deportes

Esta fue la ‘jugadita’ de Bucaramanga para dañar el negocio del Cali por Dayro Moreno

El experimentado delantero tolimense se quedará al menos un semestre más con el conjunto leopardo


Del 90 al 0 % en cuestión de horas. Así se comportaron las negociaciones entre el Deportivo Cali y Dayro Moreno en las últimas horas, dando prácticamente por descartado que el goleador de este semestre en la Liga Betplay salga del conjunto leopardo dirigido por Armando ‘Piripi’ Osma.

Aunque los santandereanos no pudieron evitar la clasificación de Atlético Nacional a la final, su desempeño a lo largo del campeonato fue en un crecimiento constante, pasando de estar en el fondo de la tabla a escalar posiciones hasta meterse en los cuadrangulares en la última fecha. Mucho de ese rendimiento tiene que ver con la capacidad goleadora de Dayro, que marcó 13 goles durante el torneo, entre ellos tres tripletes en el ‘todos contra todos’ que confirmaron que sigue entero a pesar de los 36 años de edad.

Ese espectacular rendimiento llamó la atención del Deportivo Cali, que en lo que va de 2022 ha sufrido notoriamente por la falta de gol a raíz de la salida de Harold Preciado hacia el fútbol mexicano. Al ver la gran oportunidad de convencer a Dayro con un proyecto más ambicioso, que además cuenta con participación en Copa Sudamericana, los azucareros estuvieron a punto de concretar el negocio, sin embargo, el Bucaramanga se interpuso a última hora con un incremento salarial que puso en ‘jaque’ las aspiraciones de la dirigencia verdiblanca.

El delantero lleva cinco goles esta temporada con Bucaramanga.
Dayro Moreno es el máximo goleador activo en la historia del fútbol colombiano - Foto: DIMAYOR

De acuerdo a lo que se ha dado a conocer en la noche del jueves y lo que va de este viernes, Dayro tenía programada su revisión médica con el Deportivo Cali el fin de semana, pero antes de faltar a lo que habían acordado, decidió comunicar al presidente Marco Caicedo que le agradecía por su interés, aunque no podría aceptar la oferta.

El presidente del Leopardo, Jaime Elías Quintero, ya había adelantado hace unos días que su comitiva haría todo lo posible para retener a Dayro y cumplió esas palabras a cabalidad. Quintero se metió la mano al bolsillo y a última hora presentó una nueva oferta salarial que superaba la propuesta del Deportivo Cali, situación que cambió todo el panorama de las negociaciones.

Dayro informó a los azucareros que Bucaramanga le había ofrecido más dinero para continuar en el equipo, algo que en suelo vallecaucano no tenían en las cuentas. Dada la situación financiera del Deportivo Cali, tuvieron que desistir de la negociación y dejarle el camino libre a los bumangueses para que retengan al goleador al menos hasta el final de su contrato en diciembre de este año.

Pero las negociaciones no quedaron ahí, pues ahora el presidente Quintero quiere blindar al delantero con un nuevo contrato por un año más, es decir, hasta finales de 2023, lo que al menos les aseguraría una buena entrada de dinero si es que algún equipo más piensa llevárselo a futuro.

Lo cierto es que Dayro no solo se ajustaba a las necesidades del Cali, sino también a la capacidad económica que tienen en estos momentos, por eso la derrota en el negocio hace aún más complejo el panorama en la sede de Pance. Aunque todavía cuentan con Agustín Vuletich en los entrenamientos, Rafael Dudamel informó este viernes que no lo tiene en sus planes y si se queda será “bajo su propio riesgo”.

Aparte del goleador, al técnico venezolano todavía le sigue faltando otra carta más en este mercado de pases. “Siento que en esa primera línea de volantes necesitamos un acompañante con mayor jerarquía y oficio que nos permita seguir conduciendo y generando competencia con Jimmy, Camargo y Robles. Si me preguntan en esa zona es donde necesitamos un refuerzo, pero entiendo la situación del club”, indicó en una corta charla con los medios de comunicación.