Home

Deportes

Artículo

Gustavo Bolívar, exjugador colombiano, frente a Lionel Messi en la Eliminatoria para Brasil 2014. Milos Degenek, defensor Australiano en Qatar 2022.
Gustavo Bolívar, exjugador colombiano, frente a Lionel Messi en la Eliminatoria para Brasil 2014. Milos Degenek, defensor Australiano en Qatar 2022. - Foto: Getty / Montaje Semana

deportes

Palabras de jugador australiano sobre Messi en el Mundial Qatar 2022 reviven anécdota del colombiano Gustavo Bolívar en las Eliminatorias a Brasil 2014

En 2011, el volante cafetero dijo que Messi era un jugador “común y corriente”. En el partido, Messi anotó y lo dejó en ridículo.

Luego de sobreponerse a la derrota en la primera fecha contra Arabia Saudita, la selección Argentina logró derrotar a México y a Polonia para ratificar su presencia en los octavos de final del Mundial Qatar 2022, fase en la que se medirá a su similar de Australia, equipo que, después de 16 años volvió a alcanzar esa instancia.

Precisamente, uno de los jugadores oceánicos fue el encargado de atender a los medios de comunicación en zona mixta y allí entregó sus declaraciones sobre el cruce con la albiceleste y la importancia de Messi en el desarrollo del juego.

Se trata de Milos Degenek, quien en su intervención trajo a la memoria las palabras del volante colombiano Gustavo Bolívar en 2011, cuando al servicio de la Selección Colombia se medía a la Argentina de Messi por las eliminatorias para Brasil 2014.

Desde Qatar, el australiano dijo: “Será un partido difícil, pero parte de eso, son 11 contra 11. No hay 11 Messis, hay uno. Siempre amé a Messi, y creo que es el mejor que jamás haya jugado este deporte. No es un honor jugar contra él porque es solo un humano, como todos lo somos”.

Esta última frase la compararon algunos internautas con la que pronunció Bolívar y en la que señaló que Messi era un “jugador común y corriente”, palabras que inmortalizaron al jugador paisa que terminó jugando en Panamá.

“Messi es catalogado el mejor del mundo, pero es un jugador común y corriente, es un jugador como cualquiera de nosotros. Sabe mucho con el balón, pero nosotros también sabemos con la pelota. La mejor manera de marcarlo es manteniéndonos muy concentrados, con buen balance en la mitad de la cancha, recuperando los balones y evitando que él los maneje”, fue el pronunciamiento completo del jugador colombiano antes del encuentro contra Argentina, el cual terminó siendo para los albicelestes con goles de Agüero y Messi.

Frente al hecho, Bolívar, años después, salió a los medios a decir que él nunca había pronunciado esas palabras, incluso, retó a los comunicadores buscar los videos donde supuestamente se había expresado así del 10 argentino.

“Siempre se ha dicho que yo supuestamente dije eso, que Messi era un jugador común y corriente, pero a los periodistas que me han preguntado siempre los reto y les digo que busquen y me muestren el pedazo de la entrevista en el que ocurren esas declaraciones”, le dijo Bolívar al diario El País de Cali en el año de su retiro.

Allí también repitió lo que, según él, dijo en esa ocasión y la coincidencia con lo expresado por el defensor australiano vuelven a estar sobre la mesa.

“Lo que pasó fue que antes de ese partido por eliminatorias en Barranquilla, todos los periodistas preguntaban qué íbamos a hacer para frenar a Messi. Entonces, lo que yo dije fue que él no jugaba solo y que teníamos que prestarles atención a los once jugadores de Argentina, porque todos eran figuras importantísimas. Es que cómo voy yo a decir que Messi, que es uno de los mejores del mundo junto a Cristiano Ronaldo, es un jugador normal. Eso no me cabe en la cabeza”, explicó Bolívar en ese entonces.

Esas palabras son muy parecidas a las que dijo el australiano Degenek en la zona mixta; alllí reconoció que pese a que Argentina tiene figuras en todas sus líneas, ellos también enfrentaron a Dinamarca, selección con nombres importantes y la derrotaron para sellar su paso a octavos de final.

“El problema para nosotros es que tienen una selección llena de estrellas. Miras el banco y está sentado Lautaro Martínez. Será un juego muy difícil, sin dudas. También lo fue Dinamarca y ya haber llegado a octavos de final es un honor”, dijo el defensor.

“Tenemos que creer en nosotros mismos, debemos confiar, pensar en estar al 100 por ciento y preparar el partido. Esto es fútbol, todo es posible. (...) Argentina sube las cosas a otro nivel como fue jugar con Francia. Vienen con más motivación porque les fue mal en Rusia. Soy un gran fanático de estos equipos, pero ahora tendremos un desafío en el que los respetamos lo necesario, pero creemos en nosotros”, concluyó el jugador de los canguros.

Argentina y Australia se medirán este sábado 3 de diciembre a las 2 de la tarde en el estadio Ahmad bin Ali de la ciudad de Rayán, la misma por la que pasó, sin pena ni gloria, el colombiano James Rodríguez

Argentina quedó líder del Grupo C con 6 puntos, producto de las victorias contra México y Polonia; Australia fue segundo del Grupo D, también con seis unidades, luego de vencer a Túnez y Dinamarca.

Este duelo también tiene un sabor especial para Perú, selección que perdió contra Australia en el repechaje y se bajó de la fiesta mundialista, razón por la que al conocer el cruce, los hinchas incas le pidieron a los albicelestes derrotar y eliminar a la selección representante de Oceanía.