Home

Mundo

Artículo

La gente protesta contra las restricciones COVID-19 de China en Toronto y Londres.
La gente protesta contra las restricciones COVID-19 de China en Toronto y Londres. - Foto: Reuters / Autor: Chris Helgren (izquierda), Alexander Mak (derecha).

mundo

“A todos los residentes, cierren sus ventanas ahora”: China rocía químicos tóxicos en el aire para combatir el coronavirus

Según la Comisión Nacional de Salud china, a casi tres años de la pandemia, solamente el 65,8 % de adultos mayores de 80 años tienen su esquema de vacunación completo.

China se mantiene firme con su política contra el coronavirus, misma que desató el fin de semana multitudinarias manifestaciones ante lo que algunos consideran es una violación de sus libertades. Una nueva ola de contagios ha llevado a que los confinamientos, pruebas de diagnóstico y otras restricciones vuelvan a tomar presencia bajo el nombre ‘cero covid’.

La ciudad de Chongqing, en el suroeste de China, ha sido escenario de otra fase en la estrategia gubernamental. Bajo el llamado “a todos los residentes, cierren sus ventanas ahora”, las autoridades empezaron a rociar químicos para intentar “desinfectar” el aire.

En imágenes, que ya circulan en redes sociales con miles de reproducciones, se evidencia cómo con un dron esparce el químico en las inmediaciones de conjuntos residenciales. Esta medida sanitaria se suma a un despliegue policial en diversas ciudades del país para evitar que protestas como las de los últimos días vuelvan a repetirse.

Las manifestaciones, inéditas en los últimos años en el ’gigante ‘asiático’, se detonaron luego de que hace una semana un incendio cobrara la vida de diez personas y dejara a varias heridas. Algunos de los que han salido a las calles acusan a la política ‘cero covid’ de limitar los esfuerzos para sofocar las llamas, señalamiento que el Gobierno ya ha salido a negar.

¿Censura y represión?

Las fuerzas de seguridad y algunos residentes chocaron entre la noche de este martes y la madrugada del miércoles en medio de una ola de protestas que ha llegado a pedir la renuncia del presidente Xi Jinping. En imágenes geolocalizadas por AFP se observa a agentes con trajes de protección y escudos antimotines y, de fondo, manifestantes gritando.

China Dissent Monitor, bajo la dirección de Freedom House, estima que desde el sábado –26 de noviembre– se han llevado a cabo 27 protestas en la nación. Por su parte, el grupo de expertos ASPI de Australia calcula en 43 las movilizaciones reportadas en 22 ciudades.

Algunos de los videos evidencian el traslado de civiles con sus manos esposadas, mientras el máximo organismo de seguridad pide que se implementen “medidas enérgicas”. En un comunicado, la Comisión Central de Asuntos Políticos del Partido Comunista dijo que era “necesario tomar medidas enérgicas contra las actividades de infiltración y sabotaje de las fuerzas hostiles de acuerdo con la ley”.

Organizaciones como Amnistía Internacional salieron en defensa de quienes han marchado e instaron al Ejecutivo para que no restrinja ese derecho. “Las personas deben poder expresar sus pensamientos libremente y protestar pacíficamente sin miedo”, señaló la ONG.

La noche anterior, una amplia presencia de agentes en Shanghái, parecía haber empezado a disminuir; sin embargo, en las calles la ira de la población sigue tomando fuerza. “La política actual es demasiado estricta, y mata a más gente que el propio coronavirus”, apuntó un transeúnte de 17 años que se identificó solamente como Ray.

“No somos agentes extranjeros, somos ciudadanos chinos. China debería tener voces diversas”, dijo una mujer, a la par que otra tenía un cartel como tributo a las víctimas que dejó el incendio de Urumqi.

¿Cómo va la vacunación?

Este martes las autoridades empezaron a acelerar la inmunización contra el covid-19 en los ciudadanos mayores. La Comisión Nacional de Salud se fijó como objetivo avanzar en “el aumento de la tasa de vacunación para las personas mayores de 80 años, y a seguir aumentando la tasa (...) de 60 a 79 años”.

Hasta el momento, solamente el 65, 8 % de la población que excede los 80 años tiene su esquema de protección completo, de acuerdo con el máximo organismo sanitario en el país. Una de las razones que el Gobierno ha aludido para intensificar sus medidas es la “limitada” cobertura en ese rango de edad.

Cuarentenas cuando se llega del extranjero, confinamientos locales y una ampliación de las pruebas de diagnóstico son muestra de ello.

*Con información de AFP y Reuters.