gente

“Es una realidad, sí quiero ser mamá”, el nuevo sueño de Mariana Pajón

La colombiana y su esposo Vincent Pelluard se casaron hace tres años.


La colombiana Mariana Pajón, quien logró la medalla de plata en el BMX de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, y quien es una de las deportistas más admiradas y queridas del país, reveló cuáles eran sus próximos planes y sueños.

Pajón habló en una rueda de prensa de los retos en los Juegos Olímpicos, así como de su vida personal y dijo: “Es una realidad, sí quiero ser mamá, quiero tener hijos, quiero que mis hijos también crezcan aquí (Colombia)”.

Sobre la misma línea, el esposo de la deportista, Vincent Pelluard, aseguró: “Acá es donde vivo, donde viviré, donde van a nacer nuestros futuros hijos, van a ser colombianos. Yo quiero vivir y pasar toda mi vida acá [...] Hemos construido una historia acá y me siento muy orgulloso de ser colombiano y de poder aportar a este país como deportista”.

Hay que señalar que el bicicrosista tiene la nacionalidad colombiana y sobre eso aseguró: “Me enamoré de la cultura colombiana, de la forma de entrenar, de vivir, de la alegría, del descomplique de todo, lo que me faltaba en Francia. Y aunque ese país es muy organizado, eso lo cansa a uno […] En 2016 Colombia se convirtió en mi casa, puse a mis papás muy tristes, pero empaqué todo y traje todo. Desde ese día Colombia es mi casa, vivo acá y tengo la nacionalidad colombiana, represento marcas colombianas”.

Por su parte, Pajón reveló que vendrán otras competencias, pero primero debe solucionar unos problemas físicos.

También aseguró que el deporte es importante para construir una mejor Colombia y que sí se puede vivir de este.

Amenazas a la pareja

Tras recibir la medalla de plata, Mariana sorprendió a los colombianos al admitir que ha sido víctima de amenazas, junto con su esposo Vincent Pelluard, a pesar de ser la deportista olímpica más laureada de la historia del país.

“Sí, lastimosamente vivimos en un país que es una olla de presión, a veces nos manifestamos así... Pero uno eso lo convierte en triunfos y cuando cierras la puerta de la casa, estás con los que valen la pena, con los que han creído en ti”, dijo Mariana en declaraciones al periodista Ricardo Orrego en Caracol Sports.

Mariana dijo que junto con su esposo, quien no pudo avanzar a la gran final, tuvo que superar “energías que no eran tan buenas”.

“Ese momento representa mucho, mucho trabajo; muchas cosas en contra, porque superamos energías que no eran tan buenas de sobrepasar, es la forma de decir: lo logramos. Pueden decir lo que quieran. Es hacer las cosas con el corazón”, le dijo Mariana al medio oficial de Colombia en las justas.

La bicicrosista aceptó que fue difícil lograr la presea y se mostró contenta con el resultado, que es una recompensa a los sacrificios que debió hacer.

“Esto es una lucha dura, hubo barreras que tuvimos que saltar. Nada es regalado, es con sacrificios, pero cuando la tienes (la medalla), sabes que valió la pena”, dijo.

De hecho, Pelluard le manifestó a Blu Radio que decidió apartarse de las redes sociales, en donde recibió las amenazas, mientras estaba en la competencia en Tokio.

“Uno no se puede dañar la vida con eso, uno es deportista y no se puede dedicar a esas cosas. Dejar las redes a un lado, quitar el Instagram y dedicarse a competir”, dijo Pelluard.

Asimismo, agregó: “A veces la gente se pasa bastante y detrás de una pantalla tiene todo el poder del mundo. Uno alcanza a pensar lo peor, piensa en retirarse de la pista porque la gente lo espera con un maltrato, pero siempre tiene que ganar la pasión de competir”.