Tendencias

Home

Gente

Artículo

Son más los famosos que deciden comprar islas paradisíacas. -Foto: Getty Images. / Autor: Martin Harvey.
Son más los famosos que deciden comprar islas paradisíacas. -Foto: Getty Images. / Autor: Martin Harvey. - Foto: Getty Images

gente

¿Quiénes son los dueños de las islas privadas más caras del mundo?

Algunos famosos han llegado a invertir hasta 89 mil millones de pesos colombianos.

El mundo de los paparazzi suele seguir como “una sombra” a cientos de ‘celebridades’ que, por su trabajo, están en el radar de la opinión pública, y de sus seguidores, que muchas veces quieren conocer cada vez más detalles. La esfera laboral ha llegado a traspasar hacia la personal, al querer (los fans) conocer más sobre la figura pública que admiran.

Sin embargo, esa práctica resulta molesta o incómoda para algunos de ellos quienes, pese al reconocimiento del que suelen gozar, también buscan eventualmente llevar una vida y tener privacidad como alguien “común y corriente”.

En busca de ese objetivo, y para intentar a veces pasar desapercibidos del ‘radar’ al que están expuestos, algunos se las han ‘ingeniado’ para, más allá de mantener alejada, por ejemplo, a la prensa, disfrutar de un ambiente diferente, lleno de comodidades y la tranquilidad que entrega la naturaleza.

El actor estadounidense y nominado en tres oportunidades al Óscar, Johnny Depp, por ejemplo, tomó la decisión de comprar su propia isla, denominada Little Hands Pond Cay. El valor de este emblemático lugar habría estado en 3,6 millones de dólares (que en pesos colombianos son unos 16 mil millones de pesos).

El paradisíaco destino captó la atención del actor cuando filmaba Piratas del Caribe en las Bahamas y no descansó hasta que estuviera finalmente como otra de sus propiedades.

La cantautora estadounidense Beyoncé se suma a la lista, al haber adquirido una isla localizada en el archipiélago de las Bahamas, que es empleada junto a su pareja como el lugar perfecto para tomar descanso lejos de quienes siempre buscan tomarle fotos o una posible cercanía con ella.

Beyoncé fue mamá por primera vez hace exactamente diez años y fue en ese momento cuando algunos medios de comunicación intentaron conseguir una fotografía de su bebé, Blue Ivy. La incomodidad llevó al rapero y pareja de la cantante Jay Z a hacer una inversión cercana a los 20 millones de dólares (unos 89 mil millones de pesos).

La colombiana Shakira había adquirido una isla privada en el año 2012, igual que el también cantante Roger Water, de Pink Floyd (su ubicación también eran las Bahamas). Se calcula que la autora de temas como Ciega, sordomuda y Te felicito habría destinado para ello 20 millones de euros (equivalentes a 85 mil millones de pesos).

Sin embargo, el “lugar de ensueño” tuvo que ser vendido años más tarde, luego de que la Fiscalía de Barcelona (España) interpusiera una querella por presunta defraudación a la Hacienda.

En la lista de famosos que “se han hecho” a emblemáticos lugares está también el cantante puertorriqueño Ricky Martin, quien encontró en Río de Janeiro, Brasil, el lugar perfecto para comprar una isla. Se estima que el dinero destinado para tal fin rodea los 6, 7 millones de dólares (en conversión colombiana unos 29 mil millones de pesos).

La zona cuenta con una residencia principal y otra para invitados con dos suites de aproximadamente 60 metros cuadrados cada una. Se caracteriza, además, por disponer de su propio puerto.

Por su parte, el actor Mel Gibson compró en el año 2005 la isla Mango, localizada en las Fiji. Se calcula que la zona tiene más de dos mil hectáreas y que tiene hasta su pista de aterrizaje.

Para muchos famosos, como los señalados anteriormente, adquirir diferentes propiedades y viajes deja de ser suficiente cuando de tranquilidad y un ambiente “distinto” se trata. Por ello deciden buscar un lugar en el cual apartarse (esporádicamente), pero que les represente una estadía como de “fantasía”.