Así afecta el dólar a los proyectos de infraestructura.
El precio del dólar viene a la baja desde la semana pasada. - Foto: Getty Images/iStockphoto

divisas

Dólar en Colombia abrió otra vez a la baja y tocó la barrera de los 4.700 pesos

Poco a poco esta divisa se aleja cada vez más de sus máximos históricos.

El precio del dólar en Colombia sigue a la baja y este martes 29 de noviembre abrió nuevamente con caídas en su cotización, influenciado por la falta de apetito por los activos de riesgo que hay actualmente en el mercado y la expectativa por los datos de desempleo que se conozcan esta semana en el país y en Estados Unidos.

De acuerdo con la Bolsa de Valores de Colombia, la moneda estadounidense inició operaciones con un valor de apertura que se situó en 4.820 pesos, con el cual cede 20 pesos y 60 centavos frente a la Tasa Representativa del Mercado fijada para hoy por la Superintendencia Financiera en 4.840,60; luego de los desplomes con los que comenzó la semana.

Así mismo, en sus primeras operaciones mantuvo el ritmo descendente, llegando a mínimos de 4.791 pesos, mientras que su máximo no supera la apertura. Con corte a las 8:45 a. m., su precio promedio es de 4.804 pesos con 76 centavos. Así las cosas, el dólar se vuelve a ubicar en la barrera de los 4.700 pesos después de casi mes y medio en el que disparó su valor y llegó hasta máximos históricos de 5.133, impulsado por el temor a una crisis.

De esta manera, la moneda estadounidense ha corregido a la baja más de 200 pesos en las últimas semanas, esto principalmente como consecuencia de todo lo que está sucediendo en el mundo, donde si bien se mantienen los ojos puestos en China, por ahora la mayoría de las noticias son positivas, especialmente en lo relacionado con la lucha contra la inflación, que, por ejemplo, en Colombia sigue sin dar tregua y se ubica en niveles que no se veían hace más de 20 años.

Para Juan Eduardo Nates, analista de Credicorp Capital, todo lo que está pasando con el dólar actualmente es el resultado de una región que está aprovechando para fortalecerse y restarle camino al dólar, pese a las presiones que hay actualmente también con el petróleo, que esta semana tocó su nivel más bajo de todo el año.

“Los mercados mantienen el optimismo en términos de dólar, la región está fortalecida y con mucho dinamismo, vemos un petróleo que viene en subida; algunos traders están especulando sobre nuevos recortes por parte de la Opep, que podrían ser alrededor de dos millones de barriles al día y pues gracias a esto podemos decir que los futuros del petróleo están arriba, sin embargo, tenemos la presión de estar por debajo de los 80 dólares por barril y esto pone muy nervioso al mercado”, dijo Nates.

No obstante, ayer lunes se dio una noticia que de inmediato encendió las alarmas entre los inversionistas, luego de que Jhon Williams, presidente de la FED en Nueva York, no quisiera dar luces sobre qué tan pronto empezarán a bajar las tasas de interés en Estados Unidos, ni sobre hasta que punto se podrían elevar estas referencias en medio de su lucha contra la inflación. Esto generó preocupación sobre algunos economistas, puesto que nuevamente se deja el futuro en un terreno incierto.

“Hay varios componentes esta semana, ayer vimos la emisión de globales, que por más de que el objetivo sea usar esos dólares por fuera, no necesariamente monetizarlos, pues también el Gobierno dijo que algo de eso se usará en el presupuesto; por otro lado, tenemos la OPA de BHI, la salida de Ecopetrol del índice MSCI, que podría significar la salida de capitales, aunque todo esto es netamente especulativo porque los fondos no han dicho que tanto sale, por ahora vemos niveles bajos y de compra para aprovechar”, agregó Nates.

La expectativa en este momento se centra principalmente en los resultados de desempleo que se darán a conocer el próximo lunes en el gigante norteamericano, dato que será clave para medir si el mercado en este país se está desacelerando como muchos analistas esperan o, si por el contrario, la FED deberá endurecer su lucha contra la inflación, lo que pondría a muchos a pensar en nuevas subidas agresivas para las tasas.

Por último, no hay que olvidar que los precios del petróleo se recuperaron el lunes al final de la jornada, luego de tocar mínimos en casi un año, impulsados por rumores de una posible reducción de producción por parte de la Opep y sus aliados en el seno de la Opep+.

El precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero cedió 0,52 % a 83,19 dólares, luego de perder hasta 3,61 % más temprano. En cuanto al barril de West Texas Intermediate (WTI) para enero, ganó 1,25 % a 77,24 dólares.

La jornada comenzó mal para las dos variedades de crudo, con el WTI tocando su nivel más bajo del año en 73,60 dólares, en tanto el Brent cayó a mínimos desde inicios de enero. No obstante, la tendencia del mercado se revirtió durante la jornada por rumores de un posible recorte de la Opep+ en su reunión del 4 de diciembre.

*Con información de la AFP.