contenido en colaboración

Pereira 24 horas, la estrategia para reactivar la economía de la ciudad

La capital del departamento de Risaralda reabrió todos los sectores económicos. Con estrictas medidas de bioseguridad y el compromiso de empresarios, comerciantes y ciudadanos espera recuperarse del desempleo y la crisis que la pandemia generó en la economía de las familias.


Al igual que en la mayoría de Colombia, las actividades económicas más afectadas por el covid-19 en Pereira fueron la gastronómica, el entretenimiento, los hoteles, el turismo y el comercio. Tras un año de cuarentenas y toques de queda, el alcalde Carlos Maya impulsó el retorno a una nueva normalidad, con protocolos y medidas de bioseguridad, pero que detenga el desempleo y la crisis social.

SEMANA: ¿En qué momento decidieron implementar medidas para retomar la normalidad en Pereira?

CARLOS MAYA: Esas decisiones se tomaron desde el pasado primero de mayo. Conscientes de que la pandemia trae como consecuencia la pérdida de empleo y de los ingresos de las personas para mantener a sus familia, decidimos levantar todo tipo de restricciones a la movilidad y a los toques de queda que existían para prevenir los riesgos de contagio. Se les dio apertura a todos los sectores, bajo los protocolos de seguridad establecidos.

SEMANA: Sin embargo, el retorno a la normalidad, aun con estrictas medidas de bioseguridad, no es algo fácil de implementar...

C.M.: El año pasado, al inicio de la pandemia, la recomendación de expertos y especialistas era el aislamiento preventivo y obligatorio, pero con el paso del tiempo, algunas de estas voces acreditadas encontraron que los aislamientos y los toques de queda estaban generando muchos más problemas que soluciones a la sociedad, como, por ejemplo, la pandemia del desempleo, de la inseguridad y del desorden social, producto de las necesidades de unos y otros para tener su fuente de ingresos y sostenerse. Así que habilitamos la apertura de todos estos sectores, con protocolos de bioseguridad, siendo muy rigurosos con ellos, con el compromiso de los comercios, de las empresas, de las industrias y de la ciudadanía.

SEMANA: También anunciaron la eliminación y rebaja de impuestos para impulsar la reactivación de la ciudad...

C.M.: Aunque algunos gobiernos han considerado que es momento para implementar reformas tributarias, en el caso de Pereira decidimos disminuir los impuestos, disminuir el gasto por este concepto a los sectores más agobiados por la pandemia, entre ellos, el turístico, el hotelero, el gastronómico, el del entretenimiento y el de la construcción un 50 por ciento. Adicionalmente, eliminamos el impuesto de Industria y Comercio para los empresarios, microempresarios, comerciantes y emprendedores de menores ingresos para los años 2021 y 2022.

SEMANA: Al disminuir la recaudación de impuestos y contar con menos ingresos, ¿qué sectores o proyectos podrían verse afectados?

C.M.: Ninguno, porque la disminución de los ingresos por este concepto que está estimada entre 15.000 y 20.000 millones de pesos, la vamos a recuperar con otras alternativas como la venta de activos ociosos e improductivos para recuperar esa fuente de ingresos y garantizar la continuidad de programas y proyectos.

SEMANA: ¿Cómo avanzan en medio de la pandemia con los 17 proyectos con los que se comprometieron en la gestión?

C.M.: Los proyectos estratégicos siguen en ejecución, entre ellos, la nueva avenida en Cerritos, la construcción oriental del Aeropuerto Internacional Matecaña y la implementación en la ciudad de cámaras con reconocimiento facial, todos en proceso de licitación; además de la construcción de un hospital de cuarto nivel, con aporte del Gobierno nacional, departamental y municipal. También avanzamos con el Sisbén para perros y gatos, que ha sido un éxito y podría ser replicado en otros municipios.

SEMANA: ¿Cuántos empleos estiman generar con estas intervenciones?

C.M.: Con la inversión pública y el presupuesto público vamos a generar 5 mil empleos directos. Por supuesto, el mayor generador de empleo es el privado y con ellos de la mano proyectamos recuperar las fuentes de trabajo perdidas en los últimos días; es importante mencionar que Pereira está en el ranking de los primeros cinco municipios mayores generadores de empleo en el país, según el Dane.

SEMANA: Hasta el domingo se desarrolla la feria de apoyo comercial por la reactivación de la región, ¿en qué consiste?

C.M.: A través de esta iniciativa, que lleva por nombre ‘Vamos pa’lante, Todos Somos Comercio’, que se inauguró este viernes en Expofuturo, 400 empresarios pereiranos comercializan de forma directa productos como ropa, calzado y bisutería, además de servicios. Tenemos el Festival de la Arepa y el Festival de la Cerveza y también un mercado campesino para la venta de alimentos y productos agropecuarios, a precios justos, sin intermediarios. Queremos que todos sean partícipes de la recuperación de Pereira y del Área Metropolitana.

SEMANA: Adicionalmente han impulsado estrategias como Pereira Nocturna y Pereira Despierta, ¿cómo les ha ido hasta ahora?

C.M.: Ha sido un ejercicio muy positivo que vamos a repetir en los próximos días. Se trata de una estrategia que diseñamos el año pasado para recuperar las fuentes de empleo perdidas por la pandemia. La idea es trabajar sin ningún tipo de restricción en todos los sectores económicos, por supuesto, con protocolos de bioseguridad. En esta línea, estamos enfocados en garantizar el alumbrado público de forma permanente, la seguridad ciudadana y al mismo tiempo la vinculación de todos los gremios de la economía. Inicialmente se convocarán algunos fines de semana y luego será una actividad permanente en Pereira, con el fin de que la ciudad opere las 24 horas del día.

SEMANA: Con respecto al retorno a las actividades educativas...

C.M.: Nuestra política ha sido implementar la alternancia en las instituciones educativas para garantizar la salud mental de los niños y las niñas. Esperamos muy pronto retornar a la presencialidad, obviamente con la autorización del Ministerio de Educación y todos los sectores involucrados, padres de familia, rectores y estudiantes, para llegar a la normalidad. Desde el interior de nuestros círculos familiares es fácil notar cómo los niños se han convertido en personas asociables porque no tienen amigos con quien jugar o conversar; son niños tristes que ya no juegan a la pelota sino detrás del computador. Es necesario que vuelvan a interactuar con sus compañeros de escuela y de colegios.

Lea también: TierraCol, la plataforma de los pequeños productores para vender sin intermediarios

Lea también: El empresario paisa que cambia vidas de niños y jóvenes de poblaciones vulnerables de Antioquia con bloques de lego