economía

“Bajar el IVA del 19 % al 10 %”: así impactaría su bolsillo un gobierno de Rodolfo Hernández

Entre las promesas de campaña y la realidad está la plata y la decisión política para cumplir. Esto es lo que propone el ingeniero que se disputa la Presidencia con Gustavo Petro.


En una serie de trinos, Rodolfo Hernández lanzó algunos de los puntos clave de su posible gobierno. La mayoría tienen que ver con la forma como el ingeniero abordaría la economía. Lo hizo para señalar sus diferencias con Álvaro Uribe Vélez, tras la seguidilla de tuits que lo relacionaban con el expresidente. Con esto, el candidato busca que sus seguidores “no coman cuento”, haciendo referencia a las críticas que recibió en su contra.

El ingeniero se mandó con propuestas de fondo, unas tradicionales y otras muy innovadoras. Por ejemplo, habló sobre el campo y su reactivación, en busca de autosuficiencia alimentaria y sobre reducir la corrupción en los procesos de contratación y asignar la mayoría de estos en procesos meritocráticos.

Y se fue lanza en ristre contra la reforma tributaria. “Siempre he dicho que la reforma tributaria de Carrasquilla, promovida por el gobierno de Iván Duque, fue un intento de ponerle IVA al hambre, algo completamente inaceptable”, aseveró.

Sobre ese impuesto lanzó la propuesta más audaz: “En mi gobierno voy a bajar el IVA del 19 % al 10 % y lo voy a transformar en un ‘impuesto al consumo’, con el fin de revivir al sector productivo”, trinó, como doceava diferencia.

El programa de gobierno que ha puesto en la palestra el ingeniero santandereano se llama ‘De Colombia para Colombia’.

La financiación del plan de gobierno de Hernández provendrá, en parte, de la lucha contra la corrupción. Se muestra partidario de eliminar impuestos como el 4 × 1.000, mantener la canasta básica familiar libre de IVA y quitarle impuestos a la adquisición de bienes de capital.

La política monetaria es un tema al cual poco se ha referido.

En pensiones, dice que otorgará una pensión de un salario mínimo a los adultos mayores que ya no tienen opción de pensionarse.

Aboga por una transformación de Colpensiones, liberando el freno que le impide generar inversiones, con lo cual la entidad pública quedará en igualdad de condiciones con los fondos privados. Los que llama “pensionados privilegiados” tendrán una carga impositiva y hará uso de los recursos del ahorro pensional para permitir la autofinanciación de proyectos de emprendimiento en aquellos ciudadanos que estén por fuera del mercado laboral.

Empleo. En ese frente, promoverá la vinculación a la seguridad social por medio de simplificación de trámites. Los trabajadores independientes tendrán la posibilidad de afiliarse a seguros por riesgos laborales. Revisará los servicios que ofrecen las cajas de compensación familiar. Planea crear una especie de supraministerio, por encima del Ministerio del Trabajo, que se encargue de gestionar y ubicar sectores que pueden ser más activos en generación de puestos de trabajo.

RODOLFO HERNANDEZ
Rodolfo Hernández. - Foto: ESTEBAN VEGA LA ROTTA

La política rural que tiene en mente consiste en diseñar un enfoque de productividad que lleve a la industrialización del campo. Disminuirá costos de créditos y promoverá una ley agropecuaria que priorice el uso de insumos locales.

La inversión en ciencia y tecnología tendrá un criterio competitivo en busca de impulsar la industria nacional, principalmente la que produce medicamentos.

Los emprendimientos digitales son prioritarios para el candidato santandereano, por lo cual promoverá su financiación, asesoría y exención de impuestos en los primeros tres años. La necesidad de nuevas compañías es vital para Hernández, quien menciona una reforma a la estructura de trámites, de manera que sea más simple y económico crear empresa.

En cuanto a los aranceles y el comercio exterior, revisará el cumplimiento de las condiciones de los TLC. Su interés en ese sentido es el de no permitir la importación de productos cuando exista oferta interna suficiente. Le cerrará la puerta a la importación de productos que el campo colombiano ofrezca y aumentará la protección a la industria.

Con respecto a minería y fuentes energéticas, generará confianza a la inversión en el sector minero-energético, para lo cual promoverá el diálogo con las comunidades. Su meta es alcanzar el autoabastecimiento energético en 2030, incorporando el incremento de reservas de petróleo y gas mediante nuevas exploraciones y la promoción de energías limpias.

También desarrollará un sistema de transporte y distribución de combustible para garantizar el suficiente abastecimiento nacional.