gente

Video: ¿por qué Ana Sofía Henao se retiró sus prótesis mamarias? La modelo revela su traumático secreto

La modelo colombiana sigue recuperándose luego de haberse retirado las prótesis mamarias.


Ana Sofía Henao, una de las modelos colombianas más reconocidas del país y actualmente empresaria y escritora, contó a través de sus redes sociales la dura historia que vivió desde pequeña para triunfar en el mundo del modelaje y las consecuencias de haberse colocado prótesis mamarias.

Por medio de su cuenta oficial de Instagram, la modelo publicó un reel en el que confesó por primera vez que, desde muy pequeña, específicamente a los 13 años, inicio su carrera de modelaje y asegura que creció con unos estándares específicos de belleza que la encaminaron a este mundo.

“Yo comienzo con mi carrera profesional como modelo, lo hice desde muy pequeña, a los 13 años ya estaba en campañas publicitarias, en desfiles, pasarelas y bueno, crecí con unos estándares y unos parámetros clarísimos de belleza. Crecí viendo Guardianes de la bahía, clase Beverly Hills, unas supermodelos, quería parecerme a ellas”, dijo Henao.

Luego, la empresaria relató que la presión de los estereotipos sociales que rodean al mundo del modelaje la presionaron a colocarse prótesis mamarias, las cuales le ocasionaron graves consecuencias de salud luego de varios años.

“Todo el mundo empieza a decirme, oye, necesitas un poco más de volumen, necesitas una talla de brasier más grande. Las tenía muy pequeñitas, decidí operarme, lo hice, quede muy feliz, por muchos años fui muy feliz. Yo me puse mis prótesis y obviamente me las puse con un médico cirujano muy bueno, pero con el pasar del tiempo comencé a sufrir un montón de complicaciones en mi salud, pero que fui normalizando. Unas migrañas aterradoras, infecciones urinarias, alergias, intolerancia a los alimentos, a cremas o a sustancias que antes no era alérgica, dolores de espalda, fatiga crónica, ansiedad, uno que otro ataques de pánico, visión borrosa, uñas quebradizas, dificultad para respirar, alegrías y brotes por todo mi cuerpo, en especial en el cuello, la cara, en los labios, unos sarpullidos en mis piernas, inflamaciones en el pecho y empecé a normalizarlos”, contó la modelo y empresaria.

Al presenciar estos síntomas secundarios y al descubrir que no eran normales, la modelo comenzó a informarse sobre algunos testimonios de algunas mujeres que había sufrido el síndrome de Asia y también consulto con varias mujeres que ya se había hecho una explantación de prótesis sobre los síntomas que tenía.

“Empiezo a visitar a todos los médicos necesarios, entonces me empiezan a decir que los exámenes están bien y todo es estrés. Ya se estaba volviendo de un tema bastante complicado en mi vida familiar y laboral. Yo trato de seguir mi vida común y corriente, pero a veces ni la salud, ni la energía, ni el cuerpo mismo te lo permite y pues todavía no hay unas pruebas específicas si se sufre o no el síndrome de Asia, pero una posibilidad para curarse es explantarse”, explicó Ana Sofía.

Con ello, la modelo tomó la decisión de retirarse las prótesis mamarias con mucho miedo debido a cambios físicos que esto le podría generar después de tanto tiempo de haberlas tenido; sin embargo, primó su bienestar y recibió el apoyo de su familia y de su pareja.

“Tome la decisión con mucho miedo, pero teniendo la certeza de que estaba muy bien acompañada. Mi esposo ha sido un apoyo fundamental en este proceso, mis amigos, mi familia. Me operé muerta del pánico por todas las razones que pueda haber, por todos los riesgos que tiene una cirugía corriente, porque también me preguntaban ‘oye, ¿y tu trabajo qué?’ Tú sigues viviendo de la imagen, tú sigues viviendo de las campañas publicitarias”, señaló Henao.

Al finalizar el reel, la modelo colombiana relató que se siente feliz porque ahora el mundo del modelaje ha cambiado ha cambiado y hay otros referentes de la moda y la publicidad que encajan para todo tipo de cuerpos.

“Ahora existimos personas que podemos decir, oye, tú te ves absolutamente espectacular tal y como eres. No necesitas modificar tu cuerpo pata que otros te acepten o para encajar en estándares. No significa que esté en contra de las cirugías plásticas, de hecho tuve que recorrer ese camino y siento que muchas personas deben hacérsela porque eso es parte de su proceso y aprendizaje, porque no a todas las personas les da el síndrome de Asia, pero si quiero ser un testimonio para decirle a todas esas personas que lo están pensando que se animen a mirarse al espejo y a decir: oiga, yo no tengo que encajar en ningún estándar de belleza, tal y como soy, soy hermosa”, concluyó la empresaria colombiana.