gente

Johnny Depp apareció en un concierto de Jeff Beck; cantó y tocó la guitarra

El actor sorprendió a sus seguidores en medio de los alegatos finales del polémico juicio contra su exesposa Amber Heard.


El afamado actor Johnny Depp se encuentra por estos días envuelto en quizás uno de los casos más sonados de la industria de Hollywood, tras el proceso jurídico por difamación que adelanta contra su exesposa, la también actriz Amber Heard.

Por varias semanas, los dos actores llevaron a sus testigos y hubo alegatos de ambas partes, ahora, los jurados están en la tarea de analizar el caso para dar su veredicto y el mundo está a la expectativa.

Mientras se resuelve el caso, el actor hizo una sorpresiva aparición en el concierto de su amigo Jeff Beck, con quien colaboró cantando y tocando la guitarra.

La música siempre ha hecho parte de la vida de este personaje público porque fue integrante de grupo Vampires, donde tenía el rol de guitarrista y cantante.

También hizo parte del grupo Hollywood Vampires, con Alces Cooper y Joe Perry, de Aerosmith, haciendo un tributo a Motorheard, Lemmy.

En redes sociales se han viralizado varios videos de la aparición en el concierto que se realizó en el Reino Unido, y en donde interpretó las canciones Isolation, la canción que surgió en colaboración entre Beck y el actor en 2020.

También se unió al guitarrista para tocar What’s going on, de Marvin Gaye, y Little Wing, de Jimi Hendrix, lo que generó sorpresas para los asistentes.

Se reanuda la deliberación del juicio

El jurado que atiende el pleito por difamación entre Johnny Depp y Amber Heard, que se desarrolla en Fairfax, cerca de Washington D. C., reanudará sus deliberaciones este martes, luego de reunirse por un par de horas el viernes tras la presentación de los alegatos finales.

El actor de 58 años presentó una querella por 50 millones de dólares contra su exesposa, alegando que arruinó su carrera y su reputación luego de publicar ―en 2018― una columna en la prensa en la que se describió a sí misma como “una figura pública que representa la violencia doméstica”.

A su vez, Heard, de 36 años, presentó una contrademanda por 100 millones al señalar que sufrió “violencia” y “abusos”.

En su alegato final, Elaine Bredehoft, abogada de la actriz, dijo que la demanda por difamación presentada por Depp y una campaña de “humillación global” han hecho de la vida de Heard “un infierno.”

“Destruyó su vida. Esto la ha consumido. Está recibiendo amenazas de muerte”, dijo la abogada al jurado.

Benjamin Chew, parte del equipo legal de Depp, replicó que si bien la estrella de Piratas del Caribe no es un “santo” y ha tenido problemas con las drogas y el alcohol, “no es un abusador violento”.

“No se merecía y no se merece que su vida y su legado sean destruidos por una cruel mentira”, afirmó. “Les pedimos, les imploramos que le devuelvan su nombre, su reputación y su carrera”, dijo la defensa.

Bredefort, por su parte, pidió al jurado que “hagan responsable” al actor, pues “nunca aceptó la responsabilidad de nada en su vida”.

Decenas de testigos declararon durante el juicio, entre ellos guardaespaldas, ejecutivos de Hollywood, agentes, expertos de la industria del entretenimiento, psiquiatras, médicos, amigos y familiares.

Depp y Heard pasaron varios días en el estrado en el juicio televisado, que todos los días atrajo a cientos de fans del actor.

El jurado escuchó grabaciones de video y audio de las acaloradas discusiones de la pareja, y también vieron fotografías de las lesiones que Heard supuestamente sufrió durante su inestable matrimonio.

Una lesión en el dedo que Depp padeció durante el rodaje de una entrega de Piratas del Caribe, en Australia, en marzo de 2015, ocupó horas de testimonios con expertos médicos.

El actor afirmó que se cortó la punta del dedo medio (de su mano derecha) cuando Heard le tiró una botella de vodka. La actriz dijo no saber cómo se había producido la lesión.

Ambos coincidieron en que Depp pasó a garabatear mensajes en las paredes, las pantallas de las lámparas y los espejos con el dedo ensangrentado.

Heard declaró que su exmarido se convertía en un “monstruo” física y sexualmente abusivo cuando hacía uso excesivo de alcohol y drogas, y que se resistía a atender a sus repetidos esfuerzos para que frenara su consumo.

Por su parte, el actor declaró que le resultó “brutal” escuchar las “atroces” y “extravagantes” acusaciones de abuso doméstico de su exesposa.

Ningún ser humano es perfecto, claro que no, ninguno de nosotros, pero nunca cometí agresión sexual ni abuso físico en mi vida”, dijo.