mundo

Asamblea General de la ONU aplaza resolución de condena al embargo cubano

En octubre de 1960, Estados Unidos impuso oficialmente un embargo económico parcial a Cuba, en respuesta a las expropiaciones realizadas por el castrismo de bienes de empresas y ciudadanos norteamericanos en la isla.


La Asamblea General de Naciones Unidas aplazó este miércoles la votación de la resolución, que se realiza anualmente, sobre el embargo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, impuesto en octubre de 1960.

La Asamblea también informó en un comunicado que volverá a reunirse el martes 17 de mayo a las 10.00 horas para celebrar el Foro Internacional de Revisión de la Migración.

En octubre de 1960, Estados Unidos impuso oficialmente un embargo económico parcial a Cuba, en respuesta a las expropiaciones ejecutadas por el castrismo a bienes de empresas y ciudadanos norteamericanos en la isla.

Año y medio después, el 3 de febrero de 1962, el entonces presidente estadounidense, John F. Kennedy, promulgó una medida con la que convirtió en total dicho embargo.

Las autoridades de la isla han reclamado en numerosas ocasiones el fin de este “bloqueo”, asegurando que con Biden en la Casa Blanca se están endureciendo las restricciones.

Lejos quedan en cualquier caso el acercamiento entre Washington y La Habana, que llevaron en diciembre de 2014 a la normalización de relaciones bilaterales.

Primera reunión de alto nivel desde que Biden es presidente

Cuba y Estados Unidos reanudaron el pasado 21 de abril en Washington negociaciones sobre migración interrumpidas desde 2018, en el primer encuentro bilateral de alto nivel desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca.

Las conversaciones “se centran de lleno” en el aumento de la migración desde Cuba tanto por tierra como por mar, afirmó en su momento el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Joe Biden es el segundo presidente católico de Estados Unidos. Foto: AP/ Evan Vucci.
Las autoridades de la isla han reclamado en numerosas ocasiones el fin de este “bloqueo”, asegurando incluso que, con Biden en la Casa Blanca, se están endureciendo las restricciones. - Foto: Foto: AP/ Evan Vucci.

Según la oficina de Aduanas de Estados Unidos, desde octubre de 2021 hasta marzo de 2022, más de 78.000 cubanos entraron al país por la frontera con México, es decir, el doble de los que abandonaron la isla durante la llamada “crisis de los balseros”, en 1994.

Una emigración masiva desde la isla, que coincide con su peor crisis económica en casi tres décadas, sobre todo desde que la pandemia de covid-19 golpeó el sector turístico.

“Discusiones sobre una migración segura, ordenada y legal siguen siendo de primordial interés para Estados Unidos”, dijo Price a los periodistas.

“Nuestra política más amplia se basa en el apoyo al pueblo cubano, el apoyo a sus aspiraciones democráticas. Hay elementos migratorios en eso, hay un elemento de reunificación familiar en eso, pero estas conversaciones son conversaciones sobre migración”, insistió.

El vicecanciller cubano, Carlos Fernández de Cossío, viajó a Washington para reunirse con funcionarios estadounidenses, entre ellos Emily Mendrala, a cargo de Cuba y migración en el Departamento de Estado.

Este tipo de reuniones sobre migración se habían llevado a cabo regularmente hasta que fueron suspendidas en 2018 por el expresidente republicano Donald Trump, quien defendió una línea dura frente a la normalización diplomática emprendida por su predecesor demócrata Barack Obama.

El objetivo de la reanudación, dijo un día antes el secretario de Seguridad Interior estadounidense, Alejandro Mayorkas, es evitar que los migrantes “se lancen al mar, porque son viajes muy peligrosos”.

Desde que Nicaragua eliminó el pasado 22 de noviembre la visa para los cubanos, miles de isleños han viajado por diferentes rutas a ese país aliado de La Habana para tratar de alcanzar la frontera de Estados Unidos, donde pueden acogerse a la Ley de ajuste cubano, de 1964, que privilegia a los ciudadanos de la isla con la residencia en un año.

*Con información de la AFP y Europa Press.