estados unidos

Audiencias sobre toma del Capitolio de EE. UU. se pausarán a pesar de las nuevas pruebas

La toma de este recinto ocurrió el 6 de enero de 2021.


El comité del Congreso que investiga el ataque del año pasado al Capitolio de Estados Unidos anunció este miércoles 22 de junio que se tomará una pausa de las mediáticas audiencias que adelanta, tras recibir una gran cantidad de nuevo material en video sobre Donald Trump y su familia por parte de un documentalista.

El presidente del comité, Bennie Thompson, les dijo a los reporteros que la audiencia del jueves, sobre los supuestos intentos de Trump de corromper al Departamento de Justicia, será la última hasta que se reanuden a “finales de julio”.

“La línea de tiempo de las audiencias está determinada, y continúa así, por la investigación. El comité selecto continúa recibiendo nueva evidencia relevante que pensamos será muy importante para la investigación”, dijo un asistente del panel.

La nueva evidencia incluye documentos del Archivo Nacional y múltiples pistas nuevas que llegaron a una línea de información desde que comenzaron las audiencias televisadas en junio.

El material más valioso sería una compilación de horas de grabaciones en video del documentalista Alex Holder, a quien se le brindó amplio acceso a Trump y a su círculo de confianza, como hijos y al vicepresidente Mike Pence, desde septiembre de 2020 y antes y durante los hechos del 6 de enero.

Cuando los legisladores regresen del receso de dos semanas en la segunda semana de julio, se espera que dediquen las audiencias restantes al tema de la radicalización de extremistas que irrumpieron en el Capitolio, así como al de la cultura de la violencia política en la extrema derecha.

Como muestra de la tensión política alrededor de las audiencias, The New York Times informó de un aumento en las amenazas violentas contra el panel de nueve miembros.

Algunos que han sido hostigados son Adam Kinzinger, uno de los dos republicanos del comité, cuya esposa recibió una amenaza de muerte contra ella y su hija de cinco meses.

Las mejores fotos del 2021
Los partidarios del presidente Donald Trump escalan el muro oeste del Capitolio de los Estados Unidos en Washington mientras intentan asaltar el edificio el 6 de enero de 2021, mientras dentro del Congreso se preparan para afirmar la victoria electoral del presidente electo Joe Biden. Foto AP / Jose Luis Magana - Foto: AP

También Liz Cheney, vicepresidenta del panel, tuvo que suspender eventos públicos masivos en parte por las preocupaciones relacionadas con su seguridad.

Estos hechos se producen después de que funcionarios de Arizona y Georgia comparecieron el martes a la cuarta audiencia pública, donde describieron los esfuerzos de Trump por aferrarse al poder, y que implicaron intimidación a funcionarios locales y trabajadores electorales. Además, lo señalaron por difamarlos y publicar datos personales.

Trump incitó un “intento de golpe”, dice comité que investigó asalto al Capitolio de EE. UU.

El comité que investigó el asalto al Capitolio de Estados Unidos en 2021 expuso el pasado 9 de junio que el entonces presidente Donald Trump estaba en el centro de lo que escaló a un “intento de golpe de Estado” para quedarse en el poder.

En una presentación televisada en horario de máxima audiencia de las conclusiones de su investigación, el comité especial trata de persuadir a un país dividido de la existencia de un complot aún en curso y orquestado por Trump, para revertir el resultado de las elecciones de 2020 que ganó Joe Biden.

El presidente Trump convocó a la turba, reunió a la turba y encendió la llama de este ataque”, dijo la vicepresidenta republicana del panel, Liz Cheney, en su discurso de apertura.

Minutos antes, al abrir la primera audiencia pública del panel, el jefe demócrata del comité, Bennie Thompson, acusó a Trump de estar “en el centro de esta conspiración”.

El 6 de enero (de 2021) fue la culminación de un intento de golpe de Estado, un descarado intento, como dijo un alborotador poco después del 6 de enero, para derrocar al Gobierno. La violencia no fue un accidente”, dijo.

En su presentación, el panel usó testimonios dados a puerta cerrada por algunos de los asesores de mayor rango y confianza de Trump, incluyendo el exfiscal general, Bill Bar, y su yerno y alto asesor, Jared Kushner.

*Con información de la AFP.