Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Creativo Getty
Reducción en la esperanza de vida, dolorosa secuela del covid para América. - Foto: Getty Images/iStockphoto

coronavirus

Ciudadanos de América redujeron su esperanza de vida por cuenta de covid-19, según la OPS

De acuerdo con el informe, la esperanza de vida en la región pasó de 75,1 años en 2019 a 72,2 en 2021.

En medio de la 30.ª Conferencia Sanitaria Panamericana de la OPS, adelantada este martes, los expertos sanitarios hicieron una importante revelación sobre las secuelas del coronavirus en nuestro continente, apuntando que, más allá de las afecciones y problemas que deriva la pandemia sobre la salud de los ciudadanos que han padecido de covid-19 desde su aparición a finales de 2019, una de las principales consecuencias que ella ha derivado, se refiere a una significativa reducción en la esperanza de vida de los habitantes de América.

De acuerdo con el informe de la OPS, la población de América vio reducida en los últimos años la esperanza de vida en cerca de 3 años; más exactamente en 2,9 años, según las estadísticas del organismo regional sanitario, recordando que, en medio de la emergencia, sobre la que la OMS advierte que aún es necesario mantenerse atentos, el continente fue uno de los principales y más afectados territorios.

En ese sentido, el informe de la OPS refiere que nuestro continente sufrió un aproximado de 177 millones de casos, y la pandemia derivó en el fallecimiento de aproximadamente 2,8 millones de pacientes, en una estadística que aún va en aumento.

De acuerdo con declaraciones entregadas por Sebastián García Saiso, director del Departamento de Evidencia e Inteligencia para la Acción en Salud de la OPS, y recogidas por medios internacionales, “la pandemia ha afectado directa e indirectamente a la salud de la población y amenazado el avance contra diversas enfermedades”, recordando el rezago que ello también significó en la práctica de tratamientos contra enfermedades contra el cáncer y el sida, así como en materia de campañas de prevención e inmunización, lo cual también sumó en la consecuencia allí expuesta de la reducción de la esperanza de vida.

De acuerdo con el informe, la esperanza de vida en el continente, más precisamente en la región de América Latina, pasó de 75,1 años en 2019 a 72,2 en 2021, basando los resultados en un estudio adelantado por la ONU en 2022.

A su turno, la esperanza de vida en la región de Norteamérica representa un menor impacto, que no deja de ser significativo: una reducción de 1,8 años.

Pese a la triste estadística, los expertos también han advertido que dicha situación podría llegar a revertirse, enfatizando en que para ello los países avanzar en la implementación y desarrollo de sus respectivos planes de vacunación contra la covid-19.

En ese sentido, el llamado de la OPS también apuntó a que los distintos países puedan invertir aún más en el fortalecimiento de sus servicios de salud, advirtiendo los problemas que en la región también refiere el problema de la inequidad o brecha social frente a las posibilidades de acceder a servicios de salud de calidad y oportunos.

El panorama covid en la región a su vez reveló impactantes estadísticas, que señalan que América fue el escenario del 37 % del total de casos de covid-19 en el mundo, cifra que es muy elevada, y que a su vez está complementada con otra que devela aún más el problema de la atención sanitaria en el continente, pues, del total de muertos por coronavirus en el mundo, América alberga actualmente el 45 % de los casos.

En la estadística de la OPS, recogida por medios internacionales también se hace una fuerte advertencia, en la que se señala que la situación es aún más grave en Suramérica, advirtiendo que si bien la región de Norteamérica refirió el 55 % del total de todos los casos de contagios, el hecho de que América Latina condense el 62 % de los casos de muerte advierte sobre el panorama de la situación.

En ese sentido, la OPS denunció que, según el informe de los diferentes países, en medio de la emergencia sanitaria, el 93 % de los países advirtieron que la pandemia significó la congelación parcial de parte de los llamados servicios esenciales de salud.

*Con información de la AFP.