violencia de género

Condenan a mexicana que denunció caso de abuso sexual en Catar

A la mujer le impusieron una condena de 100 latigazos y siete años de cárcel.


La joven mexicana Paola Schietekat es politóloga, economista y fue becada para estudiar en Oxford. Viajó a Catar para trabajar como científica social conductual en el comité organizador del Mundial de Fútbol que se llevará a cabo este 2022. Ella reside en Doha, una región en la que impera la sharía, ley islámica estricta y conservadora.

Sin embargo, Paola es noticia en las primeras planas de medios de todo el mundo debido a que fue víctima de agresión sexual por parte de un hombre latino que irrumpió en su casa. Todo inició cuando este entró a la residencia de la mujer, la despertó e intentó abusar de ella sexualmente. Schietekat como pudo se defendió y debido a ello resultó con moretones y golpes.

Antes de presentar la denuncia formal, acudió a la Policía en compañía del cónsul de México en Catar, Luis Ancona, pero las autoridades hicieron el interrogatorio en árabe, idioma que el hombre desconocía. Desde allí, algunas irregularidades se empezaron a presentar y por ello el caso de la mujer tuvo un vuelco en el que ella pasó de víctima a victimaria.

En el hilo de Twitter por el que se conoció al caso se señaló que de acuerdo con la Convección de Viena sobre relaciones Consulares, las embajadas y consulados tienen la obligación de notificar a personas mexicanas detenidas sobre sus derechos, brindar protección consular y garantizar el cumplimiento de las formalidades esenciales de procedimiento.

Sin embargo, se vio que como Paola y el cónsul no manejaban el idioma fueron citados a rendir testimonio frente al agresor. Allí, nuevamente, se llevó a cabo el proceso en árabe porque los cataríes solo dominaban ese idioma. Según la denuncia, a pesar de conocer algo sobre el idioma, ella se intentó defender, pero su intento fue en vano debido a que el hombre que la intentó abusar argumentó que él era su pareja sentimental.

Luego de ello, autoridades del país de oriente comenzaron a investigar a la mujer y la señalaron de cometer un delito, pues tener relaciones sexuales fuera del matrimonio en ese país amerita una sanción de 100 latigazos y al rededor de siete años de prisión, por lo que Paola tuvo que salir huyendo con ayuda de Human Rights Watch.

La corte catarí absolvió al agresor y mantiene acusada a la mujer por una relación fuera del matrimonio. La audiencia final será el próximo 6 de marzo. Paola Schietekat busca ayuda para que los cargos sean retirados y pueda retomar su trabajo.

Por su parte, el consulado de México en Catar señaló, el pasado 16 de febrero, que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) brindó el apoyo necesario a la mexicana. Por medio de un comunicado explicaron que ni ellos ni las autoridades cataríes le ofrecieron un traductor, ya que Schietekat “habla árabe de manera fluida”, algo que ella misma negó, según recogió el diario El País.

Posteriormente, el 18 de febrero, Paola se reunió con el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para aclarar su caso y negociar una intervención diplomática para que se le permita a la mujer regresar a Doha. “El consultor jurídico de la SRE, nuestro mejor abogado, se hará cargo de defenderla y de que sean respetados todos sus derechos como ciudadana mexicana”, escribió el canciller en su cuenta Twitter en el que aparece fotografiado con la joven.