coronavirus

Atentos: España impuso restricciones por covid-19 a los colombianos; habrá cuarentena

La medida será implementada a partir de este martes 27 de julio y abarca a viajeros de otros países como Bolivia, Argentina y Namibia.


El gobierno español anunció este sábado que a partir del 27 de julio impondrá una cuarentena de 10 días a los viajeros procedentes de Argentina, Colombia, Bolivia y Namibia.

La nueva cuarentena podrá reducirse a siete días si los viajeros presentan un test negativo de covid-19 el séptimo día.

Según el Ministerio de Salud de España, el decreto empezará a regir por un periodo de 14 días, pero podría ser ampliado si así lo requieren las autoridades.

La medida se tomó con el objetivo de intentar mitigar la propagación del coronavirus, en especial de las nuevas variantes que son más resistentes a las vacunas y tratamientos. Como medida adicional, el Gobierno anunció que seguirá pidiendo cuarentena de 10 días a los viajeros procedentes de India y limitando los vuelos desde Sudáfrica y Brasil.

Al igual que en varias partes del mundo, España vive una nueva ola de casos de coronavirus, impulsada principalmente por la variante Delta de la covid-19, descubierta en India.

Durante los últimos días, España ha promediado 677 casos nuevos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, razón por la cual en distintas regiones se han vuelto a implementar medidas de restricción.

Los casos son menos graves que durante las olas anteriores gracias a la campaña de vacunación: 53 % de la población está totalmente vacunada y 64 % recibió al menos una dosis, según cifras oficiales.

¿Aplicación de una tercera dosis en España?

Recientemente, España anunció la adquisición de vacunas por 2.280 millones de euros (unos 10 billones y medio de pesos colombianos) con lo cual se contempla la posibilidad de aplicar una tercera dosis de refuerzo contra el coronavirus.

Así lo señaló la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien dijo en una entrevista con Onda Cero que “todo apunta” a que se procederá a aplicarla aunque reconoció que, por el momento, no se ha determinado cuándo comenzará a suministrarse.

La funcionaria indicó que se suscribieron contratos para la adquisición de vacunas por 1.800 millones de euros con Pfizer y cerca de 480 millones con Moderna para recibir dosis de vacunas en 2022 y 2023.

La ministra de sanidad consideró además que los españoles tendrán que vacunarse cada año “sin duda alguna”, aunque dijo que los esfuerzos en estos momentos están centrados en “seguir vacunando a todo el mundo hasta alcanzar, si es posible, el 100 %” de la población española con las dosis completas.

Recientemente, las farmacéuticas Biontech/Pfizer y Moderna adelantaban que sería necesaria esa dosis de refuerzo y que pedirían autorización para ello.

Este anuncio se conoce en momentos en los que se extreman nuevamente las medidas biosanitarias para evitar el incremento de los casos de coronavirus.

La temperatura es de más de 35 grados, pero bocas y narices siguen cubiertos en Madrid. El tapabocas dejó de ser obligatorio en las calles, pero los españoles se aferran a este mientras algunas regiones buscan volverlo a imponer al aire libre ante la explosión de contagios, a contracorriente de otros países europeos.

Katherin Castro, con 18 años y una dosis de la vacuna, va por la calle con ella “por si acaso”. Es la imagen de muchos españoles que no quieren desprenderse de la mascarilla, un implemento que se volvió parte de la vida cotidiana desde hace año y medio. “Todavía hay covid, y aún con vacuna hay muchos contagios”, dice.

Con una FFP2 y caminando por una amplia avenida madrileña, Juana Delgado, de 65 años, asegura que lleva la mascarilla “todos los días”. “No pienso quitarla de momento”, señala, afirmando que solo se siente “segura en casa”.

Un mes después de la relajación del uso de la mascarilla en España, pocos la han abandonado, en momentos en que el Reino Unido renunció a ella y en Francia se baraja quitarla para los vacunados en algunos sitios cerrados.

Con información de AFP.