Tendencias
El aumento de las tasas de interés avivó el miedo de la gente a endeudarse en los Estados Unidos.
El aumento de las tasas de interés avivó el miedo de la gente a endeudarse en los Estados Unidos. - Foto: Getty Images

macroeconomía

Crisis económica: ¿qué está pasando en EE. UU. tras la recesión técnica?

La inflación ha sido el mayor causante de la desaceleración de la economía en este país.

Poco más de un mes se ha cumplido desde que los Estados Unidos entraron en recesión técnica, luego de sufrir la caída de su Producto Interno Bruto (PIB) por dos trimestres consecutivos. Estos se han visto afectados por una inflación creciente que ha llevado a la Reserva Federal a subir las tasas de interés a sus máximos históricos, amenazando con esto el crecimiento económico del próximo año.

Si bien por ahora se vive una tensa calma entre las autoridades financieras de este país, los mercados de valores oscilan entre las pérdidas y la volatilidad. Aún resuenan las bajas en el PIB del 0,4 % para los tres primeros meses del año y de 0,2 % en el periodo entre abril y junio; mientras tanto, se esperan los balances para el trimestre que finaliza este 30 de septiembre.

De acuerdo con economistas, se denomina recesión técnica a la situación económica que se da al encadenar dos trimestres de contracción. Sin embargo, otros economistas y la administración del presidente Joe Biden afirman que la economía no está necesariamente en recesión, pues muestra otros indicadores más favorables.

Según la Oficina de Análisis Económico del Gobierno (BEA, por sus siglas en inglés), entre abril y junio se registraron descensos en inversión privada en inventarios, en inversión residencial fija, en el gasto del Gobierno y en inversión fija no residencial. No obstante, estos retrocesos fueron compensados en parte por un alza en las exportaciones y el gasto de los consumidores.

Así las cosas, por ahora se vive en medio de la incertidumbre, mientras la Casa Blanca, los mercados de valores y analistas del mercado esperan que empiecen a llegar las buenas noticias. Especialmente en lo que respecta al aumento del costo de vida y, aunque suene raro, una pronta baja en la generación de empleo.

¿Cómo está el panorama actual en EE. UU.?

Lo primero que hay que destacar es que la inflación interanual en Estados Unidos se moderó ligeramente, pero volvió a aumentar de mes a mes, según el índice PCE publicado el viernes por el Departamento de Comercio.

Los precios de consumo a doce meses subieron un 6,2 % en agosto, menos que el 6,4 % registrado en julio. En términos mensuales, los precios, que se habían contraído un 0,1 % entre junio y julio, volvieron a subir en agosto un 0,3 % con respecto a julio, más de lo esperado por los analistas, que pronosticaron una subida del 0,2 %.

El Departamento de Comercio también informó que los ingresos de los hogares aumentaron un 0,3 % en agosto, al igual que en julio, mientras que el gasto aumentó un 0,4 % frente a una caída del 0,2 % el mes anterior.

Entre tanto, las inscripciones a los subsidios por desempleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada a su nivel más bajo desde abril, señal de que el mercado laboral sigue bajo presión, según datos oficiales divulgados el jueves.

Entre el 18 y el 24 de septiembre, 193.000 personas se inscribieron para recibir un subsidio luego de perder su empleo, según cifras del Departamento de Trabajo. Son 16.000 personas menos que en la semana anterior y una cifra menor a la esperada. Los analistas apostaban a unas 213.000 solicitudes de ayuda, según el consenso del sitio especializado briefing.com.

Estos pedidos caen así por debajo de los 200.000 por primera vez desde mayo y llegan a su nivel más bajo desde abril. Uno de los primeros resultados que se mira tras la subida de tasas, en medio de la lucha contra inflación, es si cae o no la generación de empleo, puesto que no hay olvidar que este tipo de medidas busca deprimir la economía, para reducir el consumo y hacer que los precios bajen por ley de oferta y demanda.

Una confianza que crece en medio de la adversidad

La confianza de los consumidores en la economía de Estados Unidos mejoró ligeramente en septiembre en relación con agosto, según la estimación final para el mes publicada el viernes por la Universidad de Michigan.

“Las condiciones de compra de bienes duraderos y las perspectivas económicas en un año continuaron mejorando con respecto a las cifras extremadamente bajas de inicios del verano” boreal, comentó la directora de la encuesta de la Universidad de Michigan, Joanne Hsu, citada en un comunicado. En cambio, a largo plazo ―más allá de un año―, la percepción sobre la economía empeora, matizó Hsu.

*Con información de AFP.