Tendencias

Home

Gente

Artículo

Amy
La joven sale con millonarios y relató sus experiencias y estrategias. Ph. The Mirror - Foto: The Mirror

mundo

Viral: una joven solo sale con quienes le den lujos “Salgo con chicos que gastan más de 100 mil dólares para impresionarme”

“Voy a buscar lo que quiero en la vida. Estoy feliz”, compartió la mujer, que ha generado un sinfín de comentarios en redes.

El poder de las redes sociales hace que día a día se den a conocer casos de personas que por sus afinidades y gustos cuentan parte de su vida. En esta oportunidad, el nombre de una joven canadiense de 26 años, que la han catalogado en una entrevista como Amy, acaparó la atención de los cibernautas tras confesar sus preferencias a la hora de salir a una cita.

El protagonismo de la influencer tomó mayor relevancia luego de que The Mirror, compartiera algunas de sus declaraciones. De acuerdo con Amy, ella solo sale con hombres mayores, quienes tienen una estabilidad financiera amplia y sus trabajos son de alta gerencia en una empresa.

Este tipo de elecciones se han convertido en algo muy común. De hecho, en vista del auge que tiene este tema, hay quienes manifiestan tener una ‘Sugar Mommy’ o ‘Sugar Daddy’ que, básicamente, son personas que pueden llegar a tener hasta la misma edad de sus propios padres, pero los jóvenes tienen una relación y tratan de mantenerla por los lujos que reciben; los cuales pueden ir desde transacciones de dinero, hasta la compra de bienes materiales de alta denominación.

De acuerdo con The Mirror, Amy hace parte de un colectivo que utilizan la aplicación llamada ‘Dating Up’ en la que su objetivo no es encontrar el match perfecto, sino a una persona que le permita elevar el status social.

“Nueve de cada diez de mis citas han sido directores ejecutivos porque me gustan las personas que tienen mucho éxito y son muy libres financieramente y los directores ejecutivos suelen tener la mayor libertad con sus propios horarios”, detalló la influencer.

Sumado a esto, la joven explicó que sale con millonarios e incluso multimillonarios. “Eso es importante porque quiero tener éxito y crear ese estilo de vida. Pero en última instancia, se trata de la personalidad y el ambiente”, compartió Amy con el citado medio.

Jets privados, paseos en yates, alojamiento en hoteles cinco estrellas, ida a restaurantes costosos, entre otros, son los planes a lo que la mujer se acostumbró y es halagada.

Además de esto, la canadiense tiene una exigencia: ”Solo salgo con chicos que gastan más de 100 mil dólares para impresionarme”.

¿Cómo organiza sus citas?

Tener una cita no es una situación fácil de planear. Cuando hay amor, se busca que sea un encuentro lleno de nuevas experiencias y cariños, pero en el caso de Amy ella es la que usualmente planea sus citas en el lugar que le gustaría visitar.

En la conversación con The Mirror, la influencer, descendiente de una familia artística y dueña de un negocio para el cuidado de la piel, explicó que después de la planeación del sitio, prosigue a hablar con los que serían los convocados para la cita y organiza el recorrido.

Después, permanece comunicándose a través de chat por dos días y también debe haber, por lo menos, una videollamada para confirmar que la persona con la que habla es efectivamente quien dice ser. Además, hace una investigación del nombre y la empresa donde laboran los hombres.

“Debes asegurarte de que todo esté seguro y haber investigado y asegurarte de que la persona sea confiable”, señaló.

En cuanto a la edad, la joven de 26 años reveló que, por lo general, se encuentra con personas mayores de 40 años. Y considera que viajar en una cita significa conocer al saliente de una manera “más profunda”.

“Llegas a conocer muy bien a la persona y realmente llegas a tener una inmersión profunda, es como ser empujado al fondo de una piscina”, compartió.

Antes de terminar, la influenciadora espera en algún momento de su vida casarse, pero por ahora comparte una teoría de sus preferencias: “Si observas la literatura académica sobre ‘citas’ y las teorías de la evolución, las mujeres generalmente se sienten atraídas por los hombres con mayores recursos, es algo biológico”, palabras que han generado un sinfín de comentarios, principalmente de usuarios que no están en la misma sintonía.

“Voy a buscar lo que quiero en la vida. Estoy feliz”, concluyó Amy en entrevista con el periódico británico.