macroeconomía

Fedebiocombustibles pide al gobierno Petro bajar el impuesto de renta para empresas

De acuerdo con el gremio, la tasa del impuesto de renta a las empresas “es muy grande y quizás una de las más grandes del mundo”.


Ahora que se discutirá en el Congreso de la República una nueva reforma tributaria a través de la cual el gobierno del presidente Gustavo Petro busca hacer varios cambios en materia de impuestos en el país, el director técnico de la Federación de Biocombustibles (Fedebiocombustibles), Carlos Graterón, aprovechó la oportunidad para hacer varias peticiones a favor de las empresas.

El funcionario aseguró que “es fundamental” que se revise la tasa del impuesto de renta a las empresas porque el 35 % actual “es una tasa impositiva muy grande y quizás una de las más grandes del mundo”.

“Es fundamental que, si bien se está pensando en incluir otros tributos para promover la industrialización del país, uno de los elementos es que esa tasa impositiva a personas jurídicas se revise al menos en un 30 %, no tiene que ser de inmediato, puede ser gradual”, aseguró el director técnico de Fedebiocombustibles.

Su segunda petición al Gobierno nacional tiene que ver con una revisión a la gradualidad de la tasa de exportación para las zonas francas, ya que actualmente varias plantas de producción de biocombustibles están ubicadas en zonas especiales.

“Si bien es acertado que haya una visión que promueva la exportación de bienes, creemos que lo que ha anunciado el ministro Ocampo de un 40 % del producto como una oferta exportable inicialmente, se podría revisar en volumen o en los porcentajes de participación de oferta de las zonas francas”, aseguró.

En cuanto a la propuesta de gravar las exportaciones de petróleo, carbón y oro, Carlos Graterón manifestó que ese impuesto del 10 % “debería redundar en que los precios se reduzcan para la producción local de sus derivados y poder tener unos recaudos importantes”.

El aumento en los precios del petróleo y de otros commodities le ha permitido al país maniobrar con éxito en medio de la turbulencia internacional actual.
La reforma tributaria propone gravar las exportaciones de petróleo, carbón y oro. - Foto: juan carlos sierra-semana

Sin embargo, alrededor de esta propuesta hay una inquietud y es que los precios de estos productos son altamente volátiles, lo que significa que “hoy se puedan tener unas rentas importantes, que apalancarán las inversiones sociales que ha planteado el gobierno del presidente Petro, pero en un futuro podrían verse afectadas por la reducción de los precios internacionales”.

Por ello, el director técnico de Fedebiocombustibles considera que es necesario contar con “un plan B” en caso tal de que los precios se caigan, con el fin de tener claro cómo se va a mitigar el impacto fiscal que esto representaría.

La reforma tiene elementos asertivos, ya que mantiene los incentivos tributarios al consumo, producción y comercialización de energías renovables. Esto es positivo para la energía renovable y los consumidores, quienes no se verían afectados por un incremento de precios”, concluyó.

  La papa y la gasolina han sido dos fuerzas opuestas de la inflación. La primera es el producto que más ha subido de precio este año, mientras que la segunda  ha permitido que Colombia tenga una inflación inferior a la de muchos países.
La reactivación económica impulsó un aumento del 10,8 % en la demanda de diésel en Colombia. - Foto: istock

Demanda de biocombustibles aumentó en el primer semestre de 2022

De acuerdo con el informe semestral de Fedebiocombustibles, la demanda del biodiésel en el país cerró con aumento del 13 %, mientras que la de bioetanol subió 9 % respecto al mismo período del año inmediatamente anterior.

La reactivación económica ha generado un aumento del 10,8 % en la demanda de diésel durante los primeros seis meses de 2022 y del 20 % en el consumo de gasolina, si se compara con el mismo período de 2021.

Por otro lado, el valor de las ventas sectoriales durante el primer semestre creció un 64 % respecto del primer semestre de 2021, alcanzando un valor cercano a los $3 billones, lo cual se explica por el aumento en el precio del dólar, el incremento del precio de las materias primas y la reactivación económica.

Además, el gremio proyecta para el segundo semestre de 2022 una producción cercana a las 363.000 toneladas de biodiésel y 176 millones de litros de bioetanol.

De acuerdo con cifras del Dane, los biocombustibles aportaron en el primer semestre del año un 7,8 % al producto interno bruto (PIB) agrícola del país.