mundo

Twitter compartirá sus datos internos con Musk para despejar el acuerdo de compra

Musk aceptó comprar Twitter por 44.000 millones de dólares.


Twitter accederá a la petición de Elon Musk de proporcionar datos internos, como parte de un enfrentamiento en el que está en juego la cuestionada oferta de 44.000 millones de dólares del magnate para comprar la plataforma, así lo informaron medios estadounidenses este miércoles (8 de junio).

La noticia llega justo días después de que el CEO de Tesla amenazó con retirarse del acuerdo para comprar Twitter, acusando a la red social de fallar en su intento por proveer datos sobre cuentas falsas.

Los diarios The Washington Post y The New York Times, y el sitio web Axios citaron fuentes anónimas cercanas a las negociaciones, según las cuales la junta de Twitter decidió darle a Musk acceso total a su “manguera” de datos internos con los cientos de millones de tuits que se publican a diario en la plataforma.

“Esto pondría fin al mayor enfrentamiento entre Musk y la junta en este tema crucial que ha puesto en pausa el trato”, escribió Dan Ives, analista de Wedbush, en un tuit.

Vale recordar que, a principios de marzo, Elon Musk anunció que pondría el acuerdo “temporalmente en espera”, mientras esperaba que la compañía entregara los datos sobre la proporción de sus cuentas falsas y spam, un detalle que el CEO de SpaceX ha destacado como condicionante para su compra.

El multimillonario estadounidense también advirtió a través de sus redes sociales que no podía seguir adelante en la compra de la plataforma por 44.000 millones de dólares hasta que no le sea suministrada dicha información.

Una de las preocupaciones de Musk radica en que los robots de spam, también conocidos como bots, podrían representar al menos la mitad de los usuarios de Twitter, es decir, más de 10 veces la estimación oficial de la compañía.

El director ejecutivo de Twitter, Parag Agrawal, ha dicho que menos del 5% de las cuentas activas de Twitter son bots (robots), sin que ese análisis se pueda replicar externamente por política de protección de datos.

“Se basan en múltiples análisis humanos de cuentas, que son seleccionadas de forma aleatoria”, sostuvo Parag Agrawal en una publicación en su cuenta de Twitter. Elon Musk respondió a las explicaciones de Agrawal con un emoji en forma de excremento. “¿Cómo los anunciantes pueden saber lo que pagan realmente?”, se preguntó en un tuit. “Es una pregunta fundamental para la salud de Twitter”, añadió.

Unas dos docenas de compañías ya pagan para acceder al tesoro masivo de datos internos de Twitter, que incluye el registro de tuits e información sobre cuentas y dispositivos desde donde se envían los mensajes, dijo el Post.

Twitter no quiso comentar sobre la información, pero ha defendido su espíritu de respuesta hacia las sugerencias de Musk, y prometió completar el acuerdo en los términos originales.

Musk aceptó comprar Twitter por 44.000 millones de dólares, a finales de abril.

El principal directivo de Twitter en el área legal les ha dicho a los empleados que una votación especial de accionistas para aprobar la adquisición podría darse a finales de julio o comienzos de agosto, según Bloomberg.

Musk comenzó a hacer un ruido considerable alrededor de las cuentas falsas a mediados de mayo, cuando dijo que se retiraría de la transacción si sus inquietudes no eran tramitadas.

Algunos analistas han visto los cuestionamientos de Musk a Twitter como un medio para poner fin al proceso de compra o como método de presión hacia Twitter para bajar el precio.

Las acciones de Twitter terminaron el miércoles ligeramente por encima de los 40 dólares, considerablemente más bajas que los 54,20 dólares que Musk acordó pagar cuando firmó el acuerdo de compra.

*Con información AFP.