Home

Economía

Artículo

Los viajeros que vayan a territorio europeo deberán presentar prueba PCR negativa
Un acuerdo provisional, que de ser aprobado, impactaría la importación de productos agrícolas a la Unión Europea. - Foto: Getty Images / Thierry Monasse / Colaborador

importaciones

Colombia ya elevó preocupaciones a la Unión Europea por posible prohibición en la importación de productos agrícolas: MinComercio

La cartera comercial afirmó que el país está comprometido en la lucha contra la deforestación y el cambio climático.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, dio a conocer que Colombia ha presentado sus preocupaciones a la Unión Europea, luego de conocerse el acuerdo provisional para prohibir el ingreso a ese mercado de algunos productos agrícolas que tengan relación con la deforestación.

De acuerdo con lo revelado por los negociadores del Parlamento Europeo y los estados miembros de la Unión Europea (UE), esta medida impactaría al café, aceite de palma, cacao, madera, carne de vacuno, caucho y soya, y algunos de sus derivados.

En esa línea, se exigirá por parte del bloque económico la verificación previa de los productos importados, donde se identificarán que estos no estén asociados con la deforestación; que hayan sido producidos de acuerdo con la legislación pertinente del país de producción y que cuenten con la declaración de que ese producto fue sometido a un examen de debida diligencia en la cadena de suministro.

Adicionalmente, habrá unas reglas sobre frecuencia de controles dependiendo de la clasificación del riesgo del país o región de donde proceda el producto, y sanciones como multas, incautación de mercancías, o exclusión de las empresas de las licitaciones públicas, entre otras.

Para la cartera comercial del país -que indicó que ha venido haciéndole seguimiento al avance legislativo de esta iniciativa- las preocupaciones que se han elevado a la Unión Europea están relacionadas “con los criterios de evaluación de los países y naturaleza discriminatoria de los productos; los mecanismos onerosos de diligencia debida, geolocalización y trazabilidad; e insuficiente período de transición”.

Precisó además que la medida representaría unos sobre costos en los que se tendrá que incurrir para asegurar el cumplimiento de estos estándares, “que podrían excluir en ocasiones o poner en riesgo el ingreso digno, especialmente de los pequeños agricultores y las micro, pequeñas y medianas empresas”.

Las restricciones comerciales son inadecuadas para abordar las preocupaciones ambientales y pueden conducir a distorsiones comerciales, oportunidades comerciales reducidas y mayor empobrecimiento, con efectos limitados para la conservación de los bosques”, expresó el Ministerio.

Indicó además que en coordinación con los Ministerios de Agricultura y Ambiente, así como con los gremios y empresas exportadoras, se adelantarán mesas de trabajo para identificar las principales necesidades de adecuación, capacidad de respuesta para contribuir en la construcción de una hoja de ruta para la preparación de los sectores frente a estos nuevos desafíos de sostenibilidad que se presentan en el comercio internacional.

“Este acuerdo provisional se presentará al pleno del Parlamento y al Consejo de la Unión Europea para su consideración y aprobación definitiva, posiblemente en mayo de 2023. Su entrada en vigencia se daría a los 20 días de su publicación en el Diario Oficial. No obstante, la aplicación de las reglas que podrían impactar a nuestras exportaciones tendrá un periodo de transición de 18 meses, según el acuerdo provisional alcanzado”, apuntó.

Ante la inminencia de la aprobación de esta norma, el Ministerio informó que Colombia solicitó apoyo financiero y técnico de la Unión Europea en la implementación de un proyecto de cooperación a gran escala para la preparación de estos sectores agrícolas y pecuarios.

Es importante señalar que Colombia no solamente ha manifestado sus preocupaciones frente a este reglamento. De acuerdo con el Ministerio de Comercio, Ecuador y Perú, también realizaron observaciones al respecto; las cuales fueron abordadas en el marco de los Subcomités Técnicos y del IX Comité de Comercio realizados entre el 14 y 28 de octubre de 2022.

En dicha oportunidad, se hizo el llamado para que estas iniciativas no se conviertan en nuevas barreras al comercio que podrían tener un impacto directo en las exportaciones agrícolas y agroindustriales; presentando ante la Unión Europea tres declaraciones conjuntas frente a otras preocupaciones sobre legislaciones derivadas del Pacto Verde Europeo.