educación

Impacto de la pandemia en la educación será más severo de lo previsto, según la ONU y el BM

En un informe presentado por varias entidades a nivel mundial, se advierte que muchas escuelas siguen cerradas y hay temor de que los niños no vuelvan a ellas tras una reapertura.


Los prolongados cierres de las escuelas han costado a los estudiantes billones de dólares en los ingresos de toda una vida, dijeron este 6 de diciembre el Banco Mundial (BM) y agencias de la ONU, advirtiendo que la crisis ha empeorado respecto a lo previsto el año pasado.

El BM, junto a Unicef y la Unesco, dijeron en un informe que la generación actual de estudiantes se arriesga a perder 17 billones de dólares en ingresos durante sus vidas, lo que equivale a cerca del 14 % del PIB mundial, debido a las interrupciones de clases por la pandemia de covid-19.

Esa estimación es mayor a otra hecha el año pasado, que preveía un impacto de 10 billones de dólares para los estudiantes de todo el mundo.

“La crisis de la covid-19 provocó un parón en los sistemas educativos de todo el mundo. Ahora, 21 meses después, las escuelas permanecen cerradas para millones de niños, y otros es posible que nunca regresen a las aulas”, dijo Jaime Saavedra, director de Educación del Banco Mundial.

“La pérdida de aprendizaje que muchos niños están experimentando es moralmente inaceptable”, añadió.

Pero las interrupciones no han impactado a todos de la misma manera y el informe encontró que los niños más pobres o con discapacidades tienen menos acceso al aprendizaje remoto, mientras que los estudiantes más jóvenes se han visto más afectados en general.

Las niñas, en tanto, han tenido menos posibilidades de pasar a sistemas de aprendizaje remoto, al tiempo que han experimentado una mayor pérdida de clases, añadió el informe.

Mientras que gobiernos de todo el mundo han revelado medidas de estímulo para impulsar sus economías tras las disrupciones por la pandemia, menos del 3 % de esos fondos han sido destinados a la educación, y más de 200 millones de estudiantes viven en países que no tienen medios para ofrecer todas las clases de manera remota.

La situación en Colombia

Un estudio reciente del Observatorio de Educación de la Universidad Javeriana, ‘Saber11 en tiempos de pandemia: ¿quiénes fueron los más afectados?’, que se centró en el análisis de las pruebas Saber11 administradas por el Icfes para los años 2017-2020, muestra que el cierre de los colegios debido al virus perturbó el desempeño académico de los estudiantes colombianos. Los efectos de la falta de clases presenciales sobre la educación son reales y muy tangibles.

En general, se presentaron menos estudiantes a las pruebas (5,4 % menos que el año anterior). El puntaje global en promedio también cayó un punto. En términos de resultados, los más afectados fueron los estudiantes de los colegios oficiales y los estudiantes rurales. En esas condiciones, la brecha entre los estudiantes de colegios oficiales y privados se amplió.

Las consecuencias de esta situación sobre el futuro de una parte importante de la juventud colombiana van a ser dramáticas. Los egresados de los colegios públicos no van a poder ingresar a la universidad con los puntajes que obtuvieron, ni van a poder acceder, o por lo menos en menor número, a las becas que se otorgan a estudiantes de bajos ingresos con buenos puntajes en las pruebas.

*Con información de la AFP.