mundo

Aliado de Donald Trump es acusado de desacato en investigación de ataque al Capitolio

Siguen los problemas para el expresidente de Estados Unidos y sus más cercanos colaboradores.


El exdirector de comercio de la Casa Blanca y aliado cercano del expresidente Donald Trump, Peter Navarro, fue imputado el viernes por desacato al Congreso tras rechazar citaciones del comité de la Cámara de Representantes que investiga el asalto al Capitolio de Estados Unidos del 6 de enero de 2021.

Navarro, de 72 años, fue acusado de negarse a comparecer para dar su testimonio y rechazar entregar documentos al comité que investiga los ataques de cientos de seguidores de Trump que buscaban obstruir la certificación de Joe Biden como vencedor de la elección presidencial de 2020.

Navarro fue puesto en custodia y debe presentarse el viernes por la tarde en la corte, según el tribunal federal del distrito de Washington. El comité, que investiga si Trump, sus ayudantes y otros importantes republicanos instigaron o dirigieron el ataque, cree que Navarro puede conservar información relevante para el caso, indicó el Departamento de Justicia.

El comité señaló que tiene información que muestra que Navarro trabajó con el exasesor político de Trump, Steve Bannon, “para retrasar la certificación del Congreso y, en última instancia, cambiar el resultado de la elección presidencial de noviembre 2020″. Después de recolectar documentos y entrevistar a cientos de testigos en privado, el comité prevé realizar audiencias públicas para mostrar sus resultados a partir del 9 de junio.

Navarro describió en un libro publicado en noviembre haber creado un plan después de la elección, llamado “la barrida de Green Bay”, en referencia al fútbol americano, para revertir la victoria electoral de Biden al bloquear la confirmación en el Congreso. Escribió que Trump estaba “de acuerdo con la estrategia”.

La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, votaría poco después para remitir a Navarro y Scavino al Departamento de Justicia para que estudie la posibilidad de presentar cargos. De ser condenados, probablemente pasarían varios meses en prisión. Miles de partidarios de Trump, muchos de ellos asociados a grupos ultranacionalistas y de supremacía blanca, irrumpieron en el Capitolio el año pasado en un intento de impedir que se certificara la victoria electoral del presidente Joe Biden.

Habían sido azuzados por Trump, cuyo encendido discurso de ese día en el que afirmaba falsamente que había habido fraude electoral fue la culminación de meses de afirmaciones infundadas sobre una contienda que perdió limpiamente frente a Biden. Scavino era el responsable de las redes sociales del expresidente y ambos estaban juntos en la Casa Blanca cuando la turba comenzó su ataque, según el comité.

Navarro ya había emitido un comunicado indicando que no cumpliría con su citación, se ha jactado de su rol en la organización del esfuerzo de la campaña de Trump para anular el resultado de las elecciones. Se espera que el panel por lo ocurrido el 6 de enero comience a concluir la investigación en las próximas semanas mientras se prepara para exponer sus conclusiones en audiencias públicas.

Las remisiones para Bannon y Meadows fueron aprobadas por el pleno de la Cámara, pero el Departamento de Justicia hasta ahora solo ha avanzado en el procesamiento de Bannon, que ahora está luchando contra los cargos penales en tribunales.

Con información de AFP