En la planta de Envigado se fabrican cuatro vehículos de la marca: Logan, Sandero, Stepway y Duster.
En la planta de Envigado se fabrican cuatro vehículos de la marca: Logan, Sandero, Stepway y Duster. - Foto: Cortesía RENAULT-Sofasa

especial antioquia

Con 100 millones de dólares de inversión en su planta de producción en Envigado, esta compañía le apuesta a la movilidad eléctrica

Por: Julián Vásquez*

Al sur del Valle de Aburrá opera la planta de RENAULT-Sofasa. Con una capacidad de producción de 80.000 vehículos al año la empresa impulsa la automatización de procesos, la movilidad eléctrica y los proyectos sostenibles.

A pesar del alza en los costos de producción de autopartes y commodities, la industria automotriz acelera para seguir creciendo. Uno de los epicentros de esta apuesta es el municipio de Envigado, al sur del Valle de Aburrá. Aquí opera la planta de RENAULT-Sofasa, con una capacidad de producción de 80.000 vehículos al año.

Ariel Montenegro, presidente Director General de RENAULT-Sofasa, aseguró que actualmente la demanda de vehículos está en un buen nivel con respecto a la oferta, lo cual se traduce en una oportunidad para compañías como la que lidera. “Somos un peso pesado en términos de manufactura”, puntualizó.

La gran apuesta de la compañía es la innovación. Por eso, entre 2020 y 2021 invirtió más de 100 millones de dólares en la planta para impulsar la ingeniería de productos, el desarrollo de procesos, las capacidades industriales, la automatización, la formación y el desarrollo de proveedores.

También trabaja en la aplicación de tecnología en la industria 4.0 y en incrementar la automatización de procesos y de traslado de autopartes. “Tenemos un gran foco en la eficiencia productiva, la adaptación de tecnologías y en el desarrollo de competencias. Gracias a nuestra competitividad y el nivel de servicio, este es el quinto año consecutivo en el que somos líderes comerciales en el mercado y líderes industriales”, agregó Montenegro.

La planta de RENAULT-Sofasa tiene una capacidad de producción de 80.000 vehículos al año.
La planta de RENAULT-Sofasa tiene una capacidad de producción de 80.000 vehículos al año. - Foto: Cortesía RENAULT-Sofasa

La digitalización asociada a la movilidad también forma parte de su estrategia, y por eso desarrolló Renault Box, un programa de innovación abierta que busca crear lazos con el ecosistema de startups, aceleradoras, actores locales y colaboradores. De igual forma, la compañía se ha involucrado con el sistema educativo de Antioquia. A través de la generación de programas de desarrollo de talentos y espacios de trabajo con universidades y escuelas de ingeniería, impulsa proyectos de resolución de retos industriales entre jóvenes estudiantes.

Fruto de estas acciones y de su trabajo cotidiano en temas de innovación, RENAULT-Sofasa logró ubicarse este año en el puesto 18 entre las 30 empresas más innovadoras de Colombia, número uno del sector automotor, y está entre sus planes seguir avanzando significativamente en esta materia.

Una marca sostenible

Pionera en ofrecer movilidad eléctrica en el país, desde 2015 Renault comercializa vehículos eléctricos. Desde entonces, ha vendido más de 1.500 carros de los modelos Zoe (particular), Kangoo ZE (utilitario) y Twizy (cuatriciclo).

Adicionalmente, junto con el Metro de Medellín, las universidades y la red de concesionarios, trabaja en incorporar un ecosistema de movilidad eléctrica que beneficie a los usuarios a través del car-sharing o carro compartido. El objetivo es que estos se pongan a disposición de la comunidad para que tengan la experiencia de conducir un vehículo eléctrico.

En cifras

  • RENAULT-Sofasa emplea a más de 1.200 personas.
  • Cuenta con 34 proveedores de autopartes y piezas productivas.
  • Exporta el 25 por ciento de los vehículos, principalmente a México, Ecuador y Argentina.

*Contenido elaborado con apoyo de RENAULT-Sofasa

Lea también: ¿Cómo logró Antioquia ser el segundo departamento más competitivo del país?

Contenido relacionado: Incursionar en mercados internacionales con innovación y tecnología, el reto para los antioqueños