deportes

Expresidente de Boca Juniors le ‘da palo’ a Sebastián Villa tras su polémica en Argentina

El colombiano sigue siendo blanco de críticas tras su denuncia por abuso sexual.


Días de tensión se han vivido en suelo argentino después que el pasado viernes 13 se conociera una denuncia en contra del futbolista colombiano Sebastián Villa, a quien acusaron de presunto abuso sexual e intento de homicidio hacia una mujer con la que tuvo una cita de manera privada.

Desde ese entonces, un sinnúmero de reacciones por parte de allegados a la víctima y entes encargados se han conocido en contra del colombiano que no ha recibido ninguna sanción en su contra, tanto por parte de su club Boca Juniors, como por parte de la justicia de ese país.

Boca Juniors' Colombian forward Sebastian Villa (R) celebrates with teammate Frank Fabra after scoring a goal against Defensa y Justicia during their Argentine Professional Football League quarterfinal match at La Bombonera stadium in Buenos Aires, on May 10, 2022. (Photo by Juan MABROMATA / AFP)
Villa no ha sido separado de Boca Juniors a pesar de la gravedad de las denuncia en su contra - Foto: AFP

Críticas despiadadas se han leído en contra del futbolista cafetero que se coronó campeón el pasado fin de semana con los xeneizes. La última de ellas fue por parte del expresidente de Boca y de la nación Argentina, Mauricio Macri, quien condenó los hechos y al club por permitir al jugador disputar las fases finales de la Copa de la Liga Argentina.

“Boca tiene un protocolo que dice que en un caso así, Villa no podría haber jugado. Si hacés un protocolo, presidente de Boca... lo dice todo, ¿no?”, declaró el antiguo dirigente del club en charla con Red Boing.

Dicho protocolo fue pasado por encima por el actual presidente Jorge Ameal, según aseguró Macri. Este se trata de la ‘acción ante casos de violencia de género, identidad de género u orientación sexual’, que fue aprobado en septiembre de 2021.

“Profundo asco”

El caso generó tanto revuelo en la Argentina que hasta el presidente de la República, Alberto Fernández, se pronunció rechazando y repudiando la acción del jugador. Lo que pienso sobre el sometimiento sexual de una mujer por la decisión de un hombre, asco me da, profundo asco”, dijo de entrada el mandatario argentino en declaraciones para el diario Olé.

“No existe ninguna posibilidad de admitir, o de entender, o de explicar, o de justificar que alguien por su sexo someta a otro. De esto estoy absolutamente seguro, no puede ser que en el siglo 21 esto pase, y cuando pasa tenemos que ponernos al lado de la víctima, definitivamente, yo eso es lo que siento”, agregó Fernández.

Polémica declaración da un giro sustancial

Hasta este martes, la última información que fue entregada por el médico psiquiatra del Ministerio Público Fiscal reveló “indicadores de abuso sexual durante el relato de los hechos”, sumado a un “trastorno de estrés postraumático” para la víctima de la que aún no se ha conocido su identidad.

Ahora bien, en las últimas horas una polémica y a su vez clave declaración por parte de la ginecóloga Renee Legrand puso contra la espada y la pared el panorama del cafetero. De acuerdo con el testimonio de la denunciante, esta profesional de la salud fue quien la atendió y la evaluó al día siguiente de la presunta violación; sin embargo, el relato de Legrand dio todo lo contrario.

La declaración de la médica vía Zoom fue a favor del colombiano, dado que manifestó ante los fiscales que “no recuerda si atendió a la presunta víctima”. Los medios argentinos aseguraron que la ginecóloga “quizá firmó el certificado, pero la pudo haber atendido otra doctora”.

“Dijo que si constata una lesión, deja constancia y, recién ahí, se puede hablar de abuso. Y que este no fue el caso”, aseguró el medio Infobae de ese país.

Ahora bien, su testimonio no fue del todo creíble por la justicia local, pues además de tener inconsistencias, en repetidas ocasiones durante la llamada apagó el micrófono y la cámara, alegando supuestos cortes de energía en su casa. En ese orden de ideas, los abogados denunciaron a Legrand por ‘falsedad ideológica’, en vista de que, si se confirma que la víctima fue atendida por otra profesional, pero fue ella quien firmó el certificado, se confirmaría un delito por parte suya.