Home

Gente

Artículo

Kim Kardashian and Kanye West attend the Balenciaga show on March 2020 in Paris, France. (Photo by Pierre Suu/Getty Images)
Kim Kardashian and Kanye West attend the Balenciaga show on March 2020 in Paris, France. (Photo by Pierre Suu/Getty Images) - Foto: Getty Images

gente

Kim Kardashian no engañó a Kanye West con Chris Paul

Kanye West había acusado a Kim Kardashian de infiel para desviar atención tras sus polémicas declaraciones a favor de Hitler.

Kim Kardashian no fue “pillada” engañando a Chris Paul, desmintiendo la afirmación de Kanye West en su última acusación en Twitter.

Esto no es cierto, y por desgracia es un patrón continuo con Kanye, atacar a Kim para redirigir la atención de todos después de un día de payasadas locas donde ha dicho todas las cosas odiosas y ofensivas que puede soñar”, dice una fuente a Page Six en referencia a la entrevista antisemita del rapero caído en desgracia el jueves en “Infowars”.

“Él tiene un historial de acusarla falsamente de tener también aventuras con Meek Mill, Drake e innumerables otros”, continúa la fuente, acusando a West de “desviar su propio comportamiento horrible” con intentos de “abusar y avergonzar” a su ex esposa.

Ella quiere que la dejen en paz para poder centrarse en el bienestar de sus hijos”, añade la fuente.

West, de 45 años, acudió a sus redes sociales, en Twitter, para despotricar el jueves por la noche antes de que su cuenta fuera suspendida de nuevo por “incitación a la violencia”.

Momentos antes de que su perfil en las redes sociales fuera desactivado, West escribió: “Antes de salir de aquí, he pillado a este tipo con Kim. Buenas noches”.

El tuit incluía una foto de Paul, jugador de la NBA que está casado con Jada Crawley desde 2011.

Cabe destacar que el deportista, que comparte con su pareja a su hijo Christopher, de 13 años, y a su hija Camryn, de 10, no se ha referido a la acusación.

Cuando West acusó anteriormente a Kardashian, de 42 años, de engañarle con Mill, que negó la acusación, se disculpó más tarde.

El ganador del Grammy pidió a la estrella del reality que le “perdonara” a través de Twitter, añadiendo: “Sé que te he hecho daño (...) Gracias por estar siempre ahí para mí”.

Kardashian solicitó el divorcio de su marido de casi siete años en febrero de 2021. Los ex fueron declarados legalmente solteros en marzo del año siguiente, y su divorcio se resolvió el lunes.

Su matrimonio llegó oficialmente a su fin después de meses de lenguaje antisemita por parte de West, que le hizo ser expulsado temporalmente de Twitter e Instagram en octubre, condenado por oleadas de celebridades y cortado de numerosas asociaciones comerciales.

El jueves, West fue noticia por decir a Alex Jones que le gusta Adolf Hitler y que ve “cosas buenas” en los nazis.

El intérprete de “Gold Digger” pasó a publicar un anuncio de campaña para la candidatura presidencial de 2024 que anunció el mes pasado, que incluía una esvástica. Posteriormente, West fue retirado de la plataforma.

Kanye West acusa a Kim Kardashian de infiel para desviar atención tras sus polémicas declaraciones a favor de Hitler

El escenario para el rapero Kanye West es cada vez más sombrío y todo porque él mismo se lo buscó con su impertinencia y falta de sentido común a la hora de buscar maneras de captar la atención pública, participando de programas virtuales underground para seguir con su discurso antisemita, xenofóbico y racista, que le ha generado muchos problemas durante los últimos meses.

La última gran polémica del intérprete de Stronger radica en sus preocupantes y disparatadas declaraciones en el programa radial Infowars, conducido por el también polémico Alex Jones, quien no fue capaz de controlar al cantante cuando se empezó a despachar diciendo que le gusta Hitler, que los Nazis no fueron del todo malos, que hubo cosas buenas y que él mismo quería resaltar lo bueno del dictador alemán, frases descabelladas que de inmediato se hicieron virales.

Como consecuencia de esto y viendo la relevancia que estaba teniendo el mensaje antisemita de West, Elon Musk, propietario de Twitter, decidió mandar a suspender la cuenta del rapero, argumentando que la razón del veto es “por incitación a la violencia” contra la comunidad judía, que está muy preocupada con las acciones del artista, que han servido para avivar los ánimos en grupos cristianos radicales que promulgan “la pureza de la raza” y “el control de los judíos en el mundo”.

Esto al parecer sí habría hecho mella en Kanye, quien ahora está haciendo todo lo posible para desviar la atención de su polémica a otro escándalo, echando mano de lo que siempre agarra cuando se ve con el agua al cuello en la opinión pública: su exesposa Kim Kardashian, el mejor método para volver a pasar desapercibido como cuando estaban casados.

Ahora el rapero salió a la luz pública, en los pocos espacios que aún le quedan para expresarse, a decir que él había agarrado a Kim Kardashian siéndole infiel con el basquetbolista de la NBA, Chris Paul, afirmando que los habría visto “con las manos en la masa” y que por eso habría tomado la decisión de no estar más con la más mediática del “klan”.