empresas

MinComercio y otras entidades lanzan plan de micronegocios para población víctima

Este proyecto hace parte de las políticas de ‘Economía para la Gente’ y ‘Compra Lo Nuestro’.


El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y Colombia Productiva, en alianza con la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y Propaís, impulsaron la Escuela de Comercialización para Micronegocios, proyecto que busca que 7.000 micronegocios pertenecientes a población víctima accedan a formación, asistencia y herramientas para implementar marketing digital y aumentar sus ventas.

La Escuela hace parte de las estrategias de ‘Economía para la Gente’ y ‘Compra Lo Nuestro’, del Gobierno Nacional, y se desarrolló con base en la experiencia del Programa de Fortalecimiento Empresarial para Micronegocios de Propaís.

María Ximena Lombana, ministra de Comercio, Industria y Turismo, explicó en una conferencia que “a la fecha, a través de Economía para la Gente, hemos apoyado a más de 425.000 micronegocios, con recursos por $1,38 billones, con servicios de asistencia técnica, capacitación, capitalización a través de activos productivos, acceso al financiamiento y apoyo en la gestión comercial. La Escuela de Comercialización es otro de los aportes que hacemos desde el Ministerio para continuar apoyando a los micronegocios de población victima del conflicto armado por desplazamiento forzado, para que continúen por la senda de la reactivación y el crecimiento”.

La iniciativa cuenta con una inversión cercana a los $1.000 millones y atenderá a población víctima de siete regiones del país: Centro, Antioquia, Caribe, Sur, Pacífico, Meta y Chocó.

Por su parte, Camilo Fernández de Soto, presidente de Colombia Productiva, dijo que, “por medio de la Escuela de Comercialización, la población víctima dueña de micronegocios accederá a tres niveles de formación que la conectarán con el mundo del mercadeo digital para fortalecer sus capacidades comerciales y aumentar sus ventas”.

Para participar, los micronegocios deben contar con mínimo seis meses de operación, estar inscritos en el Registro Único de Víctimas (RUV) y clasificados en los sectores manufacturero, artesanal, moda, agroindustrial, comercial y servicios.

La Escuela se desarrollará en tres niveles. El primero es ‘Semillero digital’, con el que 7.000 micronegocios recibirán cursos de marketing digital en formato de microcápsulas distribuidas por WhatsApp o YouTube y serán vinculados a ‘Compra Lo Nuestro’, la red social y directorio empresarial más grande de América Latina.

En el nivel dos, ‘Empresarios Orquídea’, 2.800 micronegocios recibirán asistencia personalizada para el diseño y puesta en marcha de un plan de mejoramiento comercial, y serán vinculados a un grupo comercial colaborativo de su región. También recibirán formación complementaria en la plataforma HP Life y participarán en el programa magazín ‘Red-@ctivate’, de Propaís.

Y en el nivel tres, ‘Empresarios Esmeralda’, 700 micronegocios recibirán acompañamiento para su promoción en los mercados locales, asistencia técnica para la implementación de sus planes comerciales, acceso a la participación en ferias y eventos, acompañamiento para promover sus negocios en redes sociales y catálogos digitales, y material de marketing como adhesivos y habladores con los sellos ‘Compra Lo Nuestro’ y ‘Unidos por la Víctimas’, para poder generar un valor agregado de marca a sus productos y negocios.

La Unidad para las Víctimas ratificó, por su parte, su compromiso y disposición permanente para facilitar el acceso de esta población con programas orientados a fortalecer sus emprendimientos; reconociendo y promoviendo la creatividad e innovación, implementando un modelo de intervención dirigido al fortalecimiento a emprendimientos a través de la operativización y aprovechamiento de la oferta institucional y de cooperación internacional.

Según el director de la Unidad de Víctimas, Ramón Alberto Rodríguez, es de gran importancia el programa “Escuela de comercialización”, dado que promueve acciones de fortalecimiento para ayudar a las víctimas a aumentar las ventas de sus micronegocios a través de mercadeo digital y de dinámicas colaborativas.