Tendencias
Ofertas de trabajo: Paso a paso para postularse a las miles de vacantes del Servicio Público de Empleo
El desempleo en Colombia bajó para septiembre y se ubicó en el 10,7 %. - Foto: Semana. Bani Ortega

macroeconomía

¿Desempleo en Colombia caerá en 2023? Esto prevé el Banco de la República

El desempleo en Colombia bajó para septiembre de 2022 y se ubicó en el 10,7 %.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) dio a conocer este lunes 31 de octubre los resultados de la encuesta de Mercado Laboral para el mes de septiembre, según la cual el desempleo en Colombia bajó para el noveno mes de este año, siendo el sector de los hombres el principal protagonista de este resultado.

Con esto queda evidenciado que la inflación sigue generando fuertes impactos en la economía nacional, pero también que no cae la tendencia de consumo. De acuerdo con las cifras entregadas por el Dane, el porcentaje de desocupados en Colombia se ubicó en el 10,7 %, luego de caer 1,4 % frente al mismo mes del 2021, cuando fue de 12,1 %.

Al respecto, un informe publicado por el Banco de la República reveló que los pronósticos indican que la tasa de desempleo urbana se mantendrá estable y terminaría 2022 alrededor del 11,2 % como escenario central.

De igual manera, para 2023 se prevé que dicho indicador, en promedio, se ubicaría entre el 9,9 y 13,5 %, con 11,7 % como el indicador más probable.

Por el lado del dominio nacional, la tasa terminaría el año 2022 en el 10,6 % y para 2023, en promedio, estaría entre el 9,2 % y 12,8 % con un 11 % como valor más probable. Estas predicciones implican ligeros incrementos en la TD [tasa de desempleo] durante 2023, los cuales serían consistentes con las menores previsiones de crecimiento económico para ese año”, dice la publicación.

Por su parte, con respecto a las estimaciones de la tasa de desempleo no inflacionaria, se observa una brecha de desempleo urbana negativa para finales de 2022. Estas estimaciones indicaríanque la mayor estrechez del mercado laboral podría estar generando presiones inflacionarias; sin embargo, la brecha se vuelve no significativa en el año 2023.

Con respecto al más reciente informe del Dane, la tasa global de participación se ubicó en 64,1 %, lo que significó un aumento de 3,2 puntos porcentuales con respecto a septiembre de 2021 (60,9 %). Finalmente, la tasa de ocupación fue 57,2 %, lo que representó un aumento de 3,6 puntos porcentuales en contraste con el mismo mes de 2021 (53,6 %).

“En septiembre de 2022, la población ocupada del país fue de 22,4 millones de personas, lo que representa una variación de 8,3 % frente a las 20,7 millones ocupadas el mismo mes en 2021. Las 13 ciudades y áreas metropolitanas contribuyeron con 4,9 puntos porcentuales a la variación nacional; en este dominio se presentó una población ocupada de 10,7 millones de personas, un millón de personas más en comparación con septiembre de 2021 (9,7 millones). Estas variaciones fueron estadísticamente significativas”, explicó la directora del Dane, Piedad Urdinola.

Si bien estas noticias son positivas, llama la atención que se sigue presentando una importante y lamentable brecha entre hombres y mujeres para acceder al mercado laboral, ya que mientras la tasa de desocupación para hombres es 8,8 %, para mujeres es del 13,3 %.

No obstante, en ambos grupos poblacionales se evidencia una caída en el número de personas sin trabajo, si se comparan los datos con los reportes del mismo mes del año pasado.

“En este punto debemos tener en cuenta que, si bien las mujeres siguen muy rezagadas frente a los hombres en lo que respecta a la ocupación de puestos de trabajo, están mostrando un nivel más rápido de recuperación del empleo que los hombres. Mientras para las primeras se pasó del 15,1 % en 2021 al 13,3 % en 2022, el salto para los segundos apenas fue del 9,8 al 8,8 %”, dijo Piedad Urdinola.

Revisando los sectores de la economía que más están generando empleo actualmente en Colombia, comercio y reparación de vehículos está en primer lugar; está seguido por alojamiento y servicios de comida; luego está agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca.

En el cuarto y quinto lugar aparecen actividades artísticas y entretenimiento, e industrias manufactureras.

Las mujeres han tenido mejor acogida en el sector de alojamiento, mientras que el agrario es el más favorable para los hombres.