reforma tributaria

Salarios de trabajadores: así les cambia el panorama en reforma tributaria

Acerca de beneficios tributarios tumbados en la propuesta, para la fuerza laboral se mantienen las exenciones sobre las rentas de trabajo, pero con unas mayores limitantes. En la práctica, es pagar más sobre los ingresos laborales superiores a 10 millones. Esta es la explicación de los expertos.


Una gran expectativa había en Colombia alrededor de la forma en la cual el gobierno saldría en la reforma tributaria con los impuestos para los salarios de los trabajadores.

Pues ya se corrió el velo. El Ministerio de Hacienda radicó la primera reforma tributaria en el gobierno de Gustavo Petro, la cual va por casi 26 billones de pesos, y en la propuesta, desde la perspectiva de algunos expertos, se honró la promesa de tocar solo los salarios superiores a 10 millones de pesos y se hizo, reduciendo los beneficios tributarios. Es así como, si bien se dejó la misma exención sobre las rentas de trabajo, la cual es del 25 %, introducen mayores limitantes para la obtención de los descuentos, con lo cual, los que tienen sueldos más altos sí sentirán las modificaciones.

Reforma tributaria de Gustavo Petro: Conozca los impuestos que trae el proyecto
Reforma tributaria de Gustavo Petro: Conozca los impuestos que trae el proyecto - Foto: Captura de pantallas de instagram / @gustavo petro y 2022 getty images

Según expresa Jeisson Ramírez, director de la firma de consultoría contable Touché Asesores, la almendra de los impuestos con las personas naturales está en que “las rentas exentas y las deducciones, ahora no podrán superar los 45 millones de pesos”, por cuanto se redujo el monto (en UVT-Unidad de Valor Tributario) por el cual el contribuyente podía restar de su ingreso laboral para pagar menos en el impuesto de renta.

Salarios de más de 10 millones, con más carga

Para ilustrar el cambio que hará que muchos trabajadores con salarios superiores a 10 millones de pesos tendrán una mayor carga tributaria, Touché Asesores realizó un ejemplo, con la salvedad de que se trata de un cálculo general, pues los casos pueden ser distintos para cada contribuyente: cada persona tiene sus realidades, las cuales utiliza como deducciones al hacer la declaración de renta (unos tienen dependientes a su cargo, otros pagan créditos de vivienda y deducen los intereses pagados, otros llevan a la declaración de renta el pago hecho por la medicina prepagada, entre otros).

El ejemplo

Es así como, si una persona tiene un ingreso laboral anual de 150 millones de pesos ($12,5 millones al mes en promedio), al presentar su declaración de renta empieza a hacer restas, hasta llegar a la base gravable sobre la cual pagará el impuesto.

Se parte de que se trata de un trabajador asalariado formal, con prestaciones sociales. En tal caso, a su ingreso anual le resta el 9 % básico, es decir, lo que aporta por pensión (4%), salud (4%) y solidaridad (1%) (esto es lo básico).

En plata blanca, implicaría que en el proceso de depuración para llegar a la base de pago del impuesto de renta, le resta 13,5 millones de aportes anuales a la seguridad social. Esa resta lleva su cuenta a 136,5 millones de pesos, que son a los que le podrá aplicar el 25 % de la renta exenta que la ley ha tenido hasta ahora para los ingresos laborales y que se mantiene en la nueva reforma tributaria.

En consecuencia, su impuesto de renta, en el actual esquema de aportes de las personas naturales, por su renta de trabajo, sería de 14,9 millones de pesos, porque su renta gravable, después de aplicar todas las deducciones, quedó en 102,3 millones de pesos. En otras palabras, en la actualidad se gana 150 millones de pesos al año y el impuesto lo paga únicamente sobre 102,3 millones de pesos, porque utiliza los beneficios tributarios vigentes para todos los trabajadores.

¿Qué cambia?

Bien se ha dicho en relación con las reformas tributarias que el diablo está en los detalles. El gran cambio que plantea la propuesta que fue radicada en el Congreso de la República el 8 de agosto, es que reduce la limitante sobre la cual, las personas naturales que pagan impuestos por sus salarios. De esa manera, si hasta el momento la limitante ha sido de 2.880 UVT (en pesos son 109,4 millones anuales) ahora la bajan a 790 UVT (30 millones al año).

Esto significa que al hacer la declaración de renta, los trabajadores podrán restarse hasta 30 millones de pesos de la renta exenta de trabajo (el famoso 25 %). Para el ejemplo realizado por la firma Touché Asesores, que corresponde a un salario mensual de 12,5 millones de pesos, la renta exenta anual era de 37,5 millones de pesos y podría restarla toda para pagar un menor impuesto. Ahora, con la propuesta de reforma tributaria solo podrá restar 30 millones de pesos.

En la práctica, implica que pagará más impuesto, pues los 7,5 millones de pesos que no podrá deducir, ahora harán parte de su ingreso gravado.

El cálculo realizado por la firma Touché señala que, de pagar un impuesto anual de 14,9 millones de pesos, el contribuyente con un ingreso mensual de 12,5 millones de pesos pasaría a aportar 16,1 millones de pesos al año, es decir, le aumenta la carga en 1,1 millón de pesos al año. En consecuencia, deberá trabajar 1,2 meses para cumplir con su obligación tributaria en el impuesto de renta como persona natural.

En la medida en que sube el ingreso salarial del trabajador, más aumenta el monto sobre el cual no podrá hacer deducciones ni exenciones de renta.