Home

Gente

Artículo

Actrices porno
La mujer aseguró que su trabajo es como la lucha libre, pero "más sexy". - Foto: Pexels

gente

“Mi columna está fuera de lugar”: actriz revela las duras consecuencias de trabajar en la pornografía

La mujer aseguró que las escenas ‘hardcore’ le han afectado notablemente la parte alta y media de su cuerpo.

La industria del porno es una de las más importantes del entretenimiento, y no solo hablando de aquel que se realiza para la diversión de los adultos. Este rubro de la cinematografía es uno de los más exitosos en internet, alcanzando miles de millones de vistas al año, con páginas, foros, cuentas en redes sociales y muchas más herramientas digitales que giran alrededor de esta industria.

Aunque sus producciones tienen como objetivo generar placer en el espectador, lo cierto es que muchas veces los protagonistas de estas películas no sienten dicha satisfacción al momento de grabar las escenas íntimas.

Así lo demostró la actriz porno estadounidense Adriana Chechik, quien en los últimos días ofreció una entrevista para The Plug Podcast en la que habló acerca de la complejidad de su trabajo y de las lesiones físicas que tiene en este momento por cuenta de los extremos a los que ha llegado para complacer las exigencias de los productores y directores de las películas en las que ha participado.

De acuerdo con la mujer, que inició en este mundo en 2013, actualmente cuenta con varias heridas en la parte central y superior de su cuerpo, específicamente en su columna y cuello, esto, debido a las ‘maromas’ que debe hacer al momento de grabar las escenas hardcore y la forma brusca en la que sus coprotagonistas la tratan.

De hecho, es tal la “crueldad” sufrida en las grabaciones, que la actriz no ha dudado en tildar su profesión como una variación de la lucha libre, pero mucho más sensual.

“Siento que es como la lucha, pero más sexy”, contó la mujer de 30 años.

Así, al ser cuestionada por las secuelas que le han dejado los movimientos realizados, por ejemplo, durante la ejecución de algunas escenas Chechik fue específica: “Mi cuello lo tengo bastante afectado en estos momentos. Tengo un nervio pinzado, varias partes de mi columna están fuera de lugar, el disco está complicado y el tronco encefálico quedó corrido un poco”.

Asimismo, explicó que la lesión en el tronco encefálico (conexión entre el encéfalo y la médula espinal) es resultado de la brusquedad con la que debe lidiar al momento de realizar algunas acciones en las grabaciones.

“Siempre trato de no hacerlo, pero es imposible”, manifestó, añadiendo que este tipo de acciones son prácticamente un requerimiento para que una película porno pueda ser considerada un éxito.

Tratamiento médico

Por supuesto, para conocer con exactitud las lesiones que tiene y la gravedad de las mismas, Chechik ha tenido que someterse a una serie de análisis y tratamientos médicos con los cuales poder contrarrestar el dolor derivado de las heridas que le ha dejado su trabajo.

Por esto, lo primero que le recomendó su doctor es que, cada día, al finalizar la jornada de grabación, pueda tomar un baño en frío para así poder disminuir el dolor en su cuerpo. “Me meto en la bañera con agua y hielo para no sentir dolor. (Después de rodar) siento que mi cuerpo estuvo en un accidente a 30 kilómetros por hora o algo así”, relató.

Ahora bien, después de varias semanas de no presentar mejoría alguna, el experto que la está tratando le recomendó que se tomara un año sabático, lejos de las escenas de las películas para adultos, esto con el fin de dar un descanso a su cuerpo y así poder tratar sus lesiones eficazmente.

Sin embargo, la mujer le aseguró a su doctor que no podía hacer esto, pues tiene en mente un proyecto para realizar una película en la cual tendrá relaciones con varios hombres, y este es una iniciativa que ella no está dispuesta a aplazar.

“‘¿No puedes esperar un año para que se cure tu cuerpo?’, me dijo. Y yo le dije que no, mientras él insistía en que hiciera el tratamiento adecuado”, concluyó.