se enfrentará a Inglaterra.

Senegal se convirtió en una de las noticias más sonadas del Mundial de Qatar 2022, no solo por su fútbol y por haberse clasificado a octavos de final luego de vencer a Ecuador 2-1, sino por el brazalete que utilizó su capitán Kalidou Koulibaly, en el cual se evidenciaba claramente el número 19.

Fue la forma más diciente para homenajear a Papa Bouba Diop, futbolista que es recordado por haberle marcado gol a Francia en el Mundial de 2002 y quien falleció hace dos años, cuando tenía 42 años, a causa de una enfermedad degenerativa. Bouba Diop fue el autor del primer gol de Senegal en una Copa del Mundo y su anotación fue suficiente para derrotar al país europeo, que venía de ser campeón mundial.

Kalidou Koulibaly rindió tributo de la mejor manera posible: anotando el gol del triunfo frente a la selección suramericana, que quedó eliminada del torneo.

La imagen del capitán de Senegal, de 31 años, que actualmente milita en el Chelsea, celebrando el gol de la clasificación ante la selección dirigida por Gustavo Alfaro, le dio la vuelta al mundo y de esta forma rindió tributo a ese ídolo, que se convirtió en leyenda hace dos décadas. Bouba Diop militó en equipos europeos como Lens, el Fulham, el Portsmouth o el West Ham.

En imágenes: las acciones del día en Qatar 2022
Los jugadores de Senegal celebran el triunfo contra Ecuador. - Foto: AP

“Esto es para la familia de Papa Bouba Diop”, dijo Koulibaly después del partido que les dio el pase a los octavos del torneo mundialista. “Queríamos enorgullecerlo y rendirle homenaje. Me hizo soñar cuando era niño”. Diop es recordado no solo por marcar el tanto con el que le ganaron a Francia, sino por ser el máximo goleador de Senegal en el mencionado torneo, realizado por Japón y Corea. Su marca personal fue de tres anotaciones realizadas antes de que el equipo fuera eliminado por Turquía en cuartos de final.

Con el resultado ante Ecuador, los campeones africanos terminaron segundos en el Grupo A con seis puntos en tres partidos, uno menos que el líder Países Bajos, y dos más que Ecuador. En octavos de final Senegal se medirá ante Inglaterra, equipo que en la jornada de este martes goleó 3-0 a Gales y se quedó con el primer puesto del Grupo B, con siete puntos.

Los brazaletes de la discordia

Si bien el brazalete de Kalidou Koulibaly se convirtió en una de las mejores formas de homenajear y el jugador no tuvo inconvenientes para competir con el mismo; lo cierto es que estos distintivos han sido centro de polémica en el marco del Mundial de Qatar.

Desde su designación para organizar el torneo de fútbol más importante del mundo, este país ha sido blanco de fuertes críticas, sobre todo por su trato a las personas LGBTQ+ y a los trabajadores migrantes.

Por ello, en el pasado mes de septiembre, siete equipos (Inglaterra, Gales, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Países Bajos y Suiza) informaron que sus capitanes utilizarían un brazalete con los colores del arcoíris, como parte de la campaña “One Love”, que apoya los derechos civiles y sociales de la comunidad LGBTQ+.

Alan Franco de Ecuador, a la izquierda, desafía a Idrissa Gueye de Senegal durante el partido de fútbol del grupo A de la Copa Mundial entre Ecuador y Senegal, en el Estadio Internacional Khalifa en Doha, Qatar, el martes 29 de noviembre de 2022.
La selección de Senegal se enfrentará en octavos de final a Inglaterra. - Foto: AP

Sin embargo, la Fifa amenazó con sancionar a los jugadores que portaran el mencionado brazalete, por lo que los mencionados equipos debieron dar marcha atrás en su propósito de solidarizarse con estas poblaciones.

Los capitanes, entre ellos el inglés Harry Kane y el galés Gareth Bale, tenían previsto llevar el brazalete durante los partidos, con el propósito de promover la diversidad, la inclusión y los derechos sociales del colectivo LGBTI+.

En Qatar, las relaciones entre personas del mismo sexo y su promoción son penalizadas, lo que se une a un mal récord en materia de derechos de las mujeres y de los trabajadores migrantes, razón por la que el país ha sido blanco de fuertes críticas como anfitrión del torneo.