contenido en colaboración

Misión TIC: el camino hacia la transformación digital en Colombia

América Latina necesitará 1,2 millones de desarrolladores de software en 2025 para responder a la demanda de empleo del sector de la industria y el comercio. Colombia asumió el desafío y desde 2020 inició un plan de formación de 100 mil colombianos que el próximo año estarían listos para enfrentar los retos de la Cuarta Revolución Industrial.


Juan David González fue el primer estudiante de la Misión TIC en ser contratado por una empresa como desarrollador digital el pasado mes febrero. Tiene 21 años y sus días transcurren entre clases de Ingeniería Informática en la Universidad Autónoma del Valle, el último ciclo de plan de formación virtual en programación a cargo de profesores de la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP), y sus labores como desarrollador junior de back end de Superfüds.

González forma parte de la que será la primera promoción de la Misión TIC que contempla capacitar a más de 100 mil jóvenes y adultos colombianos como programadores, para que Colombia pueda enfrentar los grandes desafíos que supone la Cuarta Revolución Industrial. Sin embargo, a tan solo siete meses de haber iniciado su plan de formación en programación, el joven ya forma parte del equipo de Superfüds, la compañía colombiana que aspira convertirse en la distribuidora de alimentos saludables y orgánicos más grande de América Latina.

Esta misión es liderada por la ministra TIC, Karen Abudinen, en articulación con 10 de las mejores universidades públicas y privadas del país, entre ellas la UTP, donde González se forma como programador.

La rápida incorporación de González a la vida laboral forma parte del plan de empleabilidad que también contempla la Misión TIC, adicionalmente a la capacitación en programación. La generación de empleo es otro de los grandes retos del país en clave con la reactivación económica en tiempos de pandemia y una de las grandes apuestas del Gobierno de Iván Duque.

En el año de la pandemia, cuando vimos que la herramienta digital era la única viable para reactivar aceleradamente la economía, nos pusimos la meta con la ministra Karen Abudinen de formar 100 mil programadores, porque las cosas que antes hacíamos en el contacto convencional hoy se van a hacer a través de la programación. A partir de esa reflexión, pienso que si Colombia quiere llegar a tiempo a la Cuarta Revolución Industrial hay que actuar ya”, expresó el presidente Duque durante un encuentro en la Casa de Nariño con jóvenes y empresarios que han hecho parte de la Misión TIC desde su inicio en 2020.

Por su parte, la ministra Karen Abudinen indicó que “este año en Misión TIC hay 54.250 estudiantes formándose para obtener los conocimientos suficientes para aportar a la reactivación económica del país, valiéndose del fortalecimiento de las TIC”.

Para Adolfo Meisel, rector de la Universidad del Norte, una de las instituciones partícipes, la reactivación económica en Colombia ha puesto en evidencia que el 65 por ciento de las empresas formales manifiestan tener dificultades para encontrar mano de obra con las cualificaciones que necesitan, “y es ahí donde se hace indispensable el rol de la academia y las entidades gubernamentales como el Ministerio TIC para proveer las herramientas necesarias para formarse en temáticas de vanguardia”. De hecho, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), América Latina necesitará 1,2 millones de desarrolladores de software para el 2025 si espera responder a la demanda de empleo del sector de la industria y el comercio.

La rutas de Misión TIC

Para llevar adelante el programa de formación de 100 mil programadores colombianos, la Misión TIC se planteó dos rutas. La primera, Ruta 1, está enfocada en estudiantes de grados décimo y once de colegios oficiales. De este grupo fueron seleccionadas 10 mil personas para formarse este año. La Ruta 2, que se propuso para bachilleres mayores de 15 años, acogió a 44.250 nuevos estudiantes.

La ministra Abudinen destacó que, en primera instancia, de los 2.608 inscritos en la cohorte de 2020, 807 tienen más de 18 años y se encuentran sin trabajo. Ese indicador fue una señal de alerta para los promotores de la Misión TIC que decidieron plantear el programa también como una ruta de empleabilidad y no exclusivamente de formación académica. Así surgió la alianza con Interacpedia, para que las empresas de cualquier sector compartieran sus necesidades en Tecnologías de la Información (TI) y los estudiantes ofrecieran sus soluciones a través de la plataforma. Según Abudinen, ya hay 1.341 estudiantes registrados.

Colombia proyecta convertirse en uno de los países de América Latina con mayor talento humano para la Cuarta Revolución Industrial.
Colombia proyecta convertirse en uno de los países de América Latina con mayor talento humano para la Cuarta Revolución Industrial. - Foto: Cortesía Ministerio TIC

De los 2.657 egresados que tenemos de la Misión TIC, el 51 por ciento están vinculados laboralmente. Algunos de ellos están trabajando en empresas como Habi, Rappi, WOM, Salud Total, Seguros Bolívar, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, Ministerio de Minas y Energía, Chiper, alcaldías, bancos, entre otros”, precisó la ministra.

Según Jorge Villalobos, docente de la Universidad de los Andes y parte del equipo que diseñó Misión TIC, el camino hacia la transformación digital es una realidad inmediata para las empresas, que van a necesitar cada vez más programadores en el futuro cercano. Si bien el diseño de aplicaciones puede integrar muchas disciplinas, desde la antropología hasta el diseño, “sin programadores sencillamente no hay cómo concretar estos desarrollos”.

Para Villalobos el futuro de estos profesionales va de la mano con el futuro de las aplicaciones “y las empresas quieren operar digitalmente, quieren depender lo menos posible de procesos manuales”, reflexionó el catedrático.

En este sentido, de acuerdo con el secretario TIC de la Alcaldía de Bucaramanga, Edson Gómez, “las necesidades de las empresas debido a los cambios tecnológicos que ha desencadenado la situación actual se enfocan en su transformación digital y en la forma en que afrontarán retos y cómo apalancarlos en lo tecnológico. Es allí donde cobra vital importancia tener un entorno de profesionales en áreas de TIC lo suficientemente capacitados y preparados para suplir la demanda y permitir a las empresas ser más competitivas y sostenibles en el futuro”.

Pero el avance no viene solamente desde lo público. Roberto González, líder de gestión del conocimiento de Open International, afirma que hay que apostarle al talento y a la innovación. Su empresa ha aplicado ese ideal desde hace más de 15 años. “Tenemos un semillero para apoyar a personas que estén haciendo la transición entre la vida académica y la profesional. Más de 75 por ciento del head count de nuestra compañía ha pasado por ese proceso. Debemos buscar que las personas aprendan y aporten a la industria con sus ideas innovadoras”, señaló González.

De conseguirse el objetivo propuesto por el Gobierno nacional, Colombia se convertiría en uno de los países de América Latina con mayor talento humano para la Cuarta Revolución Industrial.

El oficio de un programador

Un programador es la persona encargada de crear el código fuente que controla el funcionamiento interno de los sistemas en los computadores. Su papel es fundamental para prácticamente todos los sectores de la economía en una época en la que la transformación digital es prioritaria para el desarrollo de las empresas.

Adicionalmente, estos profesionales tienen bajo su responsabilidad la realización de las diferentes pruebas que permitan garantizar el óptimo funcionamiento de los programas. La constante actualización y supervisión de las propuestas también hace parte de sus deberes.

Lea también: Providencia: tardará más de 10 años para que la Isla vuelva a ser como antes

Lea también: Los Viga, la familia de pescadores que protege a las tortugas del río Sinú