Tendencias
En su primer año, la pandemia golpeó a las universidades y se registró una reducción importante de matrículas en el país.
En su primer año, la pandemia golpeó a las universidades y se registró una reducción importante de matrículas en el país. - Foto: Getty Images/iStockphoto.

educación

Más de 39.000 estudiantes abandonaron la universidad en Colombia durante la pandemia

Con el fin de hacerle frente a esta problemática, EducaMás brinda oportunidades para que los colombianos accedan de forma fácil a la educación superior.

Desde que inicio la pandemia de la covid-19 muchos sectores se vieron gravemente afectados, uno de ellos fue el sector de la educación, pues por motivos económicos o adaptabilidad a la virtualidad, más de 39.000 estudiantes de educación superior abandonaron las aulas.

De acuerdo con información oficial del Ministerio de Educación Nacional (MEN) y del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (SNIES) solo el 42% de los jóvenes colombianos accede a la educación superior. Y de este bajo porcentaje, solo el 18% se gradúa.

Otra cifra preocupante señala que el 44% de la población, cuatro de cada diez personas, no tiene los recursos económicos para matricularse en una universidad. De otro lado, solo el 49% de los jóvenes entre 17 y 21 años tienen la oportunidad de estudiar una carrera profesional. Por ello con el fin de ofrecer oportunidades en medio del desolador panorama, existen fundaciones como EducaMás que desde 2013 apoya y promueve el acceso, la permanencia la graduación de los colombianos en la educación superior.

Cabe señalar que la iniciativa además busca fortalecer la competitividad empresarial, por lo que EducaMás ha realizado una alianza con 15 empresas que a través de un fondo solidario facilitan el acceso a mejores oportunidades de ingreso a la universidad a los colaboradores de las compañías y sus grupos familiar más cercano.

Entre otros beneficios, el proyecto brinda descuentos entre un 20% y 40% para personas que estudien a través del fondo solidario de las empresas aliadas de la fundación. La fundación puso en marcha un proyecto que ofrece los bootcamp más reconocidos del país en programación web sin costo para 45 personas de poblaciones vulnerables.

“Estructuramos todo el programa, desde el diagnóstico y la evaluación de las necesidades de los estudiantes, hasta el diseño de la política educativa de la empresa y los apoyos económicos necesarios”, explicó María Alejandra Baene, fundadora y directora ejecutiva de EducaMás.

Varias instituciones de educación superior en se han sumado a la estrategia de la Alcaldía de Madrid, para ofrecer beneficios que facilitan el acceso.
Varias instituciones de educación superior en se han sumado a la estrategia de la Alcaldía de Madrid, para ofrecer beneficios que facilitan el acceso. - Foto: Getty Images

A la fecha, las empresas que se han sumado a la iniciativa, han invertido aproximadamente $1.700 millones con el fin de entregarles a sus empleados y familias las mejores oportunidades de estudios universitarios.

“Actualmente tenemos abierta la convocatoria para que más empresas se unan a EducaMás y creemos en conjunto un fondo educativo, de acuerdo a las necesidades de cada compañía y los costos relacionados”, agregó Baene.

“También, en términos de sostenibilidad, crearon un programa de responsabilidad social dirigido a los empleados y a sus hijos, con el cual cambiaron sus indicadores de gestión, desarrollo y crecimiento. Por ejemplo, el 78% de los estudiantes apoyados hasta el momento en esta iniciativa, son los primeros en acceder a la educación superior en su núcleo familiar”, destacó.

Cabe resaltar que este proyecto no es nuevo, sino que busca fortalecer las condiciones y facilidades de los jóvenes que se endurecieron a raíz de la pandemia de la covid-19. En ese sentido, más de 580 personas se han beneficiado de este programa, y se espera que al menos unos 500 adicionales se unan el siguiente semestre.

Del mismo modo, buscando reducir la cifra de abandono escolar, la fundación viene trabajando con una red de más de 100 voluntarios que se reúnen de manera virtual tres veces durante cada semestre con los estudiantes. Por ello busca acompañar a los jóvenes durante su proceso académico en la universidad.

“Este programa ayuda a los estudiantes a adaptarse más rápidamente a la vida universitaria, luego los apoya para que puedan superar sus dificultades con el fin de que no abandonen las aulas y finalmente los capacita para que cuenten con las mejores competencias y habilidades para enfrentarse con éxito al mundo laboral”, señaló Baene.