empresas

Elon Musk eleva a más de US$33.000 millones el aporte para comprar Twitter

El empresario redujo considerablemente el préstamo que adquiría para comprar la red social.


Elon Musk elevó a 33.500 millones de dólares la suma aportada directamente por el empresario y sus socios para la compra de Twitter, bajando aún más el monto de crédito bancario.

Luego del anuncio, que fue bien recibido por los inversionistas, la acción de la empresa subió en los intercambios posteriores al cierre de Wall Street. Hacia las 22:00 horas GMT, el título había subido en más del 5 %.

Musk, que inicialmente había suscrito préstamos por 25.500 millones de dólares, redujo dichos créditos a 13.000 millones de dólares, según el documento registrado el miércoles por la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense (SEC), lo que aligera considerablemente su carga financiera.

A principios de mayo, varios accionistas de Twitter se habían comprometido a aportar sus títulos a la operación y seguir así siendo minoritarios en el capital una vez que se retire a la sociedad de bolsa.

La valorización de sus títulos reducía en la misma cantidad el dinero que debía aportar Musk. El miércoles, el empresario anunció haber recibido nuevos compromisos directos, que le permitieron reducir 6.250 millones adicionales el monto de sus préstamos suscritos para la adquisición.

No precisó si el monto provenía, en su totalidad o en parte, de su patrimonio personal, o si se le unieron otros inversionistas.

Los 12.500 millones de dólares de préstamos que al final no fueron necesarios preocuparon a una parte de los analistas, porque se trataba de préstamos respaldados por títulos de Tesla, la empresa de autos eléctricos de Musk. Eso crearía una relación con el constructor automóvil, que disgustó al mercado.

Según CNBC, Musk dialoga con varias personas, entre ellas el cofundador y antiguo director general de Twitter, Jack Dorsey, para que se unan al proyecto y contribuyan, bien sea en efectivo o acciones de la empresa.

Cabe resaltar que el magnate sudafricano y CEO de Tesla, Elon Musk, se refirió el jueves pasado a la compra de Twitter a través de su cuenta en la misma red social.

“Para ser claros, estoy gastando menos del 5 % (pero en realidad) de mi tiempo en la adquisición de Twitter. ¡No es ciencia espacial! Ayer fue Giga Texas, hoy es Starbase. Tesla está en mi mente 24/7″, dijo el empresario.

Y utilizó un meme para desmentir lo que se habla respecto a ese negocio: “Así que puede parecer como a continuación, pero no es cierto”, explicó.

Anterior a eso, Musk aseguró que la adquisición de Twitter no se llevará a cabo hasta que tenga garantías sobre la plaga de cuentas falsas que abundan en la plataforma, lo que complica la tensa oferta de compra del gigante de las redes sociales.

El empresario, considerado un genio por quienes lo siguen y un “megalómano errático” por sus detractores, sorprendió al mundo de las finanzas en abril cuando anunció que quería comprar Twitter.

Pero su oferta por 44.000 millones de dólares está ahora en suspenso hasta que se resuelva el número estimado que hay de cuentas falsas, conocidas como “bots”.

“El director ejecutivo de Twitter se negó ayer a demostrar que menos del 5 % de las cuentas son falsas”, tuiteó Musk, que tiene casi 94 millones de seguidores en la red social. “Hasta que no lo haga, el acuerdo no puede seguir adelante”, añadió.

El consejero delegado de Twitter, Parag Agrawal, afirma que la plataforma suspende más de medio millón de cuentas que parecen falsas cada día, muchas veces antes de que estas sean públicas, y que cada semana bloquea a millones de supuestos usuarios por sospechas de que son cuentas manejadas por una aplicación de ordenador.

*Con información de la AFP.