Home

Gente

Artículo

Flor Marina Gómez, mamá de Egan Bernal
La lucha de Flor Marina Gómez, mamá de Egan Bernal, contra el cáncer de seno. - Foto: @marinagomezv

gente

La mamá de Egan Bernal reveló cómo avanzó en su proceso contra el cáncer: “Duele demasiado”

La madre del campeón del Tour de Francia les envió un mensaje de aliento y solidaridad a todas las mujeres que están enfrentando una lucha contra el cáncer.

El pasado 26 de octubre, la familia de Egan Bernal, les contó a sus seguidores que la mastectomía de Flor Marina Gómez, la madre del campeón del Tour de Francia y el Giro de Italia, había sido un éxito. Flor lucha desde hace unos meses contra un cáncer de seno en etapa 2 que le cambió la vida para siempre.

La propia Flor Marina ha agradecido por medio de sus redes sociales el apoyo que ha recibido por parte de los seguidores de su hijo. “Solo gracias, Padre Celestial y a todas las personas que me brindaron una palabra de aliento en el momento que más lo necesité”, escribió en su momento en una de sus historias de Instagram.

Con esta victoria contra el cáncer, la madre de Egan Bernal recuerda que ha sido una lucha muy difícil no solo para ella, sino para toda su familia. En conversación con el programa de entretenimiento de Caracol Televisión, La Red, Flor reconoció que una de las experiencias más dolorosas que tuvo que enfrentar en ese proceso fue la de la pérdida de cabello por las quimioterapias, una situación que la obligó a cambiar de imagen.

“El cabello vuelve, las cejas, las pestañas, todo vuelve, pero lo importante era estar con vida. Entonces era esa mentalidad fuerte. Duele un poco el ego femenino, pero más que eso, el día que corté mi cabello, literalmente sí era el dolor físico, porque sí duele, duele demasiado”, recordó.

Con ello, la mamá de Egan se mostró optimista ante su actual estado de salud y explicó cómo son los cuidados que debe tener para controlar los males propios de su enfermedad.

Mi cáncer es hormonodependiente, lo que quiere decir que se alimenta en mis hormonas. Ahora debo tener un tratamiento de más o menos cinco años con pastillas. Me preparo para todo este proceso”, dijo Gómez.

Entretanto, Flor le envío un mensaje a todas las mujeres que luchan a diario en contra del cáncer y les recomendó a hombre y mujeres hacerse con frecuencia el autoexamen, porque de esa manera identificó la masa maligna en su seno.

“Eso es amor propio. Las mujeres que ya están diagnosticadas, no se den por vencidas. Sí, se puede salir adelante”, concluyó Flor.

Así fue la lucha de Flor Marina contra el cáncer

Flor Marina habló con SEMANA antes de comenzar su lucha en el mes de mayo de este año. Allí contó que el diagnóstico salió luego de unos exámenes de rutina que quiso practicarse como lo hacía habitualmente.

“Yo venía presentando como una pepita ahí, algo como muy pequeñito, pero, pues no le había puesto mucho cuidado. Sí había asistido muchas veces al médico a que me hicieran la mamografía, pero me decían hasta que tuviera los 50 años”, contó aquel día para la edición impresa.

A pesar del parte médico, la mamá de Egan siempre se mostró fuerte y prometió que saldría adelante por amor a sus hijos. “El resultado me lo dieron el día que Egan viajaba. Él me acompañó donde la mastóloga y yo estaba con él cuando me dieron el resultado”, contaba.

Flor Marina se inspiró justamente en la resiliencia de Egan, que en menos de un año regresó a la bicicleta después de incluso haber tenido en riesgo su vida. “De eso se trata la vida, de subidas y bajadas. Diosito nos ha puesto en una muy alta, como los triunfos de mi hijo, también los accidentes de él han sido muy terribles. Esta es una batalla más y de esto se trata la vida. Se vale caer, pero no se vale quedarse ahí, es levantarse y seguir”, decía antes de iniciar el proceso que hoy culmina siendo todo un éxito.