deportes

James Rodríguez, la historia de sus lesiones que tienen en vilo su futuro

El colombiano, ausente de los partidos del Al Rayyan de Catar, espera una oferta que lo devuelva a la élite del fútbol mundial. Mientras tanto, las dudas sobre sus lesiones y la molestia de los dirigentes de su club lo tienen sin continuidad.


Nadie pone en duda que James Rodríguez es uno de los mejores jugadores que ha tenido Colombia. Sin embargo, su carrera ha estado llena de altibajos que lo han apartado de momentos clave, por ejemplo, de la Selección Colombia y de los fichajes de verano en los equipos de Europa.

En el fútbol, una noticia sobre la lesión de un jugador se convierte en extraordinaria de manera automática, pero desafortunadamente en el caso de Rodríguez es una constante, y a muchos ya ni les extraña.

El medio Al-Watan de Catar, por ejemplo, informó la estadística sobre las molestias físicas del colombiano desde hace dos años. Según sus cuentas, en los últimos 39 meses, James Rodríguez tuvo problemas en su cuerpo en 21 oportunidades y jugó 426 días de 1.232.

“De su lesión, no sé, pero de su inexplicable inactividad, sí. Apenas unos minutos en los amistosos y ninguno en el comienzo de la temporada. Siento que el técnico no le tiene confianza y que le han ido perdiendo el respeto”, explicó el experimentado periodista deportivo Carlos Antonio Vélez.

El preocupante resumen de la prensa internacional indica que el 10 de la tricolor se lesiona cada tres días. La pantorrilla, problemas inguinales, los aductores, un tobillo, el metatarsiano, la espalda y el repetido y temido sóleo, lo han aquejado con frecuencia.

De hecho, su estado de salud le impidió estar en la convocatoria de Reinaldo Rueda para los juegos por eliminatorias contra Argentina y Perú, más la Copa América 2021.

“El volante fue sometido a exámenes médicos que determinaron que no se encuentra en el nivel óptimo de competencia”, decía el comunicado en ese entonces.

Luis Javier Fernández, especialista en rehabilitación deportiva y médico personal del jugador, salió a defender a James y al trabajo que realiza en Wakeup, donde se han recuperado futbolistas como Juan Guillermo Cuadrado de su rodilla o Yerry Mina del aductor, glúteo y muslo.

“Me molestó mucho el comportamiento de Reinaldo, porque lo llamé como amigo y le expliqué el caso específico de James, e hizo caso omiso. Se informó de mala manera lo de este jugador y fue poco ético”, dijo en conversación con SEMANA, aunque aclaró que no trabaja con el 10 desde que se fue a Catar.

Fue a este médico, justamente, a quien James buscó cuando llegó al Everton, donde disputó 23 partidos y se quedó por fuera de 38. “Compartimos casi 5 meses siguiendo paso a paso sus dolencias, en especial, el bendito sóleo. Fue un trabajo bastante bueno. Entrenaba y hacía rehabilitación con nosotros. Tuvimos sesiones virtuales antes de la Copa América y otras en la sede en Medellín. James hizo todos sus esfuerzos para llegar a un alto nivel”.

Luis Javier fue explícito en señalar que no se enfocó en mirar el sóleo como causa final sino en las deficiencias que lo generan, por ejemplo, problemas en la espalda, la cadera o la pelvis.

James empezó con el viacrucis de lesiones en 2014, después del brillante Mundial en Brasil y siendo jugador del Real Madrid. “Queda la satisfacción de que el sóleo es parte del pasado. Trabajamos en las causas”, dijo Luis Javier.

Según contó a SEMANA el médico personal de James, el jugador trabajaba horas extras para lograr su recuperación. “Mandábamos los ejercicios con fisioterapia y gimnasio personalizado. Se los explicaba durante una hora y se corregía. Él los aplicaba y se evaluaba, y así durante meses”, indicó.

El fisiatra rehabilitador reveló que James no lo ha vuelto a consultar por el sóleo. Asegura que, con su equipo de trabajo, solucionó el problema desde la raíz. “No ha tenido nunca más lesión del sóleo. Lo de James era en la pelvis, pues las piernas están conectadas ahí y es la base de toda la columna vertebral. James es demasiado zurdo y, en su caso, se sobrecargan el muslo y la espalda”, explicó.

Pero si no es el sóleo lo que lo mantiene fuera de las canchas, ¿qué es lo que está pasando? Según dio a conocer el periodista Hassan Alotaibi en su cuenta de Twitter, James en Al Rayyan no está jugando porque tiene una molestia muscular que lo marginará durante dos meses. James salió a cortar esa versión, que rápidamente se hizo viral en redes sociales y en los medios.

“¡Cuidado! Hay información falsa y versiones de prensa imprecisas que hablan sobre mí y una supuesta lesión a largo tiempo. Nada de esto es cierto, nos vemos pronto en las canchas”, redactó en un trino el futbolista.

De acuerdo con lo que contó a SEMANA quien fue su médico personal, entre las cosas que aprendió James fue a regularse dentro y fuera del terreno de juego. Sin embargo, también fue enfático en dejar claro que las dolencias musculares son normales en un jugador como él, cuyos problemas físicos han sido constantes.

“Es normal que tenga fatiga muscular. Él corrigió la pelvis, pero aun así, por su profesión, las sobrecargas pueden llegar, no necesariamente asociadas al sóleo. Que trabaje las causas no lo vuelve inmune a que no se vuelva a lesionar”.

Mientras reaparece, así sea en las fotos de los entrenamientos en Catar, se menciona desde Italia que James interesa a la Lazio, y en Colombia, los hinchas del Deportes Tolima hacen campaña para fichar al jugador.

“Ningún grande se arriesga a esa apuesta, que es costo-beneficio, sin posibilidades de éxito, y los que en Europa lo quisieran, no tienen con qué pagarlo. Además, su representante está encartado con temas más importantes como Cristiano Ronaldo, Asencio e Isco”, analizó Carlos Antonio Vélez.

Mientras no aparezca una buena oferta, el 10 de la Selección Colombia deberá cumplir con su contrato en el Al-Rayyan hasta junio de 2024 y prepararse para responder a la confianza que Néstor Lorenzo, técnico de la tricolor, le dio a su llegada como técnico, cuando aseguró que lo tendría en sus convocatorias. “Por ahora lo más importante para él debería ser jugar, aunque sea allá”, puntualizó Vélez.

Colombia enfrentará en amistosos de fecha Fifa a Guatemala y México el 24 y 27 de septiembre en Estados Unidos. “Yo no lo llevaría a la selección, porque no puede usar al equipo de mayores para reencaucharse. No es el momento. Lo mejor que le puede pasar a James es acabar el contrato en Catar e irse a un equipo de menos presión en una mejor liga”, dijo Hernán Peláez a SEMANA.

James Rodríguez es hoy un futbolista ausente. La dirigencia del club catarí ya rebosó el vaso de la paciencia y quiere que el colombiano tenga un gesto de arrepentimiento por su incesante petición de salida, de lo contrario, será tenido en cuenta mínimamente.

El camino fácil para Al Rayyan sería acabar el contrato, pero no quieren perder la inversión que hicieron en 2021, lo que confirma, lamentablemente, que James pasó de ser una inversión a un millonario gasto.