Home

Gente

Artículo

Lina Tejeiro confiesa que era una mujer envidiosa y resentida cuando inició su amistad con Greeicy Rendón
Las artistas asistieron al esperado concierto de Bad Bunny en Medellín. - Foto: Instagram @linatejeiro - @greeicy

gente

Greeicy y Lina Tejeiro se gozaron el concierto de Bad Bunny en Medellín

Ambas artistas bailaron y disfrutaron de la presentación del puertorriqueño en Colombia.

Bad Bunny sorprendió a millones de personas con el anuncio de su gira mundial World Hottest Tour, la cual visitaría varias ciudades para poner a cantar a toda clase de público. El proyecto se convirtió en el escenario perfecto para que el puertorriqueño presentara en vivo su más reciente álbum Un verano sin ti, el cual causó sensación en las plataformas digitales.

Con su visita a Colombia, el cantante urbano causó furor en miles de fanáticos, quienes se prepararon para adquirir su boleta y asistir a aquellas citas musicales que se programaron para el mes de noviembre en Medellín y Bogotá. Las entradas se vendieron a gran velocidad y muchos curiosos aseguraron su lugar en algunos de los sitios establecidos para el gran show del artista.

Dos de las famosas que lograron ver a Bad Bunny en Medellín fueron Greeicy Rendón y Lina Tejeiro, quienes se reunieron con un grupo de amigos y conocidos para bailar, cantar y gozar cada una de las canciones del artista. Las colombianas lucieron sus atuendos, de color negro, para la ocasión y registraron parte de su recorrido hasta llegar al Atanasio Girardot.

De acuerdo con lo que quedó plasmado en las cuentas oficiales de Instagram de la cantante y la actriz, al llegar al sitio disfrutaron de cada una de las partes del concierto, interpretando líneas que se sabían y pasos que recordaban. Las artistas movieron sus caderas al ritmo del género urbano, sonriendo, bromeando y dedicándose fragmentos de los temas.

En imágenes que se observaron a través de las redes sociales, los seguidores de ambas detallaron que cada una vivió su ambiente con otros rostros famosos como Mike Bahía, plasmando lo contentas y emocionadas que estaban por este anhelado evento.

En varios contenidos se apreció que el ‘conejo malo’ se movilizó por los aires en plena presentación, desplazándose en una palmera con luces de neón mientras cantaba el tema La canción, la cual fue una colaboración directa con J Balvin.

Las artistas disfrutaron de la presentación de Bad Bunny en Medellín.
Las artistas disfrutaron y bailaron con la presentación de Bad Bunny en Medellín. - Foto: Instagram @greeicy

Pautips fue estafada con boleta para concierto de Bad Bunny

El intérprete de Tití me preguntó ha causado furor en el país. Varios influenciadores también quieren hacer presencia tanto en Medellín como en Bogotá. Una de ellas es Pautips, quien vivió una mala experiencia al intentar adquirir una entrada.

Según les contó a sus seguidores a través de sus cuentas de Instagram, la influencer fue estafada: “Yo vine a Colombia porque iba para un concierto, el de Bad Bunny. Yo compré un palco en reventa en 15 millones de pesos en Medellín y la persona que lo vendió me dijo que ese palco existía”.

Resulta que a la creadora de contenido le vendieron la localidad Yonaguni 61 y después se enteró que esta la estaban vendiendo varias veces y no existe. “Tengan mucho cuidado, es una estafa porque muchas personas ya me han dicho ‘yo también había comprado ese palco’”.

“No entiendo cómo puede haber gente así de mala. Esto no se hace, no deberían actuar así (...) qué mala experiencia”, fueron las palabras de la creadora de contenidos tras el incidente en el que perdió la fuerte suma de dinero

Luego contó que ella tenía un palco en la ciudad de Bogotá, pero que por temas personales sabía que no podía asistir y tuvo que venderlo. “Ese es completamente legítimo, yo lo compré en la página web, pero yo sabía que no podía ir”, relató en el post, donde se mostró bastante aburrida y decaída.

Finalmente, la colombiana dijo en su contenido de redes sociales que ojalá le devuelvan el dinero o, si no, “que se tengan”. Pautips mencionó que ya no tiene afán por ir al concierto, ya que esta experiencia la dejó marcada.