especial construcción

A buen ritmo avanza la reactivación de construcciones y proyectos no residenciales en Colombia

Por: Roberto Cáceres*

El uso de las oficinas seguirá teniendo un rol importante para las empresas, mientras que el segmento industrial sigue con un gran dinamismo y una oferta estimada que supera los 6 millones de metros cuadrados.


Durante el último año la ocupación de espacios en los diferentes segmentos ha registrado distorsiones en relación con la realidad de cada ciclo inmobiliario, causadas por un fenómeno atípico que hasta el momento seguimos considerando coyuntural y que no genera un cambio estructural en cómo funcionan los negocios inmobiliarios. Cada segmento ha tenido un comportamiento diferente antes y después de la pandemia.

En el caso de las oficinas, antes del covid-19 el segmento se encontraba en expansión, con notables niveles de ocupación y una dinámica de proyectos y crecimiento del mercado positivas. El 2020 y parte de 2021 llevan virtualmente a un mercado levemente afectado por liberaciones de espacio. Sin embargo, el uso de las oficinas seguirá teniendo un rol importante en las empresas por un tema de cultura organizacional y como necesidad misma de negocio, y el movilizarse hasta ellas seguirá siendo un catalizador importante de la recuperación económica. Bajo este escenario, las nuevas construcciones con uso corporativo deberían tomar tracción nuevamente y las que ya habían iniciado retomar su proceso de construcción.

No obstante, la velocidad de desarrollo no se dará de la misma forma como en el pasado, pues existe una incógnita importante: ¿cuánto tardará el retorno a las oficinas? Ya hemos observado un regreso paulatino en diferentes formatos: híbrido, por departamentos, con alternancias y permanente. Estos se han dado en todos los sectores, pero hay una brecha en el uso de espacios corporativos que no ha sido cubierta.

El retail

Este es uno de los mercados más impactados. Aunque no se puede decir que existe una sobreoferta, la brecha entre oferta y demanda es bastante amplia en la actualidad. Si se tiene en cuenta que el 60 por ciento del PIB responde al gasto en consumo final y que la recuperación en el consumo de los hogares está asociada al crecimiento económico, y las perspectivas son positivas, los locales comerciales se pueden recuperar con el mismo nivel de aceleración en función de las ventas.

El direccionamiento del segmento iría entonces hacia una fase de recuperación, pero en un tiempo más prolongado que en los otros segmentos y postergándose hasta 2023. Con esto se estima un menor ritmo en la formulación de nuevos proyectos de centros comerciales en el corto plazo. La expectativa es que se construyan cerca de 980.000 metros cuadrados de proyectos comerciales en las cuatro principales ciudades del país en los próximos cinco años, sin embargo, más del 55 por ciento está en planos o en stand by sin cambios en los últimos trimestres.

La industria

El segmento industrial ha sido el de mejor dinamismo durante el último año. Se espera una aceleración a la baja de la tasa de disponibilidad, lo cual es sinónimo de mayores espacios ocupados, proyecciones de nuevos espacios a la medida que ya se encuentran en construcción y precios estables. Hay una aceleración en el crecimiento de la industria jalonado por los jugadores logísticos y el naciente mercado de los data centers, que a través de zonas francas ha mostrado un buen dinamismo. La nueva oferta estimada supera los 6 millones de metros cuadrados, de los cuales se tienen en inventario cerca del 60 por ciento destinados a proyectos BTS, mientras que del remanente se encuentra el 6 por ciento en construcción. Las proyecciones de construcción serán en función de la demanda.

*Gerente general de Colliers Internacional Colombia.

Lea también

Proyectos sostenibles !y adaptados a cada estilo de vida!

A buen ritmo avanza la reactivación de construcciones y proyectos no residenciales en Colombia

¿Qué buscan los compradores de vivienda en Colombia?