empresas

Utilidad neta del GEB aumentó 34 % en el primer trimestre; ingresos operacionales subieron 25,8 %

La utilidad neta consolidada entre enero y marzo de este año fue de 710 mil millones de pesos.


El Grupo Energía Bogotá (GEB) presentó este jueves 26 de mayo sus resultados financieros correspondientes al primer trimestre de 2022, en los que reportó, con relación al mismo lapso del año pasado, un incremento de 25,8 % en los ingresos operacionales, que pasaron de 1,23 billones de pesos a $1,55 billones.

Los ingresos estuvieron impulsados, principalmente, por los logros en transporte y en distribución de gas natural por parte de las filiales TGI y Cálidda, en Colombia y Perú, respectivamente, y los positivos ingresos de la Sucursal de Transmisión, también en Colombia, y de Trecsa y Eebis, en Guatemala.

Jorge Tabares, vicepresidente Financiero del GEB, destacó también que el ebitda consolidado, que incluye tanto los dividendos ordinarios como los extraordinarios decretados por las compañías no controladas, pasó de $ 1,90 billones a $ 2,43 billones entre el primer trimestre de 2021 y el mismo período de este año, es decir, un incremento del 28,3%.

Igualmente, señaló que la utilidad neta consolidada entre enero y marzo de este año fue de 710 mil millones de pesos, 34,1 % más que en ese lapso de 2021.

Entre los hechos relevantes del primer trimestre del año se destacan el fortalecimiento de la alianza público-privada con Enel, a través del nacimiento de Enel Colombia, resultado de la fusión de Emgesa, Codensa, Enel Green Power (EGP) Colombia y las filiales de EGP en Panamá, Guatemala y Costa Rica.

Otros sucesos sobresalientes del trimestre son el anuncio del GEB del proceso de adquisición de Elecnorte, que opera 138 kilómetros de líneas de transmisión de energía en La Guajira; la emisión de bonos de deuda pública por 262 mil millones de pesos en subseries de 15 y 22 años (una sobredemanda de 2,65 veces), y la incorporación al Sistema Interconectado Nacional, junto con Enel, del primer kilovoltio hora de energía generada en el parque solar La Loma.

Igualmente, se destacan los avances en prácticas Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG). Por ejemplo, el GEB incorporó en Colombia cláusulas que exigen a los contratistas y proveedores el cumplimiento de los estándares internacionales en Derechos Humanos; elaboró una estrategia de cooperación Internacional para fortalecer los mecanismos de inversión social y ambiental; estructuró el programa ‘Educación para la transición energética - Fabio Chaparro 2022-2030′, que iniciará en el segundo semestre de este año por US$ 13,2 millones.

Así mismo, el GEB finalizó el diagnóstico de los sistemas de gestión ambiental con el fin de fortalecer la gestión ambiental en sus actividades, y adoptó la política de cambio climático para armonizar las operaciones del Grupo con los objetivos de mitigación y adaptación de los países en los cuales tiene presencia.

Juan Ricardo Ortega, presidente del GEB, señaló que el primer trimestre del año deja muy buenos resultados que permiten entrever un 2022 de afianzamiento en los planes de crecimiento estratégico para la empresa y sus compañías en medio de la continua reactivación de la pandemia del Covid-19, con el fin de seguir aportando al desarrollo de los territorios y de las comunidades donde tienen influencia.

“Seguimos generando recursos financieros y sociales que nos permiten continuar nuestro propósito superior, que es mejorar vidas con energía sostenible y competitiva. Estos resultados nos renuevan los impulsos para generar valor a nuestros accionistas y llevar progreso sostenible y bienestar a las comunidades”, puntualizó Ortega.

Venta de acciones

Recientemente, el presidente del Grupo Energía Bogotá (GEB), Juan Ricardo Ortega, aseguró que entre septiembre y octubre de este año se cerraría la venta del 9,4 % de las acciones de la compañía. El Distrito de Bogotá, como dueño del GEB, podría conseguir recursos por aproximadamente dos billones de pesos, que serán destinados, entre otras cosas, para la segunda línea del Metro de Bogotá.

Los ejecutivos del GEB han estado adelantando reuniones con banqueros nacionales e internacionales para presentarles la estrategia de la compañía, “porque quieren entender por qué el GEB es una buena inversión a mediano y largo plazo”, dijo Ortega.

El presidente del GEB aseguró que para avanzar en esta operación se están preparando unas propuestas en cuanto al gobierno corporativo de la compañía, se debe convocar una asamblea extraordinaria y, por supuesto, conocer cuál será el nuevo presidente de Colombia, “esto es esencial”.