Tendencias
Wall Street
La inflación y el fantasma de la recesión siguen afectando seriamente este mercado de valores. - Foto: Getty Images

inversionistas

Wall Street dejó atrás los malos resultados y comenzó octubre con fuerte alza

Esta jornada fue bastante positiva para el mercado de valores neoyorquino.

La bolsa de Nueva York terminó en fuerte alza, impulsada por compras de cobertura, búsqueda de buenos negocios, el cambio de rumbo con los impuestos en Reino Unido, la disparada del petróleo y el ímpetu de un nuevo trimestre que comienza, luego de un catastrófico mes de septiembre.

Al cierre de las operaciones para este lunes -3 de octubre- el Dow Jones ganó 2,66 % a 29.490,89 puntos, el tecnológico Nasdaq subió 2,27 % a 10.815,43 unidades, y el S&P 500 avanzó 2,59 % a 3.678,42. Poco a poco este mercado busca recuperarse del que tal vez ha sido uno de sus peores meses de este año.

No hay que olvidar que el pasado viernes este mercado le dijo adiós a septiembre con uno de sus reportes más bajos de todo el 2022. En ese momento el Dow Jones cedió 1,70 % hasta su nivel de cierre más bajo desde noviembre de 2020, en 28.725,51 puntos. En tanto el tecnológico Nasdaq perdió 1,51 % a 10.575,61 unidades, y el S&P 500 1,48 % a 3.585,62.

Un caso similar sucedió con las principales bolsas europeas que cerraron este lunes con subidas, aprovechando la caída de los intereses sobre los bonos soberanos y la tendencia alcista de Wall Street.

Dejando atrás una racha de resultados en rojo, la bolsa de Londres cerró con una ganancia de 0,22 %, mientras que París ganó un 0,55 %, Fráncfort un 0,79 %, Milán un 1,57 % y Madrid un 1,29 %. De acuerdo con los expertos, el cambio de rumbo con los impuestos en Reino Unido ha sido un dato fundamental para inyectar buen ánimo a estos mercados en el viejo continente.

“Los mercados están un poco más calmados, con un Reino Unido donde el Primer Ministro está echando para atrás parte de los programas de subsidios de impuestos que había propuesto y esto le ha quitado estrés a esa moneda, porque había preocupación por los impactos de esa ayuda en la inflación, que no iba a terminar bajando como se esperaba, sino que, por el contrario, seguiría disparada”, dijo Juan Eduardo Nates, analista de Credicorp Capital.

Si bien estos datos de cierre aumentan el optimismo entre los inversionistas, no se puede pasar por alto que la actividad manufacturera en Estados Unidos registró en septiembre su crecimiento más débil desde mayo de 2020, en medio de perspectivas de una desaceleración económica, según el índice de la federación profesional ISM publicado el lunes.

El índice cayó a 50,9 % en septiembre, en baja de 1,9 puntos porcentuales con respecto a agosto, y queda apenas por encima de 50 % que es el límite entre el crecimiento y la contracción de actividad.

Los analistas esperaban un descenso, pero menos pronunciado, a 52 %, y este reporte muestra que la desaceleración no es tan marcada como proyectaban los expertos, luego de las alzas agresivas de tasas de interés que se han dado en los últimos meses en Estados Unidos.

Estos temores están infundados desde la Reserva Federal, que sigue enfrascada en su lucha contra la inflación en un contexto de pujante economía, en busca de frenar cuanto antes la inflación y regresarla al nivel deseado del 3 %, en medio del llamado que hacen los empresarios para que no se siga golpeando el desarrollo económico.

Cabe recordar que la semana pasada se conoció que la inflación interanual en Estados Unidos se moderó ligeramente, pero volvió a aumentar de mes a mes, según el índice PCE publicado el viernes por el Departamento de Comercio. Los precios de consumo a doce meses subieron un 6,2 % en agosto, menos que el 6,4 % registrado en julio.

Así las cosas, el futuro de los mercados de valores en el mundo se sigue debatiendo entre la posibilidad de una recesión en Europa y la expectativa por lo que pueda pasar en los Estados Unidos en medio de la lucha que mantiene la Reserva Federal (Fed o Banco Central) con la inflación, que se niega ceder.